VIDA Y SALUD

Martes 30 de Diciembre de 2003

Fibromialgia:
El dolor con el que cargan los trabajólicos

Personas demasiado autoexigentes son las que sufren este trastorno músculo esquelético de muy alta prevalencia en la población.

PAMELA ELGUEDA
2.244 horas al año. Ése es el tiempo que permanecen los chilenos en el trabajo, según una comentada investigación realizada en 2001 por el banco de inversiones suizo UBS. Horas que, para muchos, significan estar sentado frente a una pantalla, un teclado y un mouse, elementos a los que suele atribuírseles algunos de los dolores que afectan al aparato músculo esquelético.

Porque no son pocos los que se quejan de malestares en la espalda, hombros, brazos o cuello. De hecho, según datos que maneja el departamento de Ergonomía de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) este tipo de molestias tiene una prevalencia del 75%, es decir, ese porcentaje de personas declara tener un problema de ese tipo.

Por eso no extraña que un número creciente de pacientes llegue hasta el policlínico que el Hospital del Trabajador creó especialmente para tratar los dolores disfuncionales que afectan al aparato locomotor. El diagnóstico más frecuente para estos síntomas es uno: fibromialgia. Un trastorno de origen común que tiene como su principal blanco a los trabajólicos y autoexigentes.

Actividad sedentaria

Un promedio de 200 personas son diagnosticadas mensualmente de fibromialgia en el policlínico del hospital. Se trata de un dolor difuso del tejido fibroso y del músculo, que habitualmente se presenta en las extremidades superiores, en la base del cuello, en la musculatura cervical, los hombros y también, a veces, en partes de las extremidades inferiores como los muslos y las pantorrillas.

Una peculiaridad de este trastorno es que no está asociado a alteraciones específicas que puedan ser detectadas a través de radiografías, exámenes de sangre o de una biopsia, según explica el doctor Alberto Pérez, jefe del Equipo de Extremidad Superior del departamento de Traumatología del Hospital del Trabajador. "Luego, como estos dolores no se acompañan de signos físicos de alteraciones objetivables hay investigadores que dudan de la existencia de esta enfermedad".

Este trastorno, que afecta con más frecuencia a las mujeres de cualquier edad, se acompaña de alteraciones de la sensibilidad de la mano completa. Algunas veces, explica el doctor, incluso se confunde con el síndrome del túnel carpiano, pese a que éste tiene un comportamiento horario (el dolor aparece a ciertas horas) y afecta la sensibilidad sólo de algunos dedos.

Tres factores son los que permiten identificar o que pudieran ser la causa de la fibromialgia. El primero es que el sueño de la persona no es reparador. Y, entonces, amanece cansada y tensa, pues sus músculos han permanecido contraídos durante la noche.

En segundo lugar, son personas muy sedentarias, que no practican una actividad física recreativa y si la tienen, ésta es competitiva y estresante. Y en tercer lugar, y quizá el más importante, son en extremo autoexigentes. "Este es un punto súper importante. Son personas a las que les va muy bien en el trabajo, porque son muy laboriosas, no toleran fallar, prefieren sobrecargarse de trabajo y no delegar nada. Además, su tolerancia al fracaso es casi nula en cualquier circunstancia de la vida".

Cambio de vida

Generalmente, cuenta el especialista, quienes sufren de estos dolores llegan quejándose del mouse del computador, del mobiliario que tienen en la oficina e incluso ya han hecho su propio diagnóstico: "Doctor, yo sé que tengo tendinitis y que no se cura".

"Me ha tocado demostrarles que no tienen tendinitis, incluso en casos en los que han tenido una confirmación médica de esa enfermedad. Y hay que corregirla, pues si no, se quedan con un diagnóstico de incurabilidad".

En realidad, dice el doctor, se trata de un problema multifactorial, donde los estresores pueden estar presentes no sólo en el trabajo. Estos incluyen, además, conflictos emocionales, duelos, otras frustraciones que las personas encaran desde su autoexigencia. "El ambiente laboral sólo pone en evidencia una manera de responder propia de la personalidad del paciente".

El diagnóstico correcto de este trastorno permite un tratamiento que tiene buen pronóstico, aunque depende fundamentalmente de que el paciente cambie su estilo de vida e incorpore conductas saludables.

"Deben comenzar por autovalorarse, porque nunca se dan cuenta de lo bien que hacen las cosas". También buscar una actividad física no competitiva, como el Tai Chi o Yoga, en los que la musculatura se mueve acompañada de una respiración pausada y de relajación.

La terapia también considera el uso de un antidepresivo que mejora la calidad del sueño. "Se sabe que mejora el nivel de serotonina a nivel cerebral y eso hace que se perciba menos el dolor y los pacientes duerman mejor".

Uso ergonómico

Para un grupo importante de trabajadores, en su actividad laboral está el origen de todos sus dolores. En esta explicación, el mouse y el teclado ocupan un lugar importante, lo mismo que la silla y el escritorio en el que afanan cada día.

Sin embargo, los expertos en el tema aclaran que no existen los ambientes ergonómicos, sino el uso ergonómico de los ambientes. Víctor Córdova, jefe del departamento de Ergonomía de la gerencia de Salud de la ACHS, explica que en este tema es fundamental los hábitos posturales y también las conductas que las personas asuman en su labor.

"La información que difundimos está enfocada al autocuidado, que tiene que ver con la organización del trabajo, con hábitos posturales, etc.".

En ese sentido, también aclara que los apoya muñecas para el teclado y el mouse no son elementos de protección personal, sino que su función está asociada a promover buenas posturas.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
La fibromialgia produce dolores especialmente en la base del cuello, en la musculatura cervical, los hombros y las extremidades superiores. En este último caso puede afectar la sensibilidad de toda la mano. Unas 200 personas son diagnosticadas al mes con este mal sólo en el policlínico del Hospital del Trabajador.
La fibromialgia produce dolores especialmente en la base del cuello, en la musculatura cervical, los hombros y las extremidades superiores. En este último caso puede afectar la sensibilidad de toda la mano. Unas 200 personas son diagnosticadas al mes con este mal sólo en el policlínico del Hospital del Trabajador.
Foto:CLAUDIO VERA
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales