CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Sábado 7 de Octubre de 2000


La Autonomía del Volumen

Los escasos textos que recogen la historia de las artes visuales del siglo XX en Chile, suelen dedicar a la escultura unas pocas páginas, casi como el apéndice de un desarrollo pictórico analizado en toda su diversidad. Una especie de "pariente pobre de las artes visuales", la disciplina escultórica ha avanzado a paso lento hacia una concepción moderna, independiente de la representación y concebida como algo más que un complemento de la arquitectura.

En esos derroteros se ha concentrado Enrique Solanich, profesor y crítico de arte, quien encontró en la Corporación Amigos del Arte un buen aliado para convertir su investigación en el libro "Escultura en Chile: Otra mirada para su estudio" , recientemente presentado. Este es el primer texto que apunta a un tema general, después de las monografías sobre los pintores Rodolfo Opazo, Carmen Aldunate, Gonzalo Cienfuegos y Benjamín Lira publicadas por la corporación en los últimos tres años.

"A partir del siglo XX, la escultura experimenta un cambio de mirada, se vuelve autónoma y ya no está sujeta a la perpetuación histórica de personajes, ni al adorno del paseo público. Antes existían estatuas, no esculturas. Este cambio de orientación es encarnado por Rebeca Matte y coincide con una serie de movimientos que abogan por un tipo de modernidad, la Colonia Tolstoiana y el Grupo de los 10 en literatura, el grupo Montparnasse en pintura", explica Solanich.

Esa discursividad moderna es recreada por el autor en la voz de los propios artistas. La elaboración de este libro fue concebida como un trabajo documental, recuperando entrevistas, manifiestos, textos de catálogos y debates de la época. Ese material y el importante número de artículos publicados por Solanich respecto del tema constituyen el cuerpo de un volumen que pretende "ampliar la mirada" de los lectores.

"Intenté descubrir las obras, las estéticas, las poéticas que informaban a aquellos artistas que instalaron la modernidad escultórica en Chile. Hay que entender que, dadas las características de esta disciplina, se trata de un proceso prolongado y variable. A la escultura le ha costado mucho ser moderna y ese proceso es lo que examina el libro. Es para todo público y me gustaría a través de él incentivar futuras investigaciones, porque muchos de los temas y artistas que menciono dan para otro estudio completo".

Sin hablar de vanguardias, Solanich enuncia el quiebre provocado por algunos artistas, como Lorenzo Domínguez, Totila Albert, Samuel Román y José Perotti, quienes a principios de siglo viajaron a París trayendo toda la ruptura conceptual y estética de los nuevos enfoques escultóricos.

Fue en la Universidad de Chile donde estos nuevos aires comenzaron a diseminarse, impulsando nuevas generaciones que profundizaban la investigación autónoma de los materiales y el volumen: "Ellos cambiaron la formación. Se deja de trabajar el mármol y el bronce, es decir, los materiales nobles y se comienza a utilizar piedras, un material que es necesario conquistar cada día- según explicaba Lorenzo Domíngez en esa época- . Eran años de mucho debate, la enseñanza de la escultura estaba hegemonizada en la escuela del Parque Forestal, donde se producían publicaciones y encuentros, todo un campo de batalla estético. En los sesenta surge la primera generación de escultores de la Universidad Católica. En esos tiempos, el referente era Estados Unidos, muchos viajaron allá y descubrieron cómo la tecnología facilitaba el discurso escultórico: los plásticos, el poliéster, los restos metálicos, la chatarra se incorporaron a la obra. En nuestros tiempos, la escultura se diversifica y acepta cualquier materialidad".

Definida como "la más pública de las artes", esta disciplina cambió la orientación de su presencia urbana. De estar en las calles como ornamento o complementando una discursividad histórica, pasó a "tomarse las calles", con volúmenes que ocupan el espacio, representándose a sí mismos.

El protagonismo actual de la escultura en el espacio abierto, en los edificios corporativos, en los parques y en las plazas es también analizado por Solanich, convirtiendo su estudio en el texto más actualizado sobre el tema.

Elisa Cárdenas O.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En librerías se encuentra
En librerías se encuentra "Escultura en Chile: Otra mirada para su estudio", un trabajo del profesor Enrique Solanich, que viene a llenar un gran vacío bibliográfico sobre esta materia. El fragmento de una pintura de Valenzuela Puelma ilustra la portada del libro: "Es una imagen totalmente escultórica", explica el autor.
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales