WIKÉN

Viernes 26 de Diciembre de 2008

Lo mejor del Cine

En un año de abundante cine chileno, pocas cintas realmente brillaron. Pero esas, brillaron fuerte; como 'Tony Manero' o 'La buena vida', que reveló estupendos actores.
POR ANTONIO MARTÍNEZ Y ERNESTO GARRATT

MEJOR ACTOR CHILENO

Alfredo Castro

Hace rato que Alfredo Castro se merecía un año como 2008: lleno de reconocimientos y victorias. Su protagonismo en "Tony Manero" como Raúl Peralta, hombre sin oficio conocido a no ser por "el espectáculo" (como dice él), le valió ser comparado con Al Pacino por el diario Le Monde. El personaje que Castro construye, y que le valió el trato de estrella de rock en Cannes, tiene mucho del propio background del actor: en el brillo oscuro y húmedo de Tony Manero, está su pasado en el teatro y también una visión del país, y por eso la película es impensable sin su actuación. Castro también brilló en 'La buena vida' y en 'Secretos'. 2008 fue su año.

MEJOR PELÍCULA

CHILENA

"Tony Manero"

Es la mejor película local no porque sea la más entretenida ni porque recree el pasado chileno - fines de los 70- con esa nostalgia de "Los 80". "Tony Manero", de Pablo Larraín, es ruda, dura, amarga, de pocos amigos y de eso muchas veces se trata el arte, el gran arte del cine. "Esta es una mirada devastadora al Chile de fines de los 70, carente de piedad, cariño y conmiseración por nadie", dice el crítico Antonio Martínez. Un filme con tomas desenfocadas, una cámara siempre sobre Castro, con dosis de violencia, sexo y que nunca explica por qué este protagonista hace lo que hace. Puro arte.

MEJOR ACTRIZ

CHILENA

Manuela Oyarzún

Es verdad que Manuela Oyarzún no es protagonista en "La buena vida", de Andrés Wood, pero es como si lo fuera. Con apenas unas cuantas apariciones, se roba esta película chilena cuando encarna a Esmeralda, la funcionaria de una institución bancaria que llena la pantalla con su naturalidad y encanto. En la historia, Esmeralda se pone detrás de un escritorio para aprobar créditos y la verdad es que conmueve y llama la atención sobre sí de inmediato. Y su talento en pantalla, provisto de una fotogenia pocas veces vistas, no es algo gratuito. Manuela Oyarzún es una actriz "apabullante", según la crítica teatral, y, además, se mueve como pez en el agua como directora y dramaturga. Oyarzún es la mejor actriz del cine chileno este 2008 porque, con tan poco (tiempo y espacio en la pantalla grande), arma tanto y tan bien. Su Esmeralda es identificable, reconocible y querible. Y lo hace, prácticamente, sin moverse de su escritorio.

MEJOR ACTOR

REVELACIÓN

Roberto Farías

No es que Roberto Farías (39) sea nuevo, sino que recién ahora ha conseguido una vitrina mediática donde demostrar su talento. Y esa vitrina se llama "La buena vida". Edmundo, su personaje, es un peluquero de Santiago centro que aún vive con su anciana madre y cuyo sueño es tener un auto. Y todos los sentimientos que traspasan al personaje, Farías los maneja con talento. Una cara nueva - para el cine por lo menos- que debería seguir formando parte de las futuras producciones locales.

MEJOR DIRECTOR EXTRANJERO

Christopher Nolan

El inglés Christopher Nolan lo hizo demasiado bien en 'Batman. El caballero de la noche'. Así lo explica el crítico de cine Antonio Martínez: "La podredumbre moral y física de filmes previos de Nolan como 'Memento' (2000) o 'Insomnia' (2002) se expandieron a dimensiones cósmicas en esta película. El director y coguionista, en la adaptación, instaló al cómic en su mejor sueño: el cine".

MEJOR PELÍCULA

EXTRANJERA

"Sin lugar para los débiles"

Esta película de los Coen basada en la novela de Cormac McCarthy es una obra maestra. Parecido a un western contemporáneo, con el paisaje del desierto norteamericano como telón de fondo de un frente a frente entre "el héroe" (Josh Brolin), quien encuentra un botín que no es suyo, y un malo malo (Javier Bardem), alguien sin pasado y que actúa sin patrón predecible. Esto es cine del grande y que refleja los miedos de nuestros tiempos, con un asesino en serie que es la encarnación del mal en estado puro. Una obra demoledora y melancólica.

MEJOR DIRECTOR CHILENO

Ernesto Díaz por "Mirageman"

Este joven creativo ya dejó de ser una revelación porque lleva dos películas como realizador, aunque, la verdad, siempre tiene algo con qué sorprender. La especialidad de Díaz es el género de acción cruzado con las artes marciales, una combinación que le sale perfecta al lado de su socio, el actor Marko Zaror. Díaz lo hizo en "Kiltro" y ahora lo logra con creces en "Mirageman", un popurrí de los clichés de las películas de superhéroes, rearmado con astucia y toques de brillantez aplicado a la realidad chilena. En vez de la cabina telefónica de Superman, tenemos a un héroe (Zaror) que se cambia su traje detrás de un basurero para descubrir, luego, que le han robado sus prendas. Díaz es un hábil narrador, que dentro de un género masivo y popular como éste, no sólo hace funcionar los engranajes de la acción desde el guión y la dirección. También aporta con una visión pop, lúcida, clara y al nivel de cualquier buena película de masas extranjera. Díaz juega al género, a las patadas y combos, pero aporta inteligencia en una historia que tiene anotaciones sociales, oscuridad, pero también una nada despreciable cuota de humor para amortiguar un profundo espesor bien conducido.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales