ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sábado 8 de Enero de 2011

Historias de emprededores y empresas
Doggis llegará este año a Colombia y prepara fuerte expansión en mercado brasileño

Los fundadores y socios de la compañía, Ricardo Duch y Óscar Fuenzalida, partieron con una fuente de soda, y actualmente tienen más de 200 locales. La mayor parte de ellos son franquicias.  
Carolina Ubilla Bornand Con una facturación de US$ 100 millones en 2010 -un 20% más que en 2009-, cerca de cuatro mil empleados y 215 puntos de venta, el grupo Gastronomía y Negocios, que agrupa las marcas Doggis, D'Leite, Mamut, Bob's y Juan Maestro, cerró un año redondo. Pero quieren más.

En 2011 crecerán fuertemente en Brasil, pasando de ocho a 24 locales, y proyectan llegar a Perú y Colombia a través de la marca Doggis. "Decidimos incursionar en nuevos mercados. Se definió iniciar operaciones en Perú dentro del primer semestre de este año. El mercado colombiano será abordado en profundidad el segundo semestre", dice Óscar Fuenzalida, fundador y socio del holding .

En la operación chilena, donde poseen 207 locales -60 propios y 147 franquicias-, las proyecciones también son positivas. Prevén una facturación de US$ 115 millones hacia fines de este año, un 15% más que en 2010.

¿Cómo lo lograron? La cara de Doggis hoy día es muy diferente a la que tenía hace 28 años, cuando dos jóvenes de 22 años, Ricardo Duch y Óscar Fuenzalida, levantaron un local de sándwiches en calle Matucana, que los propios clientes bautizaron como "Sanguchazo".

Duch y Fuenzalida se conocían desde hace mucho antes, pues coincidían en las fiestas de año nuevo que organizaba la familia materna de Ricardo. Antes de ser socios en el restaurante, incursionaron juntos en otros negocios. Uno de ellos fue la venta de quesos. Entre sus compradores figuraba Lomitón. Fue ahí donde los jóvenes vieron que la venta de sándwiches podía ser un negocio rentable. Sin embargo, la inexperiencia en el rubro les pesó, y recién al sexto mes funcionando lograron números azules.

Las complejidades siguieron, y dos años más tarde, en 1985, abrieron un segundo local en Mac-Iver, que pese a los esfuerzos no tuvo buenos resultados.

El salto vino cuando a un costado del local original y tras ver la gran concurrencia que tenía un local cercano que vendía completos, decidieron abrir un puesto pequeño dedicado 100% a la venta de estos productos. El éxito fue inmediato. "Llegamos a vender tres mil hot dogs al día", recuerda Duch.

Los socios trabajaban de lunes a domingo. Cuentan que al principio, cuando aún había toque de queda, se vieron obligados a pasar varias noches en el local. Pero veían cómo el sacrificio iba dando frutos, y en 1989 ya estaban a la cabeza de seis restaurantes -cuatro en Santiago, uno en Concepción y uno en Talcahuano-, y con la necesidad de unificarlos bajo una misma marca, pues todos tenían un nombre diferente. Viajaron a Estados Unidos a ver cómo funcionaban las cadenas de fast food, y en un viaje a Argentina, Óscar vio una panquequería que se llamaba Doggis, y el nombre le pareció perfecto.

En diciembre de 1989 registraron ventas por US$ 20 mil en el local de Matucana. Ese dinero lo invirtieron en acciones que tuvieron alta rentabilidad, lo que les permitió contar con recursos para llegar a Parque Arauco y comenzar la consolidación de la marca. Ese año se estandarizaron sus locales bajo la marca Doggis, y comenzó a expandirse con potencia.

En la última década, junto con franquiciar Doggis, la compañía ha arremetido con nuevas propuestas. A fines de 2007, el concepto de "Sanguchazo" vivió una transformación, y nació Juan Maestro, una sandwichería que ya cuenta con 20 locales. Los restaurantes de comida casual, Mamut, nacieron en 1997, pero comenzaron a "franquiciarse" en 2009, y hoy cuentan con 11 sucursales. La heladería D'Leite, pese a que es un concepto que fue creado en 2008 y que aún está en perfeccionamiento, ya cuenta con ocho locales. La marca brasileña de hamburguesas Bob's, que en Chile es operada por Gastronomía y Negocios, tiene cinco puntos de venta.

Para los socios, el secreto del éxito ha sido la perseverancia y la reinversión de las utilidades. "Es muy fácil tentarse y llevarse las lucas para la casa, pero nosotros optamos por otro camino", cuentan.

 Sus HitosLlegar al  mallEn 1990 Fuenzalida y Duch vieron una oportunidad en la ampliación de Parque Arauco. Dicen que después de muchos inconvenientes y exigencias lograron abrir en ese sitio, situación que marcó un despegue para la empresa. "Parque Arauco fue nuestro debut en sociedad con un esquema americano de producción y oferta. Después de esa apertura se empezaron a remodelar todos los otros locales, se pasaron a llamar Doggis, se les aplicó la gráfica, se unificó la oferta de productos y partió el desarrollo más en serio", cuenta Fuenzalida.

Expansión vía franquiciasEn 1994 los socios invirtieron todos sus ahorros -unos US$ 100 mil dólares- en contratar una asesoría para expandir el negocio utilizando el modelo de franquicias. "Tomamos la decisión acertada", dicen. Hoy son los mayores "franquiciadores" en Chile.

Datos PersonalesRicardo Duch es casado con seis hijos de entre 28 y 16 años. Estudió administración de empresas con mención en marketing en Inacap.

Óscar Fuenzalida es casado y tiene cinco hijos de entre siete y 22 años. Estudió administración de empresas con mención en finanzas en el IPV, hoy Universidad Diego Portales.

Ambos son emprendedores Endeavor desde 2010.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Ricardo Dutch (a la izquierda) y Óscar Fuenzalida,</b> partieron vendiendo quesos a otras cadenas de restaurantes en los años 80.
Ricardo Dutch (a la izquierda) y Óscar Fuenzalida, partieron vendiendo quesos a otras cadenas de restaurantes en los años 80.
Foto:SERGIO ALFONSO LOPEZ
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales