INTERNACIONAL

Miércoles 8 de Septiembre de 2010

Jorge Quiroga, ex Presidente, sentenciado por injurias:
El gobierno de Piñera debe pronunciarse claramente sobre la situación en Bolivia

Reclama apoyo porque, dice, en su país se violan "principios elementales del estado de derecho y la democracia".  
GASPAR RAMÍREZ El ex Presidente boliviano Jorge Quiroga volvió ayer a La Paz tras acortar un viaje "personal" a Austin, Texas, para atender un asunto urgente y también personal: tratar de mantenerse fuera de prisión luego que un juez lo sentenciara el sábado a dos años y ocho meses de prisión por acusar en 2009 de corrupción a las autoridades de un banco de capitales estatales. Hoy es la lectura formal del dictamen.

La situación es compleja ya que si bien la sanción fue dictada por un juez, Quiroga, la oposición y expertos acusan que el Poder Judicial en Bolivia está controlado por el gobierno del Presidente Evo Morales.

En Bolivia hay varias instancias para apelar, pero Quiroga dice que no es "iluso" y que irá además a la Corte Interamericana de DD.HH., porque la situación por la que atraviesa es una "flagrante violación a la libertad de expresión. Ya no existe justicia independiente en el país", dice a "El Mercurio".

Lo acosan, dice él, "no por hacer algo, sino por hablar. A alguien que en 2008 y 2009 era el líder de la oposición y cuestioné el caso de corrupción más bullado de los últimos años, donde hubo muertos, maletines con dinero retirados de un banco y muchas cosas más".

Quiroga acusó en febrero de 2009 al Banco Unión (83% de cuya propiedad es estatal) de ser "la lavandería de recursos chavistas, de corrupción y de dinero mal habido para uso del gobierno", tras el asesinato del empresario Jorge O'Connor, que había retirado un maletín con 450 mil dólares desde el banco.

"Todo Bolivia criticó y habló de eso y, extraña paradoja, ahora el gobierno manda a un banco que es propiedad del Estado a que enjuicie a quien era entonces el líder de la oposición para callarlo, intimidarlo y posiblemente inhabilitarlo", dice.

Si bien Quiroga llamó a la comunidad internacional a tomar cartas en el asunto, acusa a la OEA y a la ONU de "mirar a otro lado".

"Mi pregunta es: ¿cuándo van a tomar en serio esto? En esencia lo que pedimos a la comunidad internacional es eso: cuántas señales más tiene que haber, en qué democracia un gobierno puede violar la Constitución, la Convención Interamericana de Derechos Humanos o el pacto de la ONU".

Prosigue: "Los embajadores no informan o no hacen nada. ¿Cuándo van a enviar misiones? Lo hemos pedido en reiteradas ocasiones y la respuesta no ha sido la esperada".

Busca ejemplos en la región y se pregunta retóricamente qué pasaría en Chile si los ex presidentes Lagos o Bachelet criticaran a una institución gubernamental inmiscuida en un caso de corrupción.

-¿El gobierno de Sebastián Piñera puede hacer algo?

"Pronunciarse claramente respecto a la situación en Bolivia: el respeto a la libertad de expresión, justicia independiente, a las autoridades gubernamentales electas, como partes centrales e integrales de un estado democrático. En Bolivia eso no existe y se está violentando y triturando".

"Hay que buscar una relación entre los países, pero nunca a costa de mirar hacia el otro lado cuando se violan principios elementales del estado de derecho y la democracia".

El ex Mandatario (2001-2002) valora las gestiones hechas por el senador chileno Jovino Novoa en su calidad de presidente de la UPLA -que agrupa a partidos de centroderecha- y dice que ha recibido muchos llamados de apoyo.

A Quiroga lo que le quita el sueño, según dice, no es su posible ida a la cárcel, sino que "en Bolivia no haya democracia".

A Lula, el hermano mayor del hemisferio, le pedimos que sea un buen vecino democrático, y se pronuncie por lo que está pasando acá".

 Mandatarios acusadosOtros tres ex presidentes bolivianos tienen procesos levantados por el gobierno de Morales. A Eduardo Rodríguez (2005-2006) lo acusan del envío de misiles a EE.UU. para su desmantelamiento, y contra Carlos Mesa (2003-2005) hay un proceso por una supuesta firma de contratos irregulares. "Los procesos están en el Congreso para ser usados contra los ex mandatarios", estima el analista Jorge Lazarte. Las dos autoridades solidarizaron con Quiroga. Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003) está acusado de genocidio y hoy vive en EE.UU.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:EFE
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales