VIDA Y SALUD

Miércoles 18 de Abril de 2007

Nacieron en el Hospital San José:
Médicos descartan separación de siamesas

La unión de sus corazones es más compleja que lo que se creía.

DANIELA VARAS

Más sombrío de lo que esperaban los médicos del hospital San José es el panorama que espera a las siamesas nacidas pasada la medianoche del lunes en ese recinto asistencial.

Aunque el alumbramiento estaba fijado para la próxima semana, Johanna Lobos, la madre de las niñas, empezó a sentir contracciones a las 22:30 horas del lunes. Éstas alertaron a los médicos, quienes le realizaron una cesárea pasada las 24 horas. Emily y Constanza -unidas por el corazón, hígado e intestino- nacieron sin mayores complicaciones y pesaron 3 kilos 680 gramos.

Luego del parto fueron derivadas a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Unidad de Neonatología, donde están en incubadora, pero respirando sin ayuda mecánica.

Comparten arterias

Luego de realizarles varios exámenes, los médicos constataron que la separación de las niñas es inviable, al menos por ahora, debido a que están unidas por dos corazones que funcionan como uno, esto es, con un solo ritmo cardíaco.

El jefe de servicio de cardiología infantil del Hospital Roberto del Río, doctor Ignacio Hernández, explicó que Constanza tiene un corazón cercano a lo normal, mientras que Emily posee uno "no funcional". Pero existe una complicación aún mayor: las niñas comparten dos arterias, lo que imposibilita la separación. "Separarlas tal como están significa la muerte para las dos", dijo el médico.

Incluso el estado de las niñas es tan "precario" que no fue posible trasladarlas ayer al Hospital Roberto del Río, porque al intentar retirarlas de la incubadora, inmediatamente "se desestabilizaron", según contó el jefe de la Unidad de Neonatología del Hospital San José, doctor Germán Mühlhausen.

El equipo médico asegura "que es imposible determinar el pronóstico de las niñas", ya que hay poca evidencia científica sobre casos como el de Emily y Constanza. El padre, Carlos Zambra, dijo estar esperanzado y aseguró que "ya ocurrió un milagro al sobrevivir al parto y ahora puede haber otro, aunque los médicos digan lo contrario".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales