DEPORTES

Lunes 2 de Abril de 2001


Juan Carlos Loaiza y Luis Eduardo Cortés, Más grandes que nunca

Los corraleros de la Asociación Valdivia se quedaron con el 53er Campeonato Nacional de Rodeo, al completar 41 puntos montando a "Banquero" y "Batuco". El cometido de los jinetes del Criadero Santa Isabel marcó un nuevo récord de unidades en la Serie Campeones del Chileno.
Fue una jornada sin parangón. Nunca una collera había llegado a 41 puntos en la Serie Campeones de un Nacional de Rodeo, mérito conseguido ayer por Juan Carlos Loaiza MacLeod y Luis Eduardo Cortés Landaeta, sobre "Batuco" y "Banquero", en una abarrotada Medialuna Monumental de Rancagua.

Para el primero, celebrar en la cita cumbre de la disciplina ya supone un verdadero rito, pues el de esta ocasión constituyó su quinto Champion de Chile. Para el segundo, el popular "Negro", fue el bautismo en la gloria, por cuanto siempre había masticado la amargura del intento vano.

Los dos, en todo caso, mostraron un nivel parejo - como jinetes profesionales que son, en todo sentido- y ratificaron el dominio de la Asociación Valdivia y, en particular, del Criadero Santa Isabel, que repitió el lauro que hace doce meses habían capturado el propio Loaiza con Eduardo Tamayo.

No les resultó fácil, de todas maneras. Ni a ellos ni a la agrupación de la Décima Región, que sólo metió a la collera vencedora en el cuarto toro, en circunstancias de que había llegado con seis a la definición de la justa (ver infografía).

Los hermanos Pedro y Ricardo González, de la Asociación Talca, constituyeron uno de los obstáculos más altos. Favoritos sentimentales del público, desde que el año pasado se les calificara en el Champion con menor puntaje que el esperado, irrumpieron con todo sobre sus fieles yeguas "Pirilacha" y "Generosa". Partieron sumando 12 positivos en el primer huacho, y llegaron al último con excelentes 31 y el impulso de casi la totalidad de los diez mil espectadores congregados en el recinto de Avenida España. Un "cero" en un parcial del último toro resignó su opción.

Otros que batallaron hasta el final fueron Diego Pacheco y Luis Huenchul, de Colchagua, que iniciaron con 30 el cuarto animal, en el que el novillo que corrían se cayó.

El resto, con matices, estuvo siempre un escalón más abajo. Porque si es necesario hablar de decepciones también hay para consignar: Ricardo de la Fuente y Alfonso Navarro, por mencionar a dos ilustres.

La dupla intratable

Loaiza y Cortés forman parte de un conjunto de corraleros que llegó con el cartel de favorito a Rancagua. Y si bien preferían ser cautos en sus declaraciones, palpaban que estaban en la mira de todos.

Comenzaron lento el viernes, con cuatro positivos en la Serie Caballos, en la que apenas alcanzaron el segundo toro (4-0). Ya el sábado, integraron el trío ganador del Santa Isabel en la Primera Libre A, donde fueron terceros con 29 puntos (7-11-4-7).

Ayer asomaban con un perfil importante, aunque no indiscutible. La historia de un deporte no siempre predecible y los interesantes aprontes de rivales como Mario Tamayo y César Núñez, los propios Huenchul y Pacheco, y algunos de sus mismos compañeros de criadero, les restaron presión. No en vano, la expectativa estaba mucho más centrada en "Talento" y "Escorpión", los potros ganadores en 2000.

"Batuco" (nacido el 12 de marzo de 1993) y "Banquero" (el 11 de noviembre del mismo año), así como Cortés, hacen su estreno en lo más alto del denominado deporte chileno por antonomasia, que escribió una página brillante durante sus tres días, con récord de puntaje en una serie (no de Campeones) y un impensado, por las cifras, corolario de ayer.

Sí, los huasos pueden estar tranquilos con el nivel de lo exhibido, aunque un tanto complicados por la altísima vara que dejaron los hombres del Club Futrono, expertos a la hora de marcar y marcar.

Por Javier Piñeiro Dávila y Juan Pablo Salgado,

Enviados a Rancagua.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Juan Carlos Loaiza y Luis Eduardo Cortés superaron, con su gran actuación de ayer en Rancagua, el récord que compartían las colleras José Manuel Rey-René Guzmán (1995) y Eduardo Tamayo con el propio Loaiza (2000).
Juan Carlos Loaiza y Luis Eduardo Cortés superaron, con su gran actuación de ayer en Rancagua, el récord que compartían las colleras José Manuel Rey-René Guzmán (1995) y Eduardo Tamayo con el propio Loaiza (2000).
Foto:Mario Muñoz
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales