DEPORTES

Lunes 28 de Junio de 2004

Así fueron las otras once celebraciones

Estar en lo más alto no es extraño para los azules. Ya desde 1940, los universitarios laicos vienen incorporando estrellas a su banderín...

1940: la primera alegría

"Llegamos a ese título a base de esfuerzo y compañerismo. La mayoría de los jugadores eran a la vez estudiantes universitarios. Por ejemplo, Eduardo Simián era ingeniero en minas, y Julio Alliende y Eduardo Holzaphel eran médicos. Los extranjeros eran Rafael Breñas, Antonio Rossi y yo, que llegué en 1939 a Universidad de Chile después de jugar en Universitario y Municipal de Perú. La U no era tan popular como ahora. En esos años, nosotros jugábamos por la camiseta, no ganábamos mucha plata ni teníamos muchas comodidades. El título lo peleamos con Audax Italiano y Santiago National". José Balbuena, de 86 años, sobreviviente de la primera estrella.

1962: sabor a revancha

"El '61 habíamos perdido el título en dos partidos de desempate con Católica y al campeonato siguiente de nuevo terminamos igualados. Para la final yo tenía una fisura en el dedo gordo del pie izquierdo y no querían hacerme jugar. Pero hablé con todos, hasta me puse a llorar para jugar y me dijeron que sí. Me pusieron anestesia, me vendaron y tuve que usar un zapato más grande. Hice dos goles y ganamos 5-3. Cuando pasó la anestesia vino el tremendo dolor. No me importó". Leonel Sánchez logró seis títulos con la U y uno con Colo Colo (1970).

1965: el primer "bi"

"La U era un gran equipo y dejó una huella en el fútbol chileno. Ese año de nuevo estuvimos peleando el título con la Católica, pero no jugamos un desempate, sino que le sacamos ventaja y salimos campeones un par de fechas antes. Fue el último título que ganamos con el gran Lucho Álamos. Por eso es un recuerdo imborrable". Leonel Sánchez, el mejor jugador del torneo en 1964 y 1965, según la revista Estadio.

1969: el año bonito

"Estaba recién llegado a Chile y tuve la fortuna de salir campeón. Tuve un recibimiento espectacular. La gente aún me quiere. Sabía a qué club venía, las figuras que tenía: Alberto Quintano, Roberto Hodge, Nelson Gallardo, Pedro Araya, Leonel Sánchez y Carlos Campos, que ya estaba retirándose. Este equipo llegó a semifinales de la Copa Libertadores, pero después de ese torneo casi todos se fueron". Jorge Américo Spedaletti, goleador de la séptima estrella, con 16 anotaciones.

1994: 25 años despues...

"Este año se dio un campeonato como muy pocos se han visto en la historia del fútbol chileno, con la Católica éramos dos equipos con mucho poderío. Estoy orgulloso de que fuéramos nosotros los que nos quedamos con el título al final. Los partidos se jugaban a estadio lleno en todas partes, como no se ve ahora. El partido clave fue cuando le ganamos a la UC por 1-0. Me acuerdo que saqué una pelota de la raya que podría haber sido gol para ellos. Esa vez también ganamos en Calama, un 4-2 que pudo haber sido mucho más amplio". Cristián Castañeda, presente en todos los títulos de la década del '90.

1999: el más largo

"La U hizo un campeonato espectacular. Era un grupo de lo mejor que se ha encontrado en Chile en la última década. Prueba de ello es que muchos fuimos transferidos al extranjero. Se jugaron 44 fechas y después de las 30 primeras se dividió en cuatro el puntaje. Pero había que asumirlo. Duramos 32 fechas invicto y existía un grupo humano muy bueno. Era un equipo que formó Roberto Hernández y que después César Vaccia supo manejar muy bien". Rafael Olarra, que en 1999 ganó el primer título de su carrera.

1959: nace el ballet

"De los seis campeonatos que gané con la U, éste es el que recuerdo con más cariño, porque fue el primero de un proceso iniciado en 1955. La idea de los dirigentes era salir campeón en un plazo de diez años, y ya al cuarto lo logramos con puros jugadores formados en casa, salvo el argentino Ernesto Álvarez. Todo el campeonato estuvimos detrás de Colo Colo. Lo derrotamos en la penúltima fecha y lo alcanzamos. Como los dos vencimos en la última fecha, tuvimos que jugar, 48 horas después, un partido de desempate. Por primera vez en la historia, los dirigentes nos llevaron a concentrar en la Hostería Las Vertientes, en el Cajón del Maipo. El partido lo ganamos 2-1 y fue la primera estrella del Ballet Azul". Carlos Campos, el "Tanque", tres veces goleador del campeonato nacional (1961, 1962 y 1966).

1964: con una clara ventaja

"La gracia del Ballet Azul era que teníamos un plantel muy parejo, con suplentes de lujo. Y no sólo había grandes jugadores, sino que además éramos un grupo muy unido. Este fue un campeonato que lo luchamos contra Universidad Católica, Wanderers, Colo Colo y Rangers, pero sobre el final terminamos sacándoles ventaja y nos coronamos un par de fechas antes. Lo recuerdo porque fue mi último campeonato con la U. Después me fui a Colo Colo y Unión Española". Sergio Navarro, otro azul mundialista del '62.

1967: la renovación

"Era un campeonato de 34 fechas, todos contra todos. Para mí, como jugador, fue muy importante, porque estaba empezando mi carrera y era parte de una generación joven que venía a renovar la base del Ballet Azul, junto con Adolfo Nef, Juan Abel Ganga, Manuel Rodríguez y varios más. Se había ido Álamos y llegó Alejandro Scopelli, quien luego me llevó a la selección nacional. El título lo ganamos con holgura: cinco fechas antes ya éramos campeones. Le terminamos sacando doce puntos a la Católica y quince a Colo Colo. Hicimos una gran campaña y con la incrustación de elementos jóvenes se notó el gran trabajo formativo de la U, con entrenadores en las inferiores como Hernán Carrasco, Washington Urrutia y José Ruiz". Alberto Quintano, tres veces campeón (1965, 67 y 69) y posterior semifinalista de la Libertadores en 1970.

1995: el otro "bi"

"Ya éramos un equipo consolidado. Se mantenía la misma base de Arturo Salah y que después continuó Jorge Socías. Otra vez lo luchamos con la Católica, que había contratado a un par de jugadores más para quitarnos el título. Con la experiencia de 1994 sabíamos manejar mejor los partidos y no jugar a la desesperada. Más que un momento específico del año, destaco la campaña total. Como era un torneo de 30 fechas, había que tener los dientes apretados y no aflojar en ningún momento. Cada partido era igual de importante". Ronald Fuentes, otro que sumó cuatro coronas con la U.

2000: memorable

"Fue un campeonato que al principio no parecía que podíamos repetir, pero al final lo ganamos con bastante amplitud. Creo que la U lo supo manejar bien. Para mí fue un cambio muy grande, venía de Santiago Morning, el equipo más chico. Un partido clave fue cuando le ganamos 3-1 a Colo Colo en el Monumental (24ª fecha). Ellos también estaban luchando por el título, pero con la victoria nosotros agarramos la fuerza para el final. Había grandes jugadores en ese plantel, como Sergio Vargas, Ricardo Rojas, Clarence Acuña, Leo Rodríguez y Pedro González. En ese sentido, no hay comparación con el plantel de ahora. Eran otros tiempos". Diego Rivarola, autor de 11 goles en la campaña que le dio a la U su penúltima estrella.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
1940
1940


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales