DEPORTES

Miércoles 13 de Noviembre de 2002


Paternidad

Juan Aguad Kunkar

Universidad de Concepción derrotó a la Universidad Austral por 87-76 y consiguió por sexta vez consecutiva el título de campeón del básquetbol universitario. Tercero finalizó Universidad Católica de Santiago, que derrotó 94-86 a la UC del Maule.

El conjunto penquista, dirigido por Cipriano Núñez, ha acreditado hace largo rato su paternidad en estas confrontaciones de las universidades tradicionales. De hecho, ha ganado sus últimos treinta partidos en esta competencia y, en doce años, ha logrado la corona en diez ocasiones.

El torneo, que se disputó la semana pasada en Talca, resultó atractivo y de calidad, porque los cuatro finalistas contaban con jugadores que participan en la Dimayor, como Jorge Valencia y Rodrigo Zúñiga en los campeones, y Ramiro Vera y Claus Prutzmann en los valdivianos. Los técnicos eran de igual renombre: Núñez en el campeón; Marcos Guzmán en la Austral; Alejandro Coloma en la UC y Manuel Herrera en los talquinos.

Lamentablemente, al estar inserta en medio de los playoffs de la liga más importante, la cita no alcanzó la difusión y promoción que merecía. La coincidencia en la programación es uno de los problemas que debe resolver nuestro baloncesto. Las competencias universitarias masculina y femenina, que otrora tuvieron el más alto nivel (sus jugadores integraban mayoritariamente las selecciones nacionales), han renacido y merecen espacio. Las universidades privadas realizan torneos similares y de parecida calidad.

No obstante la agotadora jornada (jugaron cinco partidos de lunes a viernes), los cesteros actuaron el fin de semana por sus equipos en la Dimayor, completando nueve encuentros en igual número de días, algo que pocos deportistas son capaces de hacer.

En Santiago, la U. de Concepción volvió a acreditar superioridad sobre la UC al eliminarla después de ganar el domingo por 80 a 71 (había perdido sorpresivamente el sábado 90-73). El trabajo defensivo de Zúñiga, los rebotes de Valencia y el aporte del norteamericano Jamal Livingston fueron decisivos para anular el esfuerzo de Percy Werth, Mike Elliot y Felipe Contreras, los más competentes en los santiaguinos. Los sureños terminaron el año con cuatro victorias por dos de la UC.

Donde no hubo superioridad, sino equilibrio, fue entre Osorno y el resucitado Valdivia, que igualan a dos partidos y deben definir esta noche en el gimnasio de los primeros, seguramente ante no menos de tres mil ilusionados hinchas osorninos.

Mientras tanto, Llanquihue y la U. de Concepción tendrán la oportunidad de descansar y esperar lo que ocurra esta noche para conocer sus rivales en semifinales, y también si ellas comenzarán este sábado, porque en Talca, el Tribunal de la Dimayor resolverá si se juega el cuarto partido (y pueden llegar al quinto) entre la UDE de Temuco y Liceo Mixto de Los Andes.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales