ARTES Y LETRAS

Domingo 29 de Octubre de 2006

ENTREVISTA. Ernst Tugendhat:
La moral en el tiempo de su desorientación

Tugendhat es uno de los filósofos alemanes más influyentes hoy en día. Gran parte de su obra ha sido publicada en español y su nombre ya no es más asunto de iniciados en los medios académicos. El pensador alemán estuvo en Chile, en el Instituto Goethe de Santiago y en la Universidad Diego Portales.

MAURICIO SUÁREZ

El destacado filósofo alemán volvió a Chile después de 10 años. Vino a participar en un coloquio internacional sobre Derechos Humanos que se realizó en el Instituto Goethe de Santiago y a dictar un ciclo de conferencias en la Universidad Diego Portales.

Entre 1992 y 1996 residió e hizo clases en nuestro país, pero su presencia pasó entonces prácticamente inadvertida. Hoy la situación es diferente. Gran parte de su obra ha sido publicada en español y su nombre ya no es más asunto de iniciados en los medios académicos. En diciembre del año pasado, la Identity Foundation le dio el premio Meister Eckhart, otorgado antes sólo a Richard Rorty y Lévi-Strauss. Tugendhat donó el dinero recibido a la escuela "Melitha Kumi" de Belén, que acoge a niños palestinos de los tres campos de refugiados que hay en la ciudad.

Justificación moral

-Usted se ha ocupado intensamente de la moral en los últimos 30 años y ha elaborado una compleja filosofía sobre el tema que ha despertado gran interés en Alemania. En nuestro país, mucha gente tiene la impresión de que en las sociedades occidentales contemporáneas reina una preocupante desorientación moral. ¿Tiene la misma impresión?

"Tengo la misma impresión y, de hecho, comencé una de mis conferencias con esa observación, pero no creo que sea muy preocupante. Pienso que nos estamos emancipando de la moral religiosa. Algo muy impresionante fueron las grandes demostraciones poco antes de que EE.UU. invadiera Irak. Había en el aire la sensación de una moral política común. En mi trabajo, yo no describo la moral existente hoy en día. Mi teoría es relativamente abstracta. Plantea que debemos justificar la moral y entonces surge la distinción entre una justificación tradicional y autoritaria, y una justificación igualitaria y simétrica".

-Desde hace varios años, predominan en la discusión moral chilena los llamados "temas valóricos" (libertad sexual, aborto y eutanasia) en desmedro de otros temas valóricos como la autonomía, la tolerancia y el pluralismo. ¿Será éste un fenómeno cultural local o lo advierte también más allá de nuestras fronteras? ¿Qué piensa de los "temas valóricos"?

"En cuanto a la libertad sexual, se trata simplemente de la emancipación de una moral cristiana tradicionalista y en esto Chile está quizá un poco atrasado. Los otros valores me parecen más interesantes. El problema de la eutanasia es universal y tiene que ver con el desarrollo de la medicina. Considerando la situación de enfermos terminales, me parece necesario llegar a una nueva concepción del suicidio, de la posibilidad de terminar con la propia vida cuando uno quiera. El aborto también es un tema universal. La libertad sexual, en cambio, está ampliamente aceptada. En los años 50, cuando yo era estudiante en Europa, era difícil conseguir un cuarto en un hotel si uno iba con una amiga, pero ahora ya no hay problemas".

-En su último libro, Egocentricidad y mística, usted defiende la tesis de que es posible ser místico y a la vez ateo, aunque no, desde luego, religioso y ateo. ¿Cómo es que no hay contradicción entre mística y ateísmo?

"Eso depende de la definición de mística. Yo defino la mística como un retraimiento en sí mismo, manteniendo a la vez un pensamiento universal. En cualquier caso, la mística no se refiere a algo sobrenatural, mientras que la religión es para mí la fe en un ser personal sobrenatural. Por cierto, la religión puede al mismo tiempo ser mística, pero hay una mística que no es religiosa".

-En 1976 usted publicó sus Lecciones de introducción a la filosofía analítica del lenguaje, un libro clave en su obra y que está dedicado a Martin Heidegger. ¿Cómo hay que entender esta dedicatoria?

"Creo que la pregunta de Heidegger por el ser era realmente una pregunta por la estructura del entendimiento humano. Yo llegué a la convicción de que la estructura del entendimiento humano sólo se puede aclarar analizando la estructura del lenguaje humano, que en su base es predicativo. Decimos "algo es tal y tal" y las demás estructuras del lenguaje están conectadas con eso. Dediqué el libro a Heidegger, porque quería decir que el intento de expresar más claramente la pregunta básica de Heidegger me condujo a la temática del libro. Habermas se rió de esta dedicatoria, porque no entendía la relación entre lo que yo hacía y el trabajo de Heidegger. Pero la manera en que yo hacía filosofía analítica era un intento de comprender la estructura de la comprensión humana. Yo tenía y sigo teniendo la convicción de que sin Heidegger nunca habría llegado a esta problemática".

-Usted donó el dinero del premio Meister Eckhart a la escuela "Talitha Kumi" de Belén, que acoge a niños palestinos refugiados. ¿Qué quiso expresar con este gesto?

"No fue un mero gesto, porque al final del discurso de agradecimiento expliqué que como judío estaba avergonzado de la política que sigue Israel y por el hecho de que Israel desde hace cuarenta años ocupa todo el resto de Palestina y maltrata a la gente. Me conmovió especialmente la guerra en el sur del Líbano. Pero esto aún no ocurría cuando escribí mi discurso. La situación difícil, muy difícil de los palestinos sigue igual. En occidente, particularmente en Alemania, hay un prejuicio en favor de los israelíes que proviene de la mala conciencia por lo que pasó en la Segunda Guerra Mundial. Para mí, la donación fue una declaración política".Honestidad intelectual

-¿Me podría decir en qué proyectos filosóficos está trabajando actualmente?

"Hace unos días me pregunté qué problemas me siguen preocupando. En este momento, no estoy escribiendo nada. He viajado mucho en los últimos meses, he hecho clases y dado conferencias. Un problema que me sigue preocupando es el problema de la honestidad intelectual. Ahora voy a publicar un libro, tanto en alemán como en castellano, que lleva por título Antropología en vez de metafísica. Entre otros ensayos, contiene uno sobre la honestidad intelectual. A pesar de que este es un tema del que me ocupo desde hace mucho, creo que aquí tampoco conseguí aclarar la cosa. El problema es qué motivo tenemos para ser intelectualmente honestos. Hay varias posibilidades: un motivo moral, un motivo pragmático y debe haber algún otro motivo. Cuando una persona le reprocha a otra mentirse a sí misma, se trata de un reproche terrible y no sé bien por qué es tan terrible. Hay otro problema que me sigue preocupando, sobre el que también he trabajado mucho: la moral. Como usted ha dicho, llevo 30 años en esto y he ido cambiado mi posición en algunos aspectos. Creo que hay cosas fundamentales que, a diferencia de otros, tengo claras; pero deseo escribir una vez más sobre el tema".

Ernst Tugendhat

El filósofo nació en Brno en 1930. En 1938, escapando del peligro nazi, emigró con su familia a Suiza y luego residió varios años en Venezuela. Estudió filología en Stanford y filosofía en Friburgo, donde fue alumno de Martin Heidegger.

Sus principales publicaciones, todas en editorial Gedisa, son: Lecciones de introducción a la filosofía analítica del lenguaje (1976), Autoconciencia y autodeterminación (1979), Ser, verdad, acción (colección de ensayos, 1992), Lecciones de ética (1993), Problemas (colección de ensayos, 2001), Egocentricidad y mística. Un estudio antropológico (2003).

Además está por aparecer su colección de ensayos Antropología en vez de metafísica.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El filósofo residió y enseñó en nuestro país entre 1992 y 1996, pero pasó casi inadvertido.
El filósofo residió y enseñó en nuestro país entre 1992 y 1996, pero pasó casi inadvertido.
Foto:Mauricio Suárez


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales