VIDA CIENCIA TECNOLOGÍA

Martes 16 de Agosto de 2005

Antropología:
El regreso del Hombre de Cobre

Exposición mostrará "doble" del primer minero chileno, hoy en los EE.UU.
EMILIA EDWARDS, PABLO CARRASCO y RICHARD GARCÍA

Gracias a la tecnología, el "Hombre de Cobre" vuelve a Chile en septiembre.

El legendario minero momificado encontrado en 1899 y que tras una larga peregrinación terminó en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, hace unos meses fue sometido a una tomografía computarizada.

Con la información, el escultor Harold Krusell construyó una réplica, la cual se exhibirá durante la exposición "Cobre, una historia con futuro", organizada por la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Codelco y el Consejo Minero. Tendrá lugar en la Estación Mapocho entre el 13 de septiembre y 9 de octubre.

La presentación corona una gestión de acercamiento con el museo, iniciada por el ex presidente de la Sonami Hernán Hochschild y otros ejecutivos de esa organización.

Un retorno real de la momia se ve, en cambio, más distante.

Hace unas semanas las esperanzas de recuperar al minero más antiguo de América (vivió en el siglo V) parecieron diluirse, luego de que Steve Reichl, relacionador público de la entidad neoyorquina, aclarara que "fue donado al museo".

Ante la noticia, el arqueólogo Lautaro Núñez, Premio Nacional de Historia año 2002, muestra cautela. Explica que existe una negociación de la Cancillería y el Ministerio de Educación para recuperarlo, a solicitud de la rectoría de la Universidad Católica del Norte y los líderes étnicos de San Pedro de Atacama.

"No queremos entrar en conflicto con los estadounidenses, porque eso nos puede cerrar todas las opciones", afirma.

La idea es conservarlo en el museo de San Pedro de Atacama y exhibir al público la réplica. "No tenemos la intención de poner a la vista el cuerpo de una persona que merece dignidad", aclara Núñez.

Núñez cuenta que la primera vez que visitó el museo de Nueva York agradeció que lo conservaran y expuso de inmediato su deseo de traerlo a Chile.

La respuesta, esa vez, no fue totalmente negativa, pero se le planteó que es difícil que el museo comience a devolver las piezas que exhibe, porque se generaría una política de repatriación de todos los países de origen de sus colecciones.

Wilfredo Reyes, del Consejo de Pueblos Atacameños, que agrupa a 21 comunidades indígenas, dijo que para ellos es importante que "El Hombre de Cobre" -también atacameño- permanezca en su lugar de origen. "Lo que es digno para cualquier ser humano", dijo.

El hallazgo ocurrió por un derrumbe en un punto de la mina de Chuquicamata que hoy no existe, por la extracción de cobre, en un sector denominado Mina Restauradora.

Su dueño era el norteamericano Williams Matthews y arrendaba la mina al francés Maurice Pidot. El estadounidense Edward Jackson compró la momia del minero en mil pesos chilenos. En adelante, fue exhibida en Antofagasta, Valparaíso y Santiago. Hasta que se transó en 15 mil pesos a la sociedad "Torres y Tornero", que lo llevaron a Estados Unidos.

Esos comerciantes no pudieron venderlo, porque pedían muy caro. Se endeudaron y empeñaron al Hombre de Cobre en la casa Hemenway & Cº de New York, que embargó la pieza. Regresaron con pasajes pagados por el cónsul chileno.

Puesta en valor

El antofagastino Raimundo Docekal viajaba a EE.UU. regularmente, y Torres y Tornero le encargaron recuperar la momia en Nueva York, con US$ 500 en oro. El barco en que viajó naufragó en el Estrecho de Magallanes. Aún así, Docekal llegó a Nueva York, pagó 10 mil pesos chilenos en la casa de empeño, pero se quedó con la momia.

La conciencia de Docekal lo llevó a dejar de ganar dinero con un cadáver así que lo vendió al magnate JP Morgan, que lo donó al museo en 1905.

Permaneció en una bodega hasta 1956, cuando el antropólogo Junius Bird lo encontró durante un inventario. Estudió la forma en que los óxidos de piel conservaron el cuerpo, con sus músculos y tejidos. También hizo un análisis radiológico que evidenció múltiples fracturas y unos anillos de lana en sus tobillos impregnados de cobre.

Hoy, Angelique Corthals, antropóloga física del museo, estudia la momia. "Los estudios que hemos estado haciendo son de ADN, del estado de salud en el momento en que murió", aclara Steve Reichl, quien explicó que los resultados estarán pronto.

Cómo es el primer atacameño

El antepasado nortino se exhibe en una vitrina inferior. Presenta un tono verdoso del cobre oxidado que mantuvo su cuerpo inalterable mientras estuvo sepultado. Está escasamente vestido por una cobertura púbica de lana.

Lautaro Núñez lo describe como un hombre joven, fuerte, cuya cabellera trenzada aún se conserva en el salón de América del Sur, en el segundo nivel del Museo Americano de Historia Natural del Nueva York ( www.amnh.org).

PROTECCIÓN

Desde 1971 existe un tratado internacional contra el tráfico de restos arqueológicos. Chile no lo ha suscrito.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Harold Krussell obtuvo permiso para fotografiar la momia y estar presente durante la tomografía, que realizó la empresa californiana Scancite.
Harold Krussell obtuvo permiso para fotografiar la momia y estar presente durante la tomografía, que realizó la empresa californiana Scancite.
Foto:MIDIA


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales