REVISTA YA

Martes 19 de Septiembre de 2006

Graffiti y stencil:
Rayado callejero

Curiosas imágenes detienen las miradas de aprobación o rechazo de miles de peatones que caminan por las calles de Santiago. Sus autores quieren marcar territorio, poner color al gris escenario y plantear un mensaje con contenido social. La intervención urbana, para algunos un arte y para otros un acto vandálico, está haciendo cada vez más ruido.

Texto: Concepción Quintana

Dos grafiteras

En una esquina está Marlene Aichele (20), instalada con sus latas y tarros de pintura, frente a un muro que pertenece a unos locales comerciales de La Reina. Días antes fue, croquera de dibujos en mano, a pedirle permiso al dueño de la pared para rayarla. Y es que hay quienes prefieren tener un graffiti en su muralla antes que un muro sucio o descascarado, como en este caso. Pero la "obra de arte" debe ser aprobada por el propietario de la pared antes de realizarse.

Para "Tins", seudónimo de Marlene, ésta es la sexta vez que pinta sola. Otras veces le ha dado una mano a sus amigos. "No me gusta la idea de decir que yo soy grafitera, porque para la mayoría de los grafiteros esto es una pasión. Yo lo hago por satisfacción personal... Es rico pasar por la calle y que esté el muro pintado por mí", explica.

Estudiante de primer año de Ilustración Digital en el Duoc, afirma que su pasión es hacer dibujos con influencias del cómic, los mismos diseños que entrega a la calle a través de sus graffiti ilustrativos.

"Cada vez se está aceptando más, llega la gente y comenta qué bonito, en vez de decirte qué estás haciendo en la calle. Está cada vez más ligado al diseño, a lo estético y a cómo ocupar los espacios", opina "Tins".

En otra comuna y con una postura distinta está "Mack" (21), quien pinta su nombre por todos lados desde los 16 años. No le importa si es con o sin permiso, y reconoce que prefiere lo segundo. "Busco la adrenalina de hacer una pieza ilegal para colorear Santiago y para dejar un acá estoy yo". Lo de ella son los tag (firma), flop (letras redondas y de pocos colores) y wild (letras más complejas y trabajadas).

Mientras "Tins" conoce las ventajas de pedir permiso a la hora de pintar, "Mack" prefiere escapar de la policía si la pillan rayando. Es por eso que a sus padres no les gusta lo que hace, pero tampoco se lo prohiben.

¿Arte o basura?

El graffiti nació en Estados Unidos en los sesenta, cuando instintivamente las murallas comenzaron a ser rayadas para hacer protesta política o marcar territorio. A Chile llegó en 1983, con una elaboración que consistía principalmente en tiza a color, carbón y brocha, debido al alto precio del tarro de spray.

Durante los últimos años, los artistas de la calle han potenciado nuevas temáticas, nuevas técnicas y han optado por rayar muros autorizados o espacios públicos. Las piezas dejaron de ser subversivas para transformarse en intervención cultural.

Pero es innegable que no todos quienes hacen arte con sus dibujos. "Yo prefiero hablar de rayados, de ensuciarle las murallas a las personas", dice el diputado Jorge Burgos, autor del proyecto de ley que busca sancionar los dibujos y conductas similares que se realicen sin autorización en la propiedad pública y privada.

Y es que en nuestro país no existe una legislación que castigue a quienes hacen graffiti sin permiso. Lo que defiende el diputado Burgos es que aun cuando éstos pueden considerarse un arte, debe existir una autorización de por medio. En esta materia, Chile se rige por ordenanzas municipales que, en la mayoría de los casos, tienen poco efecto. Y significan un gasto adicional para las municipalidades. Cuenta Burgos que en 2004, por ejemplo, la Municipalidad de Ñuñoa tuvo que gastar unos 40 millones de pesos en limpiar las murallas rayadas.

De aprobarse el proyecto, pintar sin autorización sería considerado una falta al Código Penal, y la ley sancionaría con multas de entre $30.000 y $122.000, con la alternativa de aplicar otro tipo de sanciones, como son los trabajos comunitarios.

Los stencilistas

"Alimentar visualmente el espacio público" es el objetivo de Gabriel Salgado. Se apoda "Risk" y junto a "Acuario", "Soul", "Arte" y "Ecos" formaron hace cinco años la Brigada Contragolpe y fueron los pioneros dentro del stencil, técnica que consiste en hacer una planilla con una imagen, para luego rociar pintura sobre ella y repetirla en series. El stencil es rápido de hacer, recuerda al pop en su fenómeno masivo y juega a plantear una pregunta. Los stencilistas andan con sprays en sus mochilas, moviéndose por distintos lugares para dejar su sello.

Álex Goyeneche, "Kelp", es otro de los integrantes de Contragolpe y, a través sus temáticas, busca derribar los prejuicios que existen en torno al tema. "Más que generar controversia, la idea es darle valor a una pared sucia o rayada con colores". "Kelp" quiere rescatar al graffiti "de manera legal y autorizada", y sueña con que se aprecie igual que en España, Alemania, Francia y Australia.

El colectivo ya es conocido dentro del mundo del stencil, y este año ha recibido muchos pedidos para pintar murales en fiestas, parques e, incluso, en Matucana 100, lo que demuestra el valor artístico de lo que hacen.

De la calle a la web

Ningún graffiti o stencil tiene asegurada su permanencia en la pared. Es por eso que María Jesús Díaz (24), diseñadora de la Universidad Finis Terrae, decidió crear un registro de las obras que se hicieran por las calles de Santiago.

Su página www.delacalle.cl comenzó en marzo de 2005, y el material lo recopiló sacando fotografías en la calle. "Me organicé y caminaba un día por el centro, otro día por Providencia y así. Igual era súper poco efectivo, porque yo podía barrer el centro un día y en una semana más podía estar todo borrado o haber mil cosas nuevas", cuenta María Jesús, quien también hace stencil y ha pintado algunos muros.

Al poco tiempo, la página web comenzó a hacerse conocida entre los autores, y hoy se actualiza gracias al material que ellos mismos le envían.

Así como "De la calle", existen muchos sitios, fotologs y blogs que rescatan material visual e información de lo que está sucediendo en materia de intervención urbana:

http://www.contragolpe.org/

http://www.elkelp.cl/

http://www.ecosgraphics.blogspot.com/

http://www.riskone.tk/



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"Qué ves cuando me ves", stencil de "Ecos" (Patricio Albornoz)


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales