ESPECTÁCULOS

Sábado 20 de Septiembre de 2008

Disco "Miedo escénico":
Así es el debut solista de Beto Cuevas, canción por canción


MARCELO CONTRERAS

Al revés de lo que el título sugiere, Beto Cuevas se muestra seguro. Ha hecho de su debut solista una obra con un ojo en México y otro en Los Angeles. Los créditos señalan al músico como productor junto a Aureo Baqueiro, estrella de la producción mexicana, y a Steve Tushar, ex Fear Factory y sonidista en Hollywood. "Miedo escénico" es pop rock como Beto Cuevas entiende el género: profesionalismo marcado con impostada intensidad. Así es esta docena de cortes:

"Miedo escénico": enérgica entrada roquera con toques electrónicos y un par de quiebres de aliento lisérgico.

"Vuelvo": los teclados recuerdan a The Killers y la melodía al sentimiento épico que La Ley alcanzó en "Invisible" (1995).

"Un minuto de silencio": Cuevas escarba en sus raíces de los 80. Acá late la admiración por el U2 de "The Joshua tree" (1987).

"Háblame": la clase de balada acústica que La Ley consiguió dominar en su última etapa, pero ejecutada con mayor propiedad. Una de las mejores interpretaciones vocales de todo el disco.

"Are you sorry?": rock y electrónica, letra en inglés y muchos efectos en la voz. Aires sugerentes en la melodía, y un nuevo recuerdo: acá está el fantasma de La Ley experimentando en "Vértigo" (1998).

"El cínico": rock orgánico y melódico que luego se funde en mantos de teclados que se desvanecen en el coro para dejar nuevamente las guitarras en primer plano.

"No me queda nada": guitarras acústicas y solo la voz de Cuevas para una balada agradable y sencilla que habla de pérdidas.

"Algo": corte en medio tiempo con las guitarras nuevamente en primer plano, fundiendo folk y brit pop.

"Tú y yo": balada que en paladar calza exactamente en el mismo punto que el éxito de La Ley "Fuera de mí".

"La historia que nunca vamos a contar": el tipo de canción mística y con resabios de autoayuda que Cuevas acostumbra componer desde que es una estrella pop latinoamericana.

"Mi única verdad": de nuevo es U2 el modelo a seguir. Otra de las grandes interpretaciones del álbum.

"Mañana": la canción más larga y grandilocuente. Rock épico para cantar en estadios.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales