VIDA CIENCIA TECNOLOGÍA

Martes 27 de Octubre de 2009

Bióloga Lynn Margulis estuvo de visita en Chile dando una serie de conferencias:
Darwin era muy bueno, pero cometió errores

Madre de una revolucionaria teoría sobre el nacimiento de la célula, la científica asegura que en la evolución no hay azar, como dijo el naturalista inglés, sino que adaptación al medio ambiente y cooperación.  
Richard García Lynn Margulis se quedó con las ganas de navegar por la bahía de Concepción. Esta bióloga, considerada por sus seguidores más fervientes como la próxima Darwin por lo revolucionario de sus teorías, quería tomar muestras de unos microbios que viven en las aguas penquistas con un mínimo de oxígeno, pero el mal tiempo se lo impidió. Al menos pudo analizar una muestra en la estación biológica de Dichato.

Margulis no paró de dar charlas y reunirse con colegas desde que llegó a Chile el sábado 17. Fue la guinda con la que se coronó la torta de científicos y pensadores que vinieron a Chile a celebrar el cumpleaños 200 de Charles Darwin.

En la U. del Desarrollo, que la trajo al país, consiguió que le apagaran completamente las luces del escenario para hipnotizar con su discurso en perfecto español y sorprendentes videos a los más de 150 asistentes. En la Clínica Alemana, el Hospital Alberto Hurtado, la U. de Chile y la U. de Concepción su mensaje fue más o menos parecido: que en la evolución no hay azar, como dijo Darwin, sino que adaptación al medio ambiente. "Para algunos es 'San Carlos' porque tienen la idea de que no pudo hacer nada malo. Era muy bueno, pero ha cometido errores", dijo.

Según Margulis, "un organismo por sí mismo no evoluciona, sólo se desarrolla. La evolución, explica, es un cambio en poblaciones de individuos a través del tiempo. "No es selección natural en un individuo por sí mismo, nunca", enfatizó.

Al contrario, para Margulis la selección natural, que es el proceso por el cual los organismos mejor adaptados reemplazan a los menos adaptados, en realidad debería entenderse como el proceso de eliminación que pone límite a la potencia de crecimiento de una especie. Así, por ejemplo, una bacteria muy común, la Proteus vulgaris , podría cubrir la Tierra por completo si se siguiera reproduciendo sin control durante una semana, pero afortunadamente actúan la selección natural y el medio.

Las bacterias son uno de los tópicos favoritos de Margulis. Hace 42 años planteó que fue la asociación temporal de dos bacterias de diferente tipo, prolongada en el tiempo, y no un proceso evolutivo individual lo que terminó por originar la célula eucariota (con el núcleo portador de la información genética) hace 2 mil millones de años.

Pese a que su argumento fue resistido, hoy goza de más respaldo. En sus conferencias mostró ejemplos de cómo esto, que bautizó como endosimbiosis, podía ocurrir. Citó el caso de la Elysia chlorotica , una extraña babosa de mar transparente que se alimenta de un alga, pero que no la digiere, sino que la utiliza para hacer fotosíntesis. Pone huevos y el ciclo se repite. También mencionó al Stentor , otro animal microscópico que utiliza las algas para su beneficio.

 VínculosCuando publicó su teoría, en 1967, Margulis llevaba el apellido de su primer marido, Carl Sagan, el mismo que escribió el libro Cosmos y condujo la famosa serie documental del mismo nombre.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>PRUEBAS VIVAS.-</b> Esta babosa y este microorganismo son dos ejemplos vigentes que emplea Margulis para explicar su teoría de la formación celular.
PRUEBAS VIVAS.- Esta babosa y este microorganismo son dos ejemplos vigentes que emplea Margulis para explicar su teoría de la formación celular.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales