REVISTA DE LIBROS

Sábado 25 de Diciembre de 1999

Vivir la Filosofía

JORGE Eduardo Rivera nos hizo ver ya, con su traducción al castellano de Ser y tiempo, de Heidegger, que es un filósofo que trabaja lentamente cada uno de los textos por él expuestos en seminarios, conferencias, traducciones y libros. Ahora nos deleita con estos ensayos. No es una mera reunión de artículos, sino que todos ellos conforman una orgánica propia y una inspiración común que es el ser en cuanto tal. A lo largo del libro, el lector puede descubrir el tremendo hallazgo de la filosofía para todo el mundo y para todas las épocas al mostrar que hay ser, y observar de qué modo este descubrimiento ilumina a otras disciplinas.

El libro está dividido en dos partes. En la primera, de índole histórica (sin serlo necesariamente, porque no es un libro de historiografía, sino una real y efectiva historia de la filosofía), Rivera expone, como él mismo lo dice, distintos problemas filosóficos desde una visión personal. En la segunda, de carácter más bien sistemático, el autor aplica a algunos temas propios de su interés los logros alcanzados en la primera parte, es decir, la diferencia entre el ser y el ente es extrapolada a otras cuestiones capitales, teniendo como leit motiv el mito de la caverna de Platón. Allí, Rivera nos ofrece, entre otros, los siguientes textos: la vida como riesgo, lo óntico y lo ontológico en el derecho, la filosofía en la universidad, la filosofía como pasión y la aventura de la traducción.

Una de las características del libro y muy propia del modo de hacer filosofía de Rivera es la claridad, el esfuerzo por transmitir aquello que es de suyo complejo: "Una cosa no me he permitido en estos escritos - nos dice Rivera- : la oscuridad en el decir. No puedo pretender que todo lo aquí publicado sea fácilmente comprensible. Me hago cargo del hecho de que en algunas ocasiones la cosa misma era de tal manera ardua, que seguramente su tratamiento habrá de ofrecer aspectos oscuros al lector... Lo que no se dice claramente, tampoco se piensa con claridad. Y lo que no se piensa claramente - hay que afirmarlo con energía- tampoco es pensado de verdad".

Esta obra es análoga - es un deber decirlo- a Naturaleza, Historia, Dios, de Xavier Zubiri. Se nota la mano de su maestro. Claro, preciso, un gran despliegue de recursos lingüísticos, de giros idiomáticos y de conocimientos teológicos, además de filosóficos por supuesto, no por el puro afán de pirotecnia o exhibicionismo, sino porque la cosa misma se muestra tan ardua de atrapar que obliga a quien quiera decirla explícitamente a buscar las maneras propias de expresarla.

El lector aquí no es espectador. La diferencia entre el ser y el ente, entre lo perenne y lo caduco, no es algo que sólo determina el modo de vivir del filósofo, sino que obliga al lector a tomar una posición. Así podemos apreciarlo en la segunda parte del libro, donde Rivera manifiesta en el artículo "La vida como riesgo": "Entendámonos, podemos estar en dudas en la vida. Pero la vida misma no es una duda, no es dual, sino una. La vida es zanjar, es jugarse. Es riesgo... Supuesto que la vida no espera, y que mientras nosotros pendulamos entre los dos polos de la duda, seguimos viviendo, agarrados a uno de los dos, agarrémonos a la luz. Decidámonos por lo más grande". De allí también su diáfano artículo "La filosofía como pasión". Podríamos decir, tomando una idea de Heidegger, que el hombre vive la filosofía propiamente o bien no la vive real y verdaderamente. Una filosofía vivida impropiamente es mera información. Cuando opto por una determinada filosofía me estoy jugando mi propia vida en ello. Filosofía es, en último término, páthos.

J. Patricio Brickle

DE ASOMBROS Y NOSTALGIA. ENSAYOS FILOSÓFICOS
Jorge Eduardo Rivera.
Editorial Puntángeles / Universidad de Playa Ancha, Valparaíso, 1999, 309 páginas


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales