REPORTAJES

Domingo 21 de Junio de 2009

Belisario Velasco, secretario ejecutivo del comando del abanderado oficialista:
Con Marco estaremos juntos en la cruzada que signifique el triunfo de Frei

El ex ministro reflota con fuerza la necesidad de bajar la tensión con Enríquez-Ominami. "Es indiscutible que nuestro adversario es Piñera y no deberemos perder eso nunca de vista en lo que queda de campaña", asegura.  
FRANCISCO TORREALBA Una estufa Toyotomi ayuda al ex ministro del Interior Belisario Velasco a capear el frío en el comando de Eduardo Frei. Afuera llueve con fuerza y Velasco disfruta no sólo del calor, sino que también de los números de la encuesta CEP conocida el jueves.
No es para menos. Hasta antes del sondeo, en el comando las sonrisas escaseaban e incluso estaban preparados para lo peor: que Marco Enríquez-Ominami estuviera a menos de 10 puntos del senador DC y éste muy lejos de Sebastián Piñera.
Pero cuando en su misma oficina, distante a unos cuantos metros de la de Frei, Velasco siguió en frío por televisión la entrega de los resultados, finalmente respiró tranquilo. Era como si el calor volviera a su despacho.
El suyo es el triunfo del primer creyente. El sondeo mostró que después de casi un año y medio -desde que en el verano de 2008 fuera a la casa del ex gobernante en Santo Domingo a convencerlo de que repostulara a la Presidencia- su apuesta no fue equivocada. Pese a las dudas que en los últimos meses se fueron instalando en distintos sectores oficialistas, según el CEP lo más probable es que Frei esté peleando codo a codo con Piñera en diciembre... y enero.
-Sinceramente, ¿se durmió tranquilo el miércoles, la noche anterior a que se conociera la encuesta CEP?
-La verdad es que estaba contento, porque el acto del Teatro Caupolicán había sido un éxito. Pero indudablemente que uno antes de quedarse dormido piensa que la encuesta se va a entregar al día siguiente y se pregunta cómo vendrá.
-Se dice que ustedes supieron el mismo miércoles los resultados de Frei en el sondeo.
-Ninguno de nosotros tenía antecedentes de cuáles serían los resultados, y aunque esperábamos un crecimiento de Eduardo, mientras uno no ve las cifras tiene cierta inquietud.
-¿No cree que hubo exceso de optimismo en el comando tras los números revelados por la CEP? En 2005, en esta misma fecha, Bachelet en primera vuelta estaba a 25 puntos de Lavín y a 31 de Piñera. Hoy Frei sólo se acerca a Piñera.
-Es verdad, pero un mes antes de esa fecha, la derecha tenía un solo candidato, Lavín, y después apareció Piñera, así es que uno nunca sabe lo que pueda pasar.
-¿Temían que Enríquez-Ominami estuviera más cerca?
-No, porque esta encuesta es presencial, son entrevistas personales, por lo que es más exacta que una telefónica. Además, los antecedentes que habíamos recogido en terreno eran similares a los de la encuesta. Pero, obviamente, mientras eso no se confirma, le reitero, hay cierta ansiedad o inquietud, pero no temor, porque confiábamos que el escenario que me pregunta no se daría.
-Pero en el comando se habían puesto en varios escenarios, incluso con Enríquez-Ominami a seis puntos de Frei.
-A mi juicio, había que esperar el resultado antes de hacer tantas suposiciones, porque éstas son infinitas... si está a cinco puntos, a diez, a veinte... Es mejor hacer estimaciones en líneas generales.
-Uno de cada tres votos de Enríquez-Ominami va a Piñera en segunda vuelta. Para que Frei pueda ganarle tendrá que quedarse con toda la votación del diputado y para eso imagino que no es recomendable atacarlo...
-Hay gente que no está totalmente contenta con el trabajo que ha hecho la Concertación, ahí está parte importante de la votación de Marco, pero es indiscutible que nuestro adversario es Sebastián Piñera y no deberemos perder eso nunca de vista en lo que queda de campaña.
-Entonces, ¿no se verá al comando y a Frei peleando con Enríquez-Ominami?
-Yo nunca he sido partidario de agarrarme a combos con nadie. La verdad es que reconozco sólo como adversario a la derecha y al señor Piñera. El resto de los candidatos, en definitiva, han tenido o tienen que ver con la Concertación y con lo que se ha hecho en estos 20 años. Cualquiera de ellos puede mirar con orgullo su participación en muchos de los proyectos de ley que se aprobaron y en el avance que ha tenido este país. Así es que creo que en estos seis meses hay que guardar la calma, tener tranquilidad, trabajar codo a codo en la Concertación y recuperar a muchas voluntades que no están conformes con lo que hemos hecho, pero que estoy seguro que cuando llegue la hora estarán acá y no con la derecha.
-Pero Eugenio Tironi, miembro del comando, tanto en su blog como en las reuniones del equipo estratégico ha impulsado la tesis de que hay que atacar a Enríquez-Ominami.
-Creo que todos tenemos derecho a hacer análisis y escribir columnas, además de que todos tenemos huellas digitales distintas, ADN distinto. Pero yo no pienso en esos términos en relación a las otras candidaturas originadas en la Concertación. Insisto: nuestro rival es Piñera, este país necesita un Presidente y no un gerente. Necesita a alguien que trabaje y legisle en función del interés del país y no de sus intereses personales. Este es un país, no la Bolsa de Comercio. Estoy seguro de que con Marco vamos a estar juntos en la cruzada que signifique el triunfo de Frei en una segunda vuelta.
-¿Cree que la UDI podría levantar un candidato propio, como lo hizo RN en 2005 cuando Lavín comenzó a estancarse?
-El tiempo lo dirá y ése es un problema de ellos, aunque imagino que en la UDI deben estar inquietos. Sobre todo Longueira, que siempre fue de la tesis del candidato propio. De que tiene problemas la candidatura de Piñera, los tiene.
-Antes de la encuesta en la Concertación algunos comentaban que había que levantar a Andrés Velasco.
-Una de las grandes virtudes que tiene esta encuesta es que mata rumores y mata fantasmas.
-El 22 de abril, en la primera reunión del comando con la Concertación, Pablo Halpern dijo que había que sacar a los partidos de la foto. Pero una de las conclusiones post CEP es que una fortaleza de Frei es el trabajo en terreno, donde los partidos tendrían un rol fundamental.
-A ver, el órgano superior de esta campaña para decisiones políticas como ésa es el comité político, que preside Eduardo Frei e integran los cuatro presidentes de partido; quien habla, como secretario ejecutivo; el coordinador del comando, Sebastián Bowen; el jefe de comunicaciones, Pablo Halpern, y el jefe territorial, Jorge Burgos, en ese orden. Eso quiere decir que los partidos tienen y tendrán una importancia fundamental. Sólo en las dictaduras y en los gobiernos populistas los partidos no importan.
-¿Se equivocó Halpern?
-No escuché esa opinión de Pablo, pero en mi opinión el trabajo de los partidos y el del comando debe ser complementario y no excluyente.
Mayo-junio 2009:
30%
en primera vuelta con "voto en urna", mientras que Piñera obtiene 37% y Enríquez-Ominami alcanza 13%.
39%
en segunda vuelta versus Piñera, que obtiene 41%.
Fuente: CEP 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<STRONG>CONCILIADOR</STRONG> ?Yo nunca he sido partidario de agarrarme a combos con nadie. La verdad es que reconozco sólo como adversario a la derecha y al señor Piñera. El resto de los candidatos, en definitiva, han tenido o tienen que ver con la Concertación?.
CONCILIADOR ?Yo nunca he sido partidario de agarrarme a combos con nadie. La verdad es que reconozco sólo como adversario a la derecha y al señor Piñera. El resto de los candidatos, en definitiva, han tenido o tienen que ver con la Concertación?.
Foto:Harold Castillo
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales