REVISTA YA

Martes 1 de Abril de 2008

ADRIANA ZUANIC, CINEASTA:
La guardiana del cine nortino

Adriana Zuanic ama el cine por sobre todas las cosas.
Por Natalia Núñez. Fotografías: Patricio Godoy

Adriana Zuanic no necesita mostrar sus pergaminos y credenciales para comprobar lo que pesa. En la esfera audiovisual es una mujer respetada, y en el norte de Chile un verdadero referente de la movida cinematográfica. Con su pelo crespo a cuestas, su caminar pausado, sus intensos ojos azules y su sencillo modo de vestir, ha logrado instalar hace una década su nombre, que suena fuerte hoy gracias a un nutrido currículo cinematográfico que incluye documentales, cortometrajes, premios y la dirección del Festival Internacional de Cine del Norte, que en agosto cumplirá cinco años de existencia.

En estos días, además, la rutina de Adriana está agitada. Su productora Glocalfilms proporciona todo el servicio de casting local, los extras y actores chilenos que participan en la filmación de la nueva película de James Bond, que tiene revolucionado a Antofagasta. Además, prestó asesoramiento para explorar los paisajes más apropiados. No da detalles, pues tiene un compromiso de confidencialidad con los responsables de la cinta. Sus cercanos dicen que han sido días de locos. Jornadas muy agitadas, llenas de requerimientos de un lado a otro, de trabajos sorpresivos, de largas madrugadas y de cambios de planes de último momento. No fue fácil poder entrevistarla. Como las grabaciones de James Bond se están haciendo en lugares inhóspitos, casi nunca cuenta con señal en su teléfono celular, que no para de recibir llamadas.

Adriana nació en Antofagasta, y allí se crió. De mi infancia recuerdo cuando vivíamos en unos pabellones que estaban frente al puerto. Me acuerdo muy fuertemente el ir y venir de los barcos, los trenes que traían el cobre, el olor a azufre de los rieles. En los primeros dibujos que yo hacía en el colegio, ilustraba grúas.

Se fue a estudiar dirección audiovisual a Estados Unidos en la Universidad de Iowa, porque sus padres hicieron un doctorado allá cuando ella estaba terminando su enseñanza media, en el colegio inglés San José de Antofagasta, y tuvo que acompañarlos. En Iowa se tituló como Bachelor of Arts y obtuvo el grado académico de Master of Arts en producción de cine y televisión. Después se ganó una beca para irse a estudiar a España Filología Española en la Universidad de Salamanca.

Esos viajes a mí me marcaron a temprana edad, me ayudaron a encontrarme con el mundo. La diversidad, la pluralidad de las cosas, realmente me determinaron mucho. Y me di cuenta también de que uno puede encontrar su propio camino, y si bien afuera eres extranjera y me adapté muy bien, también me di claramente cuenta cuáles eran mis raíces.

Fue así como decidió volver a su Antofagasta natal con una idea clara en su cabeza: transformar a esta ciudad en un centro audiovisual de proporciones. Esta mujer - que se niega a confesar su edad, sin hijos, emparejada con un ecuatoriano- ha dedicado su vida a las películas que se han hecho en el norte, a rescatarlas, a escribir sobre ellas y a restaurarlas cuando hace falta. Cuando vi 'Julio comienza en julio' siendo una colegiala, en una función del cine Rex de Antofagasta, que ya no existe, me di cuenta de que lo mío era el cine, admite.

Su búsqueda siempre ha sido potenciar la Segunda Región y crear - o resucitar- una plataforma audiovisual ahí. Hacer de este lugar un escenario privilegiado para rodar películas, tal como esa región lo fue alguna vez, a comienzos del siglo XX, gracias a los recursos que generaba la boyante industria del salitre. Si hacemos una comparación, esto podría volver a suceder. Hoy el salitre en Chile podría ser el cobre y se pueden proyectar las situaciones. Yo sueño con ver a Antofagasta convertida en el Hollywood de Sudamérica, dice convencida.

Hace dos semanas lanzó un libro que se llama Antofagasta de película, que cuenta la historia de los orígenes del cine regional, sobre todo del período entre 1895 y 1930. Asimismo, hizo un documental donde revisó cómo en ese tiempo, por ejemplo en 1927, de las nueve películas que se hacían en Chile al año, seis se filmaban indiscutiblemente en Antofagasta. Eran días de cine mudo.

Como parte de su determinación por hacer su sueño realidad, Adriana aprendió inglés y portugués. Mi idea es hablar todos los idiomas del continente y conocer todas las áreas artísticas y técnicas del mundo audiovisual, además de ser productora y montajista.

En su cruzada por poner en el mapa del cine mundial a Antofagasta, el rodaje de la nueva película de James Bond ha marcado un hito. Hoy en día puedes estar en cualquier punto del planeta y darle difusión a la ciudad de donde vienes y potenciarla sin importar el lugar donde estés. En su sitio web ha desarrollado un completo menú donde enfoca los ojos sobre Chile y, más específicamente, en Antofagasta. Acompañada de un plano que explica a los visitantes extranjeros cómo llegar hasta acá, al fin del mundo. Adriana se encarga de vender las bondades de nuestro país para filmar, informa que su productora se especializa en buscar locaciones, en prestar servicios a firmas extranjeras, y en proporcionar mano de obra para películas.

Pues bien. Eso es precisamente lo que ha estado haciendo ahora para James Bond. Quienes la conocen la describen como una mujer de palabra, que cumple sus compromisos religiosamente. Lo único que se aventura a decir sobre la película es: Esta filmación ha sido algo mágico que está pasando y tiene que ver con que Chile es un país seguro, tiene buena infraestructura, de caminos y telecomunicaciones. Además, los paisajes ayudan, tiene desierto, mar, construcciones antiguas, otras nuevas, las salitreras. Hay una mixtura que cautiva, que está ahí para fascinar al mundo, dice ella.

Adriana cree que su región está viviendo un momento importante. Que este empujoncito puede permitir que Antofagasta se pegue un salto cualitativo. Hay un sinnúmero de películas que hoy se están desarrollando acá. El año pasado fue 'Desierto sur', 'Ideas sin vuelta' y me atrevería a decir que hay una especie de revival. Se está trabajando para que esto se proyecte y se mantenga en el tiempo.






Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:Patricio Godoy


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales