CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Viernes 28 de Abril de 2000

CLAUDIO NAREA EDITA HOY SU PRIMER DISCO SOLISTA:
¿Cómo No Va a Haber Mil Interesados?

El ex guitarrista de Los Prisioneros y ex líder de Los Profetas y Frenéticos detalla las expectativas comerciales ante su debut, explica cómo recuperó las ganas de hacer música y opina del trabajo de sus ex compañeros en Los Prisioneros.
Después de casi una década sin poner un pie en una sala de grabación, Claudio Narea ingresó a fines del año pasado a los Estudios del Sur para registrar su primer trabajo en solitario. El álbum, que lleva el nombre del artista y del cual ha sido destacado el single "Amar es complicado" - fiel reflejo del acento rockabilly que recorre la producción- , también es el regreso de un músico que había perdido la confianza en su arte. "Sentí que ya no tenía mucho sentido seguir tocando. Que mejor me buscaba una buena pega. Que los buenos tiempos ya habían pasado", justifica.

Era 1997 y Claudio Narea, integrante de la banda más importante en la historia del rock chileno, Los Prisioneros, colgaba su guitarra y bajaba la cortina para Los Profetas y Frenéticos, el grupo con el que intentó fallidamente mantenerse como músico. Pero Narea, aunque no pulsara ni una cuerda de su guitarra, íntimamente seguía pensando en la manera de volver al rock.

El regreso llegó por una vía lateral. "Presenté un proyecto al Fondart para contar la historia de la música desde los tiempos de la esclavitud hasta los años sesenta. Eran charlas que pensaba hacer en colegios. De repente vi que el Fondart editaba discos. Pregunté si sólo era para folcloristas y me dijeron que ya habían financiado cosas roqueras. Pensé que era mi gran oportunidad de hacer un disco y de ponerme a tocar".

- ¿Y cómo te sentiste?

"Bien. La gracia de hacer un álbum solista es que si no me gustaba algo, no lo tocaba o hacía el arreglo. Me gusta el resultado final. Recuperé las ganas de hacer música a través del disco".

- ¿Cómo se desencadenó el retiro?

"Después de salir de Los Prisioneros estaba entusiasta. Cachaba que el estilo de las canciones de Los Profetas era distinto a lo que sonaba. No eran muy comerciales, pero gustaban, aunque me bajoneaba no poder vivir de la música como sí lo había hecho durante Los Prisioneros".

"Después grabé el segundo disco con los Profetas, pero me daba vergüenza tocarlo. Al final no se concretó el tercer álbum. Intenté en otros sellos, pero a esas alturas ya no estaba tan claro de seguir haciendo música. Pensaba que los sellos tenían que estar interesados en nosotros y no al revés".

Edición Independiente
Recuperada la confianza, Narea ya piensa en un nuevo disco si la respuesta a este álbum es favorable. "¿Cómo no va a haber mil interesados en la música de Los Prisioneros y de Los Profetas?", se pregunta el músico sobre las posibilidades de venta de su trabajo, distribuido personalmente en las tiendas Musimundo, Feria del Disco y Billboard.

- ¿Qué expectativa puntual tienes con este disco?

"Vender tres mil copias. Me han dicho que no es fácil, pero aspiro a eso. Voy a sacar primero mil 500 a la venta. Lo que gane espero invertirlo en grabar. Y que el próximo álbum quede mejor".

- ¿Este disco suena como lo imaginaste?

"El resultado es muy cercano a lo que quería. Quizás un par de temas los habría remezclado o hubiera hecho algún cambio en la voz, porque hay que tener en cuenta que no soy un cantante".

- Está claro, pero el resultado es más que digno.

"Nunca he cantado. Lo hice en "La cultura de la basura" sólo porque el Jorge (González) me lo dijo. Quedó más o menos, porque no estaba convencido. De hecho, nunca escucho esas canciones. No me gusta como quedaron".

- ¿No incomoda editar en forma independiente el primer disco solista?

"Tengo una posición un poco extraña y no sé si es tan mala. Me acomoda sacar un disco de esta manera. Musicalmente no me creo nada. Un cierto público va a enganchar con el álbum, pero no es universal. No es La Ley, que tienen una cara bonita y música que suena agradable y se puede vender rápidamente. No podría hacer canciones tan agradables".

- ¿Escuchaste el álbum de Jorge González?

"No. Sólo el cover de Albert Hammond y esa canción a Caszely. No me gustó nada".

- ¿Tienes alguna opinión sobre su rehabilitación en Cuba?

"Me parece bien que trate de mejorarse. No me llamó la atención cuando vi los titulares. Hace diez años que pudo haberlo hecho. Que se mejore. En mi futuro no hay nada previsto con él. Ni juntarme, ni ser su amigo".

- ¿Y qué te parece el trabajo de Miguel Tapia?

"No me gusta mucho, aunque tampoco lo he escuchado demasiado. Encuentro algo sospechoso cuando algunos músicos van agarrando nuevas tendencias, que tampoco son tan nuevas. No sé, cada cual es lo que es".

Marcelo Contreras

El Disco: Viaje a la Semilla

Un resumen en treinta palabras de las corrientes internas de Los Prisioneros es una buena antesala para este disco: mientras a poco andar Jorge González y Miguel Tapia se prendaron del tecno, Claudio Narea tomó el sentido contrario y se internó en las aguas fangosas de la guitarra blues.

Esa guitarra eléctrica es mayoría absoluta en el debut personal del músico. Y es el mejor punto de partida. El estupendo arranque a lo Kinks de la primera canción, "Amar es complicado", ya se ha oído en las radios y es una vara alta para el resto. Pocas veces el disco vuelve a mostrar algo tan adictivo a primera oída.

Blues, rockabilly, rock and roll a lo Rolling Stones, pianos, órganos y armónicas granjeras son parte del contenido de "Claudio Narea", un disco parejo en su vieja escuela, por sobre la excepción del sonido más contemporáneo de "Dormir".

Algunas de estas canciones alcanzaron a sonar en la anterior banda del músico, Profetas y Frenéticos, como "Ya no eres el rítmico de antes" o "Mientras cantas en Viña", pero ahora Narea entona con más confianza que nunca el tono callejero y airado que siempre tuvo.

"Mientras cantas en Viña" es el mejor ejemplo de su lengua afilada, que también ejercita en fugaces reflexiones sobre la fama y la fortuna. "Para qué las quiero si luego me van a dejar", canta en "Aún": viniendo de uno de los tres Prisioneros, suena al mismo tiempo a una declaración de vigencia y sobrevivencia.

David Ponce




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Claudio Narea sobre
Claudio Narea sobre "Claudio Narea": "A través de este disco recuperé las ganas de hacer música".
Foto:Leo Vidal


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales