NACIONAL

Lunes 3 de Junio de 2002

Titular de Mideplan:
Cecilia Pérez es la nueva ministra estrella del gobierno de Lagos

Cuando el Presidente la nombró, muy pocos la conocían. Hoy encabeza uno de los proyectos más ambiciosos de Lagos: erradicar la pobreza.
LAUREANO CHECA

La vida tiene muchas vueltas. Bien lo sabe la titular del Ministerio de Planificación y Cooperación (Mideplan), Cecilia Pérez.

Esta asistente social de 35 años, soltera, nació en un modesto hogar de Puerto Montt. Su padre, un jubilado por invalidez a causa de su ceguera, y su madre, dueña de casa, no contaban con los recursos suficientes para que su hija estudiara en la universidad.

La Beca Presidente de la República, la que administra la cartera que hoy dirige, fue la que permitió que esta aficionada al canto -que, dicen, canta como profesional- estudiara para asistente social en la Universidad de Concepción.

Hoy, la ministra tiene a su haber un curso de especialización en Desarrollo Regional y Local, en la Universidad de Burdeos, Francia, y una nutrida experiencia laboral en materia de superación de la pobreza.

Comenzó trabajando como asistente social en el municipio de Concepción, luego pasó por la Seremi de Mideplan de la VIII Región y desembarcó en Santiago en la Fundación para la Superación de la Pobreza, donde -en dos años- llegó a ocupar la dirección ejecutiva.

Allí estaba cuando el Presidente de la República, Ricardo Lagos, la nombró ministra.

Tras los anuncios del 21 de mayo, cuando el centro del discurso oficial pasó a ser la temática social, esta mujer, que ha cultivado un muy bajo perfil, se ha convertido en centro de la expectación periodística y se transformó en la tercera "ministra estrella" luego de la Canciller, Soledad Alvear, y de la titular de Defensa, Michelle Bachelet.

- ¿Cómo fue la llegada al Ministerio?

"Sorpresiva... El llamado del 7 de enero de 2002 me cambió la vida".

- ¿Se lo había imaginado?

"No, en lo absoluto... nunca".

"Yo siempre he tenido vocación pública, pero nunca milité políticamente. Por lo tanto, si alguna vez hubiera tenido siquiera la fantasía (de llegar al Ministerio) habría sido todavía más reducido, porque lo normal es que estas tareas se le encarguen a responsables políticos en el más estricto sentido".

"Justamente fue por eso que dije que sí y acepté rápidamente".

"La lectura que yo hago, y que mucha gente hizo, fue que el Presidente estaba abriendo un espacio inédito en la cultura política de nuestro país al entregar una responsabilidad tan importante como es ser ministro de Estado a lo que represento: alguien que tiene trayectoria profesional, vocación pública y compromiso social con el país".

"Yo creo que ésa fue la voluntad del Presidente de invitarme, y yo quise hacer realidad esa voluntad, porque así la entendí yo".

- ¿Supo desde el principio del impulso que el Presidente iba a dar a la temática social?

"Cuando asumí tuve certeza de que lo que quería el Presidente de este Ministerio era resituarlo, fortalecerlo en su rol social. Y que más específicamente lo que él esperaba era un aporte sustantivo a la construcción de una iniciativa de política pública en materia de pobreza".

"Desde entonces, fuimos construyendo una relación de trabajo, interna del ministerio, con el equipo de gobierno, con el Presidente, para ir discutiendo las alternativas para llegar a consensuar esta tremenda revolución que va a significar para el Estado el Chile solidario".

"Porque entendíamos que había una necesidad de que los instrumentos tradicionales que existen para los más pobres (subsidios, transferencias, entre otros) lleguen efectivamente a los más pobres".

- ¿Cómo ha vivido desde el 21 de mayo a la fecha?

"En los últimos cinco meses han pasado cosas realmente trascendentales. Una fue el cambio de vida que significó convertirme en ministra, y lo otro fue que siendo ministra, estar instalada en el debate y en las preocupaciones centrales de la agenda del Gobierno".

"Y eso, sin lugar a dudas, es un escenario nuevo. Se está más expuesta. Y se está poniendo a prueba lo que uno no sabe, pero también lo que uno no sabía que sabía. Estas capacidades que uno tiene que poner al servicio de este cargo".

"Del 21 de mayo a la fecha, personalmente, y como Ministerio, hemos trabajado intensivamente en este nuevo encargo del Presidente. No he parado, he madrugado todos los días. Ha sido extenuante".




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Cecilia Pérez ha debido acostumbrarse a la expectación periodística luego de que Lagos centrara su discurso del 21 de mayo en la temática social.
Cecilia Pérez ha debido acostumbrarse a la expectación periodística luego de que Lagos centrara su discurso del 21 de mayo en la temática social.
Foto:El Mercurio
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales