DEPORTES

Lunes 22 de Diciembre de 2008

La historia del goleador en Argentina:
El eslabón perdido de Lucas Barrios

El fútbol trasandino fue cruel con la "Pantera". En Huracán lo echaron por "enano" y en Argentinos Juniors lo dejaron partir sin costo. Hablan sus técnicos y compañeros.
"Suele suceder que los grandes jugadores triunfan en otro lado", cree el DT Ricardo Gareca, quien propició su debut rentado. El colocolino ya a los 14 años protagonizaba hazañas...

¿Se farreó el fútbol argentino a Lucas Ramón Barrios? Los consultados en esta nota estiman que sí, pero hace algunos años, no muchos, pocos le dieron pista al artillero.

El goleador colocolino creció en Virreyes, en el departamento de San Fernando (Buenos Aires), muy cerca de la cancha de Tigre. Ocho hermanos, familia humilde, sostenida por Eugenio, un maestro de obra.

El bicho futbolero le picó a Barrios desde pequeño y luego lo alimentó su primo Marcelo Cáceres, quien alcanzó a jugar en Chacarita. "Con él salía a la cancha como mascota, ahí me di cuenta que quería ser futbolista", recuerda el ariete.

La primera decepción le llegó temprano en Huracán, club donde le dijeron adiós. "Me dejaron libre por enano a los 13 años. Yo era chico y flaco, recién a los 16 mejoré la estatura", confiesa.

No decayó Barrios y luego se le presentó la chance de integrarse a Argentinos Juniors, cuna de buenos jugadores.

En 2003, el conjunto de La Paternal estaba en Primera B, y el técnico Ricardo Gareca integró al larguirucho a la pretemporada en Necochea. A las semanas llegaría el estreno, que no fue uno más, porque Barrios se transformó en el jugador 1.000 en defender la camiseta roja.

"De pibe era muy trabajador y humilde, tenía fortaleza física, pero había que llevarlo despacio. Aparecía junto a Machín, Pisculichi (...) Había que mejorarlo en el sentido de ubicación del área, cualidad que se la han dado los años", apunta Gareca.

Barrios jugó 15 juegos en la B y marcó 5 veces.

"El 'Negro' siempre pintó bien", recuerda Jorge Quinteros, quien alcanzó a compartir vestuario con el actual goleador planetario. "Le faltó paciencia, debía esperar su oportunidad, pero prefirió partir de cero en Chile. Con las condiciones que tenía podía triunfar tranquilamente en el fútbol argentino", añade el "Polo".

"Lo único que recuerdo es que no tuvo muchas chances en Argentinos", acota el PF Ricardo de Santi, quien trabajó la forma física del goleador de Macul.

Leonardo Pisculichi compartía sueños con Barrios, pero su explosión fue más veloz: fichó en el Mallorca español mientras su compañero cruzaba la cordillera para defender al desconocido Temuco.

"Por ahí Lucas necesitaba más tiempo en Argentina para demostrar su capacidad. Él siempre tuvo potencia, iba bien al área y yo por fuera. No me olvido de un partido con Belgrano en la cancha de Ferro, donde Barrios la rompió", apunta "Piscu", quien juega ahora en Al Arabi, Qatar.

"Si Lucas tiene posibilidades de venir a Emiratos Árabes yo se lo recomendaría. Uno al comienzo sólo viene por el dinero, pero después te das cuenta de que el nivel es competitivo y por eso fichan a figuras de todo el mundo", añade.

Barrios no lograba consolidarse en Argentinos y alternaba minutos en la reserva. Un paso por Tigre tampoco le trajo fortuna.

De vuelta en La Paternal, Osvaldo "Chiche" Sosa no lo tenía entre sus preferidos para el ataque. Ahí llegó el llamado de Chile...

"Lo había visto jugar en la reserva. Me conseguí su número y le expliqué que tenía el biotipo para triunfar en Chile. Le dije: harás 7 u 8 goles en Temuco, pasarás a un grande y luego a México, tal cual. Era fuerte en lo mental, se bancó varios meses sin cobrar en Temuco y sólo le faltaba mejorar la recepción, porque requería de tres tiempos para hacer un gol. Eso lo mejoró", narra Claudio Nigretti, el DT que lo reclutó para ir a la Araucanía en 2005.

¿Por qué Argentinos lo dejó venir a un club que peleaba el descenso en Chile? Nadie se hace cargo.

El "Tigre" Gareca tiene una teoría: "Ese club se caracteriza por formar jugadores de buen pie, muy dúctiles con la pelota, como Maradona, Borghi, Redondo... a los hinchas les gusta la habilidad y si bien Lucas no es un negado, lo suyo era la potencia. Quizá eso puede haber influido, pero yo ya no estaba cuando salió. Además, suele suceder que los grandes jugadores triunfan en otro lado".

Barrios tuvo una segunda oportunidad en su país. En 2006 va a Tiro Federal, pedido por Oscar del Solar.

"Respondió siempre, compartía un lugar con Javier Cámpora y Ariel Carreño. Recuerdo un partido que jugó ante Newell's: ganamos 2-1 y él fue figura, terminó jugando de volante central. El presidente Eduardo López incluso preguntó condiciones, porque lo quería llevar. Guardando las proporciones, Lucas tiene cosas de (Marco) Van Basten", estima Del Solar.

Tras la experiencia en Rosario, la "Pantera" volvió para revivir en Calama. Sus goles en Cobreloa lo llevaron a México, estación previa a Pedreros, en donde al "enano" le quedó el cielo a la mano.

! "El caso de Barrios lo comparo al de (Darío) Conca: ellos no tuvieron espacio en Argentina y hoy son figuras mundiales",
JORGE QUINTEROS


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
La camiseta de Argentinos Juniors y un festejo en el alambrado no fueron suficientes para Lucas Barrios. El atacante no tuvo espacio en los
La camiseta de Argentinos Juniors y un festejo en el alambrado no fueron suficientes para Lucas Barrios. El atacante no tuvo espacio en los "Bichos Colorados".
Foto:GENTILEZA DIARIO OLÉ


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales