DEPORTES

Jueves 27 de Julio de 2000


Los sucesos que molestaron a los seleccionados

Los seleccionados reconocieron que las imágenes televisivas que los mostraron conversando con mujeres en la concentración de Cúcuta motivaron la censura a la prensa.
El primer seleccionado que alertó al resto sobre las imágenes televisivas que el domingo por la noche exhibieron Canal 13 y Megavisión fue Marco Villaseca. ¿Cómo se enteró? Simple y rápido: durante las primeras horas del lunes lo llamaron telefónicamente desde Santiago.

Aunque Villaseca retransmitió con lujo de detalles lo que le contaron desde Chile, al comienzo el plantel no reaccionó airadamente. Sólo lo tomamos como una mala anécdota, pero no le dimos mayor importancia, confesó un jugador.

El asunto adquirió otro color a media mañana de ese mismo día, cuando Moisés Villarroel quien había sido retratado en pleno diálogo con una cucuteña de estatura descollante le comentó a Iván Zamorano los pormenores de la conversación telefónica que minutos antes había sostenido con su novia.

El problema para Moisés fue regrande, porque él está de novio y lógicamente que esas imágenes molestaron mucho a su polola, comentó la fuente.

Poco después, al término del entrenamiento matinal en el estadio de Deportivo Cúcuta, el capitán de Chile convocó a una reunión de emergencia al plantel para ana- lizar lo que estaba ocurriendo y para adoptar la poco discutida decisión de evitar cualquier contacto con la totalidad de los enviados especiales a Colombia y Venezuela.

Efectivamente Villarroel estaba dialogando con una muchacha en el exterior de una cabaña, pero al periodista que comentó las imágenes se le olvidó decir que a dos metros de Moisés había otro grupo de jugadores, y dos metros más allá había otro grupo más. O sea, no es que Villa así le apodan al lateral de Santiago Wanderers estuviera solo. Estábamos casi todos en la misma, departiendo muy sanamente con la gran cantidad de señoras, niños y señoritas que ingresaron a la piscina pública del hotel, explicó un miembro del equipo nacional.

Alta tensión

Según los jugadores, las publicitadas imágenes televisivas no fueron la única causa del encono. Lo que pasa es que eso fue como la gota que rebasó el vaso, porque durante la última semana la prensa inventó muchas leseras. Hasta dijeron que la noche del domingo el profe Acosta nos dio libre y que nos habíamos ido de joda a un cabaret que estaba al lado de la concentración. Falso por dos razones: no nos dieron libre y porque había que usar pistola al cinto para salir de noche en una ciudad tan peligrosa como Cúcuta.

En el vuelo de regreso a Santiago donde el contacto entre reporteros y jugadores fue nulo, el propio Iván Zamorano y Javier Margas le habrían encomendado al encargado de prensa de la selección, Felipe Chaigneau, que redactara la declaración pública que el ariete del Inter leyó anoche en Juan Pinto Durán.

Después de eso, nadie volvió a abrir la boca. Hasta nueva orden.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales