ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Miércoles 23 de Junio de 2004

A todos nos ha faltado capacidad para conversar y flexibilidad

El ministro de Minería, Alfonso Dulanto, cree que en el tema del royalty hay sectores abiertos a negociar y otros politizados como la Sonami, que "no quiere que le vaya bien al Gobierno"

ANDRÉS SCHERMAN

Ya son dos meses los que el royalty está sobre la agenda y el ministro de Minería, Alfonso Dulanto, ha vivido bajo la presión de ser una de las caras visibles de un proyecto que el empresariado ha rechazado con mucha fuerza. En una entrevista realizada en Antofagasta, el secretario de Estado explica a fondo la dinámica en que ha caído esta discusión.

-¿Qué le ha parecido la respuesta de las mineras al proyecto de royalty?

"A mí me parece desmesurada la reacción del Consejo Minero. Aunque no habría que hablar del Consejo Minero... hablemos de las empresas o algunas de las empresas del Consejo Minero".

-Pero éstas hablan a través del Consejo...

"Sin embargo, ha habido diferencias de estilo. No es que el Consejo Minero esté a favor del royalty, pero, por ejemplo, el presidente del Consejo Minero jamás ha tenido una opinión destemplada respecto del Gobierno ni tampoco respecto de este ministro. Y esas cosas son extremadamente útiles cuando uno tiene que enfrentar conflicto. Esto no es extrapolable a todos los dirigentes gremiales que hay en el país, por supuesto".

-¿Están quebradas las relaciones entre el Gobierno y el sector privado?

"Quebradas, no. Tenemos una diferencia de opiniones...".

-¿Cuán tensas están?

"Están en lo que todos sabemos. Tenemos una diferencia de opiniones respecto de un tema que se llama la aplicación o no de una regalía o compensación por el uso de un recurso no renovable, tema que ha sido solucionado en prácticamente todas las economías del mundo. La mayor parte de estos países tienen este tipo de cobros. En consecuencia, no es un tema para quebrar relaciones. Lamentablemente, el error que cometimos, y yo me hago responsable en parte de ese error también, es que a todos nos ha faltado capacidad para conversar. Nos ha faltado flexibilidad".

"Finalmente, no fue posible sentarse a conversar y ahora vamos a tener que discutir en el Parlamento".

-¿Le preocupa que la salida de Codelco del Consejo signifique una unificación de los gremios?

"No. A mí no me preocupa. La idea es que cuando el tema del royalty salga del debate, que esperamos que salga luego, Codelco pueda reinsertarse en el Consejo".

-¿Tiene sentido el Consejo sin Codelco?

"No es que no tenga sentido, pero te digo, le falta un actor importante. Codelco después de todo produce el treintitantos por ciento del cobre que se produce en Chile. Codelco aporta al Consejo Minero y viceversa. Entonces, la empresa se va a reinsertar para tener una industria más limpia que produzca a costos más baratos y que sea lo más competitiva posible".

-¿Por qué aseguró que no iba a haber royalty? Lo dijo en su cuenta anual de diciembre del año pasado...

"Yo plantee esto de distintas formas desde que llegué al Ministerio. Lo presenté como fondo sustentable voluntario y no fue aceptado. Plantee el tema del clúster como otro camino posible para la industria de poder hacer un aporte mayor y contribuir de manera más efectiva al desarrollo del país y de las economías de las regiones, pero tampoco resultó".

"Además, salió el tema de la venta de Disputada en que no se reconoce el derecho de Enap de recompra y se trata de evitar el pago del impuesto a la ganancia de capital que es un impuesto que pagamos todos los chilenos hasta cuando vendemos un auto".

"Todo esto genera una opinión pública que dice que algo no funciona y cree que las empresas pueden hacer un aporte mayor".

-Las empresas dicen que les están cambiando las reglas del juego...

"Estamos tratando de generar un proyecto que no cambie los compromisos del Decreto Ley 1.600 que le da estabilidad a las empresas extranjeras".

"Además, el país tiene todo el derecho de cambiar la ley, como está estipulado en la Constitución. En este caso, hemos agregado una nueva obligación a la Ley Orgánica de Concesiones Mineras y se necesita un quórum de 4/7".

-Muchos empresarios plantean que este es un proyecto de la Democracia Cristiana, impuesto a presión en el Gobierno.

"Yo no milito en ese partido. He visto en el diario comentarios de que desde el Ministerio y, eventualmente, el ministro podría haber estado detrás de esto. En este momento, soy partidario de que se haga, pero no tengo ninguna participación en las decisiones de la DC. La DC tiene un conjunto de personas destacadas que pueden armar un proyecto en este sentido en poco rato".

"Desde que entré al Ministerio empecé a estudiar el régimen tributario de la minería. En definitiva, veíamos distintos mecanismos que pudieran aplicarse en el caso de que quisiéramos tener una mayor contribución".

-¿A usted se le ocurrió en el Gobierno la idea de un royalty?

"Esta idea viene propuesta por muchos chilenos. El senador Lavandero ha sido bastante más activo que yo".

-¿Cómo se ve el tema en el gabinete?

"Existe un consenso de que esto es un paso que hay que dar. Este es un tema que hay que arreglar ahora y no en un año más, cuando estemos en plena campaña presidencial".

"Entonces, responsablemente, para que eso no suceda y para que la industria minera en el intertanto no sufra el daño de no saber cuál va a ser su situación".

-¿Eyzaguirre fue partidario desde el principio del proyecto?

"Habría que preguntarle a él".

-Pero dicen que no estaría de acuerdo desde el principio con este plan...

"No he hablado del tema en esos términos con él, pero hemos estado trabajando con Hacienda y con gente bajo sus órdenes por más de dos meses".

-¿Ninguna diferencia con Eyzaguirre?

"Obviamente va a haber pequeñas diferencias, aunque tenemos una visión común en esto. Lo importante es que hay buena complementación entre Minería y Hacienda".

-¿Hay una campaña del terror cuando dicen que el royalty va a bajar las inversiones?

"Sí. Nadie puede creer que la aplicación de un royalty que implica bajar la rentabilidad sobre el patrimonio en menos de un punto, en el peor de los casos, puede tener un impacto en una empresa que quiere hacer una inversión en minería. No tiene un impacto que haga inviable las inversiones que están en carpeta".

-Hay gente que dice que esto es sólo el inicio, ¿asegura no volverá a gravarse a las mineras?

"Yo creo que lo que te fija el tope es que la industria no pierda la competitividad. Y nosotros creemos que el royalty sigue manteniendo a la industria en el primer lugar en competitividad. No estoy porque la minería desaparezca. Planteamos algo razonable".

-¿El periodo electoral no contamina el debate?

"Ojalá que no y que podamos resolver este tema luego. Ya sea que se apruebe o no se apruebe".

-¿No hay ningún fin electoral en este proyecto?

"No. Ahora se dice que mis decisiones son de carácter político y antes se me calificaba como el apolítico. Lo que sí hemos hecho es un seguimiento de las utilidades de la industria desde hace dos años".

-Pero las empresas tampoco se han salido del marco legal en que las invitaron a invertir en Chile...

"Perfecto. En ese marco las invitaron, pero el país tiene pleno derecho a cambiar las cláusulas de la ley. Me preguntó ¿dijo alguien que habían cambiado las reglas del juego? ¿Por qué nadie alegó cuando, de un día para otro, se subió el IVA a todas las empresas?".

-¿Porque las empresas mineras son más poderosas, porque tienen más capacidad de lobby, porque comprometen a su Gobierno?

"Tengo la impresión de que hay un temor y que las mineras han sobreactuado en este tema. En esa sobreactuación ha faltado realismo comercial para enfrentar un tema que en otro país ya estaría resuelto".

Su relación con los empresarios

-¿Cómo es su relación con el sector privado? Usted viene del mundo empresarial...

"Me ha tocado resolver temas complicados. Si vamos a la gente de la Sonami, se han opuesto a todas las propuestas que se han hecho. Al clúster y a la firma del protocolo con el Senado que hizo posible el decreto 76 que fijó políticas para la pequeña y mediana minería. Después, se opusieron a la recompra de la porción que había en Disputada y al cobro del impuesto a la ganancia de capitales, no han hecho aportes al tema del royalty. En definitiva, ¿estamos frente a qué?".

-Pero su relación con los empresarios durante su gestión ha sido ¿buena, mala, difícil...?

"Lo que me interesa es obedecer las instrucciones del Presidente y ser consecuente con mis ideas. Todo lo que he hecho hasta la fecha está en línea con las instrucciones del Presidente. Hago lo que tengo que hacer y lo que la mayor parte de los chilenos cree que hay que hacer: obtener una mayor contribución de la industria minera".

-¿Cree que la Sonami está politizada en exceso?

"Si yo veo por qué se oponen a todos estos temas, es porque buscan que al Gobierno no le vaya bien. Yo no veo un ánimo de colaboración. Pero ese no es mi desvelo. A mí me interesa la confianza del Presidente".

"Existe un consenso de que esto (el royalty) es un paso que hay que dar. Es un tema que hay que arreglar ahora y no en un año más, cuando estemos en plena campaña presidencial".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El ministro Dulanto asegura que está en línea con las instrucciones del Presidente Lagos.
El ministro Dulanto asegura que está en línea con las instrucciones del Presidente Lagos.
Foto:EL MERCURIO


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales