REPORTAJES

Domingo 29 de Octubre de 2000


Una Extradición Sorpresa. Juez Argentino Apunta a Pinochet

La Corte Suprema resolverá en las próximas semanas sobre el pedido de extradición del ex presidente y altos oficiales de la DINA, por su presunta responsabilidad en el atentado que costó la vida al ex comandante en jefe del Ejército, general Carlos Prats, y su esposa.
Por JUAN ARAYA DIAZ

EL fiscal instructor del caso Prats, Jorge Alvarez Berlanda, fue el primer sorprendido en la mañana del viernes cuando se enteró en Buenos Aires que el juez Juan José Galeano, a cargo transitoriamente del juzgado federal número 1 de la capital argentina, había dictado una resolución trascendente: pedir a la justicia chilena la extradición y detención preventiva del general Augusto Pinochet, el ex jefe de la DINA, Manuel Contreras, y otros ex miembros del servicio de inteligencia del régimen militar.

La noticia, conocida cerca del mediodía en Santiago, tomó incluso por sorpresa a las hijas del general Prats y a su abogada, Pamela Pereira, quien apenas 24 horas antes había regresado de Buenos Aires tras asistir a la tercera semana de testimonios en el juicio oral y público que se sigue contra Enrique Arancibia Clavel, único procesado hasta el momento por el doble asesinato cometido en Buenos Aires en 1974.

Las consultas en esas horas se multiplicaron. El primer interrogante era saber si se había resuelto el incidente de prescripción del crimen para el caso de Pinochet y Mariana Callejas, la ex mujer de Michael Townley, quien de acuerdo a un testimonio que prestó bajo secreto en Estados Unidos se declaró autor material del atentado e involucró a los jefes de la DINA.

El propio Galeano aclaró esa duda en su resolución al señalar que como ya había una sentencia de la Cámara Federal que declaró imprescriptible el asesinato por ser de "lesa humanidad", tal calificación se aplicaba al hecho en sí y no a las personas.

El fallo a que hizo alusión el magistrado se refería a los incidentes de prescripción que presentaron las defensas de Contreras, Pedro Espinoza, José Zara y los hermanos Eduardo y Jorge Iturriaga Neumann, a quienes la titular del juzgado, María Romilda Servini de Cubría, ya les tomó declaración indagatoria.

A todos ellos el juez Galeano también pedirá la extradición, trámite que tomará algunas semanas debido a la legalización de las actuaciones y el posterior curso que se dará a las solicitudes a través de la cancillería argentina a su par chilena.

En esta etapa el pedido de extradición de Argentina derivará en un nuevo procedimiento judicial, paralelo a la investigación que lleva adelante el juez Juan Guzmán, y en el que tendrá que intervenir de nuevo la Corte Suprema, que acordó el desafuero de Pinochet.

En una primera etapa, la petición argentina - una vez enviada por el Ministerio de Relaciones Exteriores- tendrá que ser evaluada por el fiscal Enrique Paillás, quien entregará un informe favorable o desfavorable a la demanda de extradición.

Luego la recomendación del fiscal pasará al presidente de la corte, Hernán Alvarez, que emitirá una primera resolución tras estudiar los antecedentes que proporcione la justicia argentina sobre el asesinato del matrimonio Prats y la eventual responsabilidad de los inculpados.

Una vez que Alvarez apruebe o rechace el pedido, su decisión será ratificada o revocada por la Corte en una sentencia inapelable.

El fiscal argentino Alvarez Berlanda aclaró que un elemento importante a tomar en cuenta es que el Estado chileno también consideró imprescriptible el crimen al hacerse parte en la querella contra Arancibia Clavel, en el juicio que entrará mañana a la última semana de declaración de testigos.

"De alguna forma hay una manifestación de voluntad del Estado, aunque en un régimen democrático el poder judicial es independiente y será el que, en definitiva, resolverá sobre la solicitud", reconoció Alvarez Berlanda.

Consultado el ministro del Interior, José Miguel Insulza, de cuál será la posición del gobierno, señaló que "esperamos que (los tribunales) decidan con la misma independencia que el gobierno siempre ha procurado garantizarles", admitiendo que está en el ámbito de la justicia argentina solicitar órdenes judiciales por delitos cometidos en su territorio.

Para que Chile conceda la extradición de los inculpados, la Corte Suprema deberá coincidir con la calificación que le dio al doble asesinato la justicia argentina.

En su resolución del viernes, el juez Galeano libró una orden de arresto preventivo a Interpaol ante la posibilidad de que algunos de los inculpados se encontraran fuera de Chile.

"Connotación negativa"

La estrategia del equipo jurídico del general Pinochet, coordinado por el general (r) Guillermo Garín, es no emitir por ahora opiniones, por lo menos hasta no conocer el contenido total de la solicitud formulada por la justicia argentina, cosa que ocurrirá cuando los antecedentes lleguen a la Corte Suprema.

Garín reconoce que todo este caso tiene una "connotación política indudable y eventualmente podría inducir a resoluciones muy negativas" respecto a la situación del ex jefe de Estado.

El juez Galeano cobró gran notoriedad pública al llevar adelante el proceso por el atentado extremista cometido contra la sede de la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas(AMIA), en el que murieron casi un centenar de personas en 1994.

El otro proceso

Mientras los antecedentes del pedido de extradición de Pinochet, Contreras y otros ex miembros de la DINA comenzarán esta semana a recorrer los vericuetos del poder judicial en el vecino país, proseguirá la ronda de testimonios en el juicio que se lleva contra Arancibia Clavel, a quien se sindica como miembro de una asociación ilícita y partícipe necesario en el doble homicidio agravado de Prats y su esposa.

Según el calendario elaborado por el tribunal, los últimos testigos citados deberán comparecer esta semana, entre ellos los fiscales del caso Letelier, Lawrance Barcella y Eugene Propper, el integrante del Movimiento Nacionalista Cubano, Guillermo Ignacio Novo, el agente del FBI, Carter McCornick, el ex embajador de Chile del gobierno de Allende, Ramón Huidobro, y el ex integrante del Movimiento Patria y Libertad, Erwin Robertson.

También se espera que esta semana comparezcan Carlos Altamirano y Federico Willoughby, quienes estaban citados en la anterior ronda, pero no llegaron a la capital argentina.

Tras concluir el desfile de testigos, el tribunal ofrecerá la oportunidad a Arancibia Clavel para formular descargos si así lo desea. Una vez cumplida esta instancia se dará lugar a los alegatos de los abogados de las partes, para luego pasar a la sentencia.

En fuentes de los tribunales argentinos se indicó que el fallo se conocería a más tardar el 20 de noviembre y será inapelable.

Hasta ahora, la mayoría de los testimonios incriminan a Arancibia Clavel como integrante de la DINA, pese a que se han escuchado declaraciones contradictorias sobre las fechas exactas en que el inculpado desarrolló tareas de inteligencia para organismos de seguridad.

Su defensa intenta demostrar que el presunto ex agente llegó a Buenos Aires una semana después del crimen de Prats, para cumplir tareas de agente oficial del Banco del Estado, por lo que no cabe la acusación de haber desarrollado tareas logísticas para consumar el atentado.

Aunque se mantiene en estricto secreto la declaración de Townley, la familia de Arancibia Clavel confía en que el ex agente exculpa de todo cargo al detenido en relación al crimen de Prats.

De ser hallado culpable por el cargo de asociación ilícita, exculpándolo el tribunal de la acusación de partícipe necesario en el homicidio, Arancibia podría recuperar la libertad ya que cumplió cuatro años y nueve meses sin proceso, ante lo cual la justicia argentina le computa dos años por uno.

En cambio, el peor escenario para él sería que se le encuentre responsable de ambos delitos, con lo cual quedaría expuesto a cadena perpetua.

RESOLUCIÓN TRASANDINA

EL siguiente es el contenido de la resolución dictada el viernes por el juez argentino Juan José Galeano:

"1. Librar orden de detención respecto de los imputados Augusto José Ramón Pinochet Ugarte, carnet de identidad n 1.128.923-1, nacido el 25 de noviembre de 1915, nacimiento inscrito en El Almendral n 3.555 del año 1915, con domicilio en Los Flamencos n 3796, La Dehesa, Santiago de Chile, República de Chile, según constancias en el legajo;

Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, carnet de identidad n 2.334.882-9 Nacional, de 71 años de edad, estado civil casado, de profesión general retirado del Ejército de Chile, nacido el día 4 de mayo de 1929, natural de Santiago, hijo de Manuel Contreras Morales y de Aída Sepúlveda Cubillos, ambos fallecidos, con domicilio actual en el centro de detención Punta Peuco, según constancias en el legajo;

Pedro Octavio Espinoza Bravo, carnet de identidad 3.063.238-9 Nacional, de 68 años de edad, estado civil casado, de profesión brigadier retirado del Ejército de Chile, natural de Santiago, nacido el día 19 de agosto de 1932, hijo de Pedro Espinoza Molina y de Olga Bravo Martínez, según constancias en el legajo;

Raúl Eduardo Iturriaga Neumann, carnet de identidad n 3.672.875-2 Nacional, nacido el día 23 de enero de 1938, hijo de Jorge Iturriaga y de Amelia Neumann, de 62 años de edad, estado civil casado, de profesión mayor general de Ejército, natural de Linares, República de Chile, con domicilio en la avenida Bulnes n 1170, piso 4, de Santiago, República de Chile, según constancias en el legajo;

Jorge Enrique Iturriaga Neumann, carnet de identidad 3.672.872-8 Nacional, de 63 años de edad, estado civil soltero, de profesión empresario y/o comerciante, natural de Santiago, República de Chile, con domicilio denunciado en el expediente en la avenida Libertador Bernardo O'Higgins n 1452 de la ciudad de Santiago de Chile, según constancias en el legajo;

José Octavio Zara Holger, carnet de identidad n 4.102.787-8 Nacional, nacido el día 6 de febrero de 1943, hijo de José Zara y de Teresa Holger, de 57 años de edad, estado civil casado, de profesión brigadier de Ejército retirado, natural de Valparaíso, República de Chile, con domicilio en la avenida Bulnes n 377, oficina n 607 de la ciudad de Santiago, República de Chile, según constancias en el legajo;

Mariana Inés Callejas Honores, nacida el 11 de abril de 1932, hija de Javier Callejas y de María Isabel Honores, natural de Montepatria, carnet de identidad n 2.267.857-4, según constancias en el legajo,

A los fines de que los mismos sean presentados ante la sede de este tribunal con el objeto de recibírseles declaración indagatoria, artículos 283 y 294 del Código Procesal Penal de la Nación, debiéndose librar el correspondiente oficio al señor Ministro del Interior de la República Argentina, a fin de que la misma quede registrada en todas las fuerzas de seguridad nacionales y se obre en consecuencia.

2. Librar pedido de captura internacional por medio del correspondiente oficio al señor jefe de la División Interpol de la Policía Federal Argentina, ordenando se comunique para su registro la orden de detención de los nombrados en el punto precedente, a todos sus pares a nivel internacional y con el fin de que se proceda a la captura de los mismos en el lugar donde fueren hallados y comunicación inmediata de este tribunal a los fines de proceder a efectuar el formal requerimiento de extradición.

3. Librar formal requerimiento de extradición por medio del correspondiente exhorto a la Suprema Corte de Justicia de la República de Chile respecto de Augusto José Ramón Pinochet Ugarte, Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, Pedro Octavio Espinoza Bravo, Raúl Eduardo Iturriaga Neumann, Jorge Enrique Iturriaga Neumann, José Octavio Zara Holger y María Inés Callejas Honores, a los fines de que se proceda a la inmediata detención de los mismos y trámite en tal sentido tendiente a la remisión de éstos a la República Argentina y someterlos a la jurisdicción de este tribunal en los presentes actuados, conforme a artículos 5 inciso c y b y 9 y 22 de la Ley 1.638 que aprueba la Convención Interamericana sobre Extradición firmada en la ciudad de Montevideo, República Oriental del Uruguay, el día 26 de diciembre de 1933.

4. Acompañar a la requisitoria dispuesta en el punto precedente la documentación a la que se hace referencia en el artículo 5 de la Ley 1.638, librando el correspondiente oficio para su tramitación al señor Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación Argentina, artículo 65 de la Ley 24.767.

5. Notifíquese al señor fiscal, tómese razón y cúmplase con lo aquí ordenado.

Firmado por el juez Juan José Galeano, juez federal.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Una causa paralela a la que lleva adelante el juez Guzmán se ventilará en la Corte Suprema cuando su presidente, Hernán Alvarez, resuelva sobre el pedido que la justicia argentina le elevará para pedir la extradición del general Pinochet y altos oficiales que cumplieron tareas en la DINA.
Una causa paralela a la que lleva adelante el juez Guzmán se ventilará en la Corte Suprema cuando su presidente, Hernán Alvarez, resuelva sobre el pedido que la justicia argentina le elevará para pedir la extradición del general Pinochet y altos oficiales que cumplieron tareas en la DINA.
Foto:El Mercurio
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales