INTERNACIONAL

Domingo 5 de Diciembre de 2010

Los escándalos que desnudó WikiLeaks:
La semana en que se destapó la caja de Pandora del Departamento de Estado

Los mandatarios del mundo supieron qué piensa de verdad Estados Unidos sobre ellos, y no fue nada bueno. Hillary Clinton continúa disculpándose.  
 Para algunos, los secretos del Departamento de Estado de EE.UU. filtrados por WikiLeaks a cinco medios cambiarán la forma de hacer diplomacia tal como se conocía hasta ahora. Para otros, se trata principalmente de chismorreo, con pocas revelaciones de peso.

Ya sea lo uno o lo otro, lo cierto es que casi ningún gobierno del mundo ha quedado al margen de esta caja de Pandora de la cual recién se empiezan a conocer sus demonios. Mal que mal, recién han sido revelados alrededor de mil de 250 mil cables a los que tuvo acceso WikiLeaks.

La principal afectada es quizás la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, al ser la cara del organismo afectado. La ex precandidata presidencial ha vivido la semana más incómoda desde que llegó al cargo, no solamente por las revelaciones embarazosas, sino porque ha tenido que verse, cara a cara, con muchos de los aludidos.

Clinton concluyó el viernes una amplia gira por Asia Central y el Golfo Pérsico que inició el lunes, horas después de que cinco medios internacionales comenzaran a divulgar el contenido de los telegramas.

Lejos de esconderse, su primera respuesta ese día fue comparecer en Washington para condenar la filtración, que calificó como un ataque a EE.UU. y a la diplomacia mundial. En privado, Clinton ya había hecho gestiones previas por teléfono para advertir a algunos gobiernos que no les iba a gustar lo que iba a aparecer. Y en eso -apagando incendios- ha estado desde entonces.

De hecho, el propio Barack Obama viajó el viernes a Afganistán y dialogó con el Presidente Hamid Karzai sobre las filtraciones que hablaban de corrupción en su gobierno.

A continuación, lo más sabroso, lo más preocupante y escandaloso de la semana en que los líderes del mundo se enteraron de lo que en verdad pensaba EE.UU. de ellos.

1.000

de los 250 mil cables diplomáticos entregados a Der Spiegel, The Guardian, Le Monde, El País y The New York Times, han sido publicados hasta ahora.

 Putin y Medvedev, Batman y RobinEl gobierno de Estados Unidos ve al Premier ruso, Vladimir Putin, como Batman, y al Presidente, Dimitri Medvedev, como Robin. Al menos así los describe un cable de WikiLeaks en la comparación más graciosa vista en las filtraciones.

Medvedev no toma "ninguna decisión importante" sin consultar de forma "casi siempre oscura para el mundo exterior" con Putin, quien "gobierna entre bastidores". El embajador estadounidense en Moscú, John Beyrle, preparaba así al director del FBI, Robert Mueller, para una visita a Rusia. Era noviembre de 2009. Medvedev llevaba ya un año y medio en la jefatura del Estado, pero, visto desde afuera, el tándem dirigente respondía aún al modelo de Batman (Putin) y Robin (Medvedev), señaló El País el miércoles.

Otro cable que alude a Putin lo relaciona con el Primer Ministro de Italia, Silvio Berlusconi, y dice que supuestamente existe una relación estrecha e incómoda entre ambos.

El cable, revelado el jueves, afirma que las reuniones entre Berlusconi y Putin incluyen el intercambio de regalos lujosos, y que se cree que Berlusconi y sus aliados se benefician personalmente de importantes contratos de combustibles entre Italia y Rusia.

"Su gran deseo es congraciarse con Putin, y frecuentemente ha expresado opiniones y declaraciones que Putin le pasó directamente", dice el mensaje de la embajada de Estados Unidos en Roma.

Berlusconi viajó el viernes a Moscú y desmintió las especulaciones.

Polémicas con América LatinaSi algo quedó claro en las filtraciones, es que EE.UU. tiene serias dudas sobre sus vecinos del sur.

Un informe de la legación estadounidense en Caracas advirtió sobre la fuerte presencia de cubanos en el círculo de seguridad de Hugo Chávez.

Además, diplomáticos estadounidenses han estado preocupados por la creciente influencia de Irán en América Latina, pero creen que los temores de que Venezuela mandaría uranio al programa nuclear de Teherán son probablemente infundados, según indican cables diplomáticos confidenciales.

Diplomáticos estadounidenses en Bolivia habrían sacado conclusiones similares.

Según la embajada estadounidense en Buenos Aires, la Presidenta Cristina Fernández habría accedido durante la administración de George W. Bush a "cooperar con EE.UU." para moderar a Morales y acercar al Mandatario boliviano a Washington.

Otro cable señala que el Departamento de Estado pidió exámenes sobre la salud mental de la Presidenta argentina. Hillary llamó a la Mandataria para pedirle disculpas, mas no así a Morales.

Las suspicacias alcanzaron a Paraguay. EE.UU. supuestamente habría pedido hasta registros biométricos de los candidatos a la Presidencia en los comicios que ganó Fernando Lugo, y estaría preocupado por la presencia de islamistas en la Triple Frontera.

El Presidente de Ecuador, Rafael Correa, habló el viernes al respecto y dijo que las relaciones de América Latina con Estados Unidos se vieron "por lo menos, golpeadas". Destacó que "América Latina y el mundo entero deben sentarse a conversar con EE.UU., (y decirle) basta de interferir en nuestra soberanía e independencia".

Pakistán y los islamistasQuizás la revelación más alarmante fue hecha el martes, cuando se supo que EE.UU. muestra su creciente "preocupación" por el arsenal nuclear de Pakistán, y la posibilidad de que parte de este material sea "utilizado" por islamistas radicales.

"Nuestra mayor preocupación no es que un grupo islamista robe una bomba, sino más bien la posibilidad de que alguien que trabaje en las instalaciones del gobierno de Pakistán pudiera gradualmente sacar clandestinamente suficiente material para fabricar una bomba", explica Anne Patterson, la embajadora estadounidense en Islamabad.

La nota de Patterson, que es parte del material filtrado, tiene como destinatario al enviado especial del Presidente estadounidense Barack Obama para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke, en febrero de 2009.

Las autoridades paquistaníes desmintieron tal presunción.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Coincidencia o no, el viernes,</b> a cinco días de estallar la
Coincidencia o no, el viernes, a cinco días de estallar la "bomba", Hillary dijo en Bahrein que su actual cargo sería el último en el servicio público.
Foto:REUTERS


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales