ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Martes 28 de Diciembre de 2004

Nuevo titular del MOP:
El legado que Estévez dejó en el BancoEstado

Fue uno de los líderes del proceso modernizador de la entidad fiscal.

Desde el 3 de enero próximo, el hasta ayer presidente del BancoEstado, Jaime Estévez, asumirá como nuevo ministro de Obras Públicas.

Y el desafío no será menor, al tratarse de una cartera fuertemente cuestionada que se encuentra, luego de los escándalos MOP-GATE y MOP-CIADE, en proceso modernización y transparencia, y donde el ex ministro Javier Etcheverry había comenzado una agresiva campaña para cambiar la percepción pública sobre este ministerio.

Incluso será una tarea que podría asemejarse a la que el propio Estévez realizó hace más de 4 años en el BancoEstado.

Ello, porque si bien esta entidad no era cuestionada por malos manejos, su llegada significó la consolidación de la estrategia que -cinco años antes- se había comenzado a tejer en la institución y que apuntaba a una modernización de su estructura y a un cambio en la percepción pública de éste.

"Su gestión fue una continuidad interesante de lo hecho ya por Andrés Sanfuentes (ex presidente del BancoEstado) y José Mena (gerente general ejecutivo). Los cambios estructurales que se le hicieron al banco comenzaron a dar sus frutos más importantes durante su administración", explica Juan Luis Köstner, presidente de Management Consulting de Gemines.

Y su primer gran salto lo dio en noviembre de 2001. Luego de más de un año a la cabeza de la conservadora institución estatal, Estévez fue la cara visible del cambio de imagen que, aparte de costar más de $1.500 millones, cambió no sólo el nombre de la institución (de Banco del Estado a BancoEstado), sino también su tradicional logo y algunos procesos administrativos.

Eso lo llevó a tener al poco tiempo sus primeros logros. Según un estudio de Brand Tracking Adimark de septiembre 2001, la institución que presidía fue la que obtuvo el nivel de recordación más alto de la banca.

La participación de mercado del BancoEstado repuntó de 11,9%, en octubre de 2000, a 13,1% en igual mes de este año.

"Es una buena administración que logró buenas rentabilidades y modernizarse, llegando a competir prácticamente de igual a igual con la banca privada", explica el ex superintendente de bancos, Guillermo Ramírez.

Pero el proceso de modernización y publicidad no quedó ahí. Los esfuerzos del BancoEstado por mejorar sus tiempos de atención, acercarse a los sectores medios y populares, junto con apoyar mayormente a las pymes son, a juicio de Köstner, estilos que imprimió Estévez al banco.

Y vino otro golpe. La campaña publicitaria de los patos del BancoEstado no sólo generó que la gente los asociara de inmediato con su identidad, sino también un éxito entre la audiencia que fue asociado a Estévez.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales