ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Viernes 15 de Septiembre de 2006

Construcción: Sí, estamos preocupados

A Luis Nario le inquietan temas como la paralización de permisos de edificación, pero desdramatiza la demora en concesiones y descarta un daño en la confianza con la autoridad.

DANIELLA ZUNINO

Demoras en el área de concesiones, congelamiento de permisos de edificación, la no construcción del puente sobre el canal de Chacao, problemas con las concesiones de las cárceles... El sector de la construcción se ha visto afectado por algunas decisiones. ¿Cómo están los ánimos? Luis Nario, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, reconoce que hay preocupación por algunos temas, pero descarta que las confianzas estén dañadas.

-Hace un tiempo Otto Kunz planteó que había señales que no fortalecían las confianzas. Hay que recordar que está el tema de las cárceles, del puente del Chacao y ahora el de permisos de edificación. ¿Coincide con el análisis?

"Una de las líneas que queremos reforzar en esta nueva mesa de la Cámara es precisamente el tema de las confianzas. Tenemos que trabajar más las confianzas, tanto a nivel interno de nuestra organización, como a nivel externo, fortalecer las confianzas con la autoridad".

-¿Pero qué tan dañadas están las confianzas con la autoridad?

"Creo que no están dañadas. En ese sentido hay que reconocer la conducción de la mesa anterior, que fue muy buena".

-¿Pero están preocupados por estos hechos, como el de los permisos de edificación y el puente de Chiloé?

"Sí, estamos preocupados. Y ése es un tema en el cual vamos a trabajar, el de los permisos municipales, el congelamiento de los planes reguladores, es un tema que nos preocupa".

-¿Qué tanta incertidumbre hay en el sector producto de todas estas decisiones?

"Uno tiene que pensar que en el sector nuestro está la parte inmobiliaria, de construcción de viviendas económicas, está la infraestructura pública y privada. Esto afecta al sector del desarrollo inmobiliario que trabaja en esas comunas. Entonces, si bien el problema ocupa titulares, es de menor envergadura dentro del concepto total de la Cámara. Hemos hablado con la ministra de Vivienda sobre ese tema... Deberíamos buscar manera de que no se repitan, y eso por la vía de que confiemos en que la legislación que regula eso sea más transparente".

-En el tema de las concesiones, el Gobierno ya ha anunciado que los montos van a ser mucho menores. ¿Cómo se toman este anuncio, de que quizás no es una prioridad, como lo fue en el pasado?

"Lo tomamos con la preocupación de que a uno le hubiera gustado que el sistema funcionara así, pero la concesión es una decisión soberana de las empresas que quieran participar. El Gobierno lo que puede hacer es facilitar más o menos que exista. Hay una carpeta, un portafolio de concesiones bastante importantes y ha habido una demora en este minuto que nos preocupa. Hemos hablado con el ministro y él tiene muy claro eso, está buscando algunos nichos de proyectos que pudieran realmente acelerarse, quiere decir, que pudieran activarse en 2006-2007".

-¿Cómo cuáles?

"Hay unos que son de pavimentación de redes regionales, hay otros que pensamos que podrían ser levantar el nivel de las autopistas que ya están en servicio. Hay algunos sectores que por densidad de tráfico requerirían una tercera pista, ese tipo de cosas. Y los otros que tenga en mente no lo sé... pero sí lo que nos dio la sensación es que él estaba preocupado de ver cómo este bache que se estaría produciendo se pudiera atender".

"Cuando él se refiere a esa disminución de 50%, es razonable que eso ocurra, porque realmente los proyectos que vimos en los últimos 6-7-8 años eran grandes y con una inversión importante. Ahora estamos en proyectos menores".

-Entonces, ¿qué tan atractivo es el negocio ahora si ya se han hecho las grandes obras, de mayor envergadura?

"El negocio sigue siendo atractivo; lo que pasa es que son más chicos no más. En vez de US$ 800 millones, son US$ 500 millones los que se van a poder tener como promedio anual, pero a lo mejor son más rentables".

-Pero si los proyectos son más pequeños y además se han atrasado, ¿qué tan grave es esa situación?

"Nos gustaría que hubiera sido más rápido, pero no creo que lo podamos calificar de grave. Ha habido una demora, hay una decisión del Ministerio de Obras Públicas de sacar a licitación los proyectos que no tienen un grado de definición mayor en lo que es ingeniería. Y eso toma un poco de tiempo".

-El presidente del Comité de Obras de Infraestructura Pública de la Cámara, Gustavo Vicuña, ha dicho que se debe mejorar y reforzar los estudios y criterios con los cuales se evalúan y autorizan las inversiones. ¿Qué tan clave es, a su juicio, este aspecto?

"Ése es el punto que el ministro refuerza".

-¿Pero para ustedes?

"Para nosotros también. Creo que cuando hay indefiniciones o faltas de transparencia, ésas son fuentes de conflicto".

"Entonces nosotros estamos por evitar los conflictos. En ese sentido, las inversiones se desarrollan fluidamente, y que se ponga en servicio tal o cual obra en el plazo dado".

-¿Qué le parece la creación de una Superintendencia de Obras Públicas?

"Nosotros compartimos la necesidad de modificar la estructura del ministerio, así es que creemos que es importante una modernización. Forma parte de la modernización, y faltan varias cosas".

-¿Qué cosas faltan?

"(Se ríe) No he tenido posibilidad de atisbar todavía sobre todos los nichos en que se desarrolla la economía del país".

"Tal vez... todos hablan de la flexibilidad laboral, y es una cosa en la cual hay un debate que se ha politizado más de la cuenta. Mi opinión personal es que en el tema de la flexibilidad laboral deberíamos estar por un sistema mucho más pragmático. Uno mira las estadísticas, y mientras más joven es el ciudadano chileno, más probabilidades de estar cesante tiene".

"Entonces, además del tema de las confianzas, la otra cosa que nos preocupa son las personas. Este país está hecho de ciudadanos, entonces tenemos que ver cómo corregimos eso (desempleo de los jóvenes)".

-¿De qué forma?

"Si esperamos la gran legislación que va a solucionar todos los problemas, a lo mejor nos vamos a empantanar. ¿Por qué no hacemos una legislación de corto plazo? Es decir, hagamos una prueba: durante un año flexibilicemos ese tramo. Entonces, si uno contrata a un joven, le paga la mitad de la indemnización que corresponda, no sé, busquemos una manera de estimular la contratación. Si al final del año no resultó, perfecto, cerramos el capítulo y seguimos estudiando la famosa gran ley".

"Muchas de nuestras iniciativas van a apuntar a que los ciudadanos de este país estén mejor, y para eso tenemos nuestra red social, para eso tenemos Consalud, que es una de las isapres que tiene tarifas más bajas comparadas con otras, y va todo a eso, a capacitar gente. Eso es lo que nos interesa, tenemos escuelas".

-Pero además del tema social, en lo netamente gremial, ¿qué sello le quiere dar a su gestión en la Cámara?

"Me cuesta definirlo, pero lo que nosotros queremos realmente es que podamos trabajar muy firmes junto con las instituciones de gobierno, pero siempre dentro de este marco de confianza. Esperamos que ellos a su vez sean transparentes hacia nosotros. Creemos que es bueno para el país. Si al país le va bien, a nosotros también. No estamos por la confrontación sesgada".

-¿Cómo evalúa la gestión que ha hecho hasta ahora el ministro Bitran?

"No es mi papel evaluar a ministros, pero coincidimos en una serie de cosas con él, no en todas. Creo que es un buen ministro".

-¿En qué cosas hay divergencia?

"Tal vez en la parte donde podamos tener más divergencia es en esto de que se produjo esta pausa, demora en el tema de concesiones. Ahora, claro, él tiene sus buenas razones para explicar por qué lo hizo así".

"Él dice: 'Me encontré aquí con unos proyectos que estaban a medias, entonces yo tengo temor de que algunos proyectos, al estar mal estudiados, signifiquen costos adicionales para el fisco; por lo tanto, yo quiero ir a un proyecto que está bien estudiado y después que esté bien estudiado, suma alzada'. El concepto de suma alzada es que yo fijo un precio y no hay más modificaciones; es súper sano todo el concepto, pero eso ha demorado y ahí tenemos puntos de diferencia con él. Hay que tener paciencia".

Elecciones de la CPC

-En el caso de las elecciones de la CPC, ¿es efectivo que usted por haber tomado recién las riendas de la Cámara se automarginó de ser candidato?

"No. En el tema de la CPC nosotros tenemos una postura un poco distinta, porque efectivamente si se mantiene este predicamento de que solamente presidentes en ejercicio pueden ser titulares y representar a la CPC, nosotros sentimos que nos estaríamos quedando fuera de la opción, porque por el tamaño que tiene esta Cámara este cargo es muy exigente y yo lo estoy constatando todos los días. Entonces nosotros estamos más bien por barajar más nombres".

"¿Cuáles son los nombres que a uno se le ocurren automáticamente? Que los ex presidentes, es decir, que los past president pasen a formar una lista de la cual se va a seleccionar".

LUIS NARIO

Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción.

Estudió Ingeniería Civil en la Universidad de Chile y realizó un posgrado en el Centro de Altos Estudios en Hormigón Armado y Pretensados, en París.


DESEMPLEO JUVENIL "¿Por qué no hacemos una legislación de corto plazo? Hagamos una prueba: durante un año flexibilicemos para ese tramo".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"Coincidimos en una serie de cosas con él, no en todas", señaló sobre el ministro Bitran.
Foto:HÉCTOR FLORES
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales