EL SÁBADO

Sábado 20 de Junio de 2009

 
La mente centrada es una fuerza de la naturaleza

PATRICIA MAY  En una perspectiva holística, la dinámica de los pensamientos y sentimientos son fuerzas que afectan al mundo, tal como lo hace la fuerza atómica, los procesos biológicos, la acción humana.
Invisibles como el viento, las potencias psíquicas estimulan eventos, de un modo análogo a los vientos que despejan las nubes o se llevan las hojas de un árbol, e interactuan con las dinámicas moleculares, celulares, afectando los flujos del cuerpo y a los eventos concretos del entorno.
Esto hace que se produzcan sincronías entre los estados interiores y los eventos que nos ocurren en la vida, como cuando nos acordamos de alguien que no vemos hace tiempo y nos llama por teléfono, o se nos aparezca por casualidad la información que andamos buscando.
La mente-emoción afecta también a los estados biológicos, a cosas tan concretas como nuestra posibilidad de restaurarnos, sanarnos, armonizarnos, recuperarnos de una operación, o de un estado angustioso.
Las culturas nativas guardaban un conocimiento y una praxis en relación a cómo la dinámica interior del ser humano afectaba a  la sanación del cuerpo, a la germinación de las plantas, a la fertilidad de la naturaleza, al clima. Esto, para una cultura que fragmenta el mundo y no ve conexión entre los fenómenos sicológicos y lo concreto, puede parecer una locura, pero para la mirada integral que apunta al mundo espiritual, mental y físico como una unidad, la psiquis puede ser considerada como una fuerza de la naturaleza. Por ello intuyo que a futuro la mente centrada será uno de los recursos vitales a generar, y el cultivo mental será parte básica de la educación.
La mente centrada o la conciencia clara constituye una tremenda fuerza que depura el estado de ánimo, es un aporte a la salud, conduce las emociones, reconoce sus propias falencias y las trabaja, se vuelve sensible, intuitiva, telepática y es una bendición para el medio, un recurso extraordinario de transformación.Tan importante como la inversión en informática, recursos renovables, biotecnología, energías es la inversión en educación de la mente y conducción emocional, para que el ser humano, que es quien opera sobre el mundo y lo dirige, sea en sí mismo una potencia activa en el medio.
Comente esta columna en http://blogs.elmercurio.com/revistasabado/ 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales