ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Lunes 6 de Febrero de 2006

Empresas:
Las mil caras del aporte a la educación

Fundaciones y entidades con y sin fines de lucro, especializadas en capacitación o que manejan colegios, son algunos de los modelos que han adoptado los privados.

MARÍA DE LOS ÁNGELES NAUDON D.

Se dice que la educación es "la clave" para que Chile pueda dar el gran salto hacia el desarrollo, y el mundo privado no puede estar ajeno a este tema. Las alternativas para su participación son muy variadas y muchas de ellas desconocidas para la gran mayoría.

Una de las formas de ayudar es acercarse a una municipalidad de escasos recursos y ver cuáles son sus necesidades, especialmente en gestión y diseño de proyectos, para ver cómo apoyarla.

También existe la alternativa de unirse a otros particulares y diseñar una nueva iniciativa para potenciar la educación en Chile, o poner en marcha proyectos similares a los que hoy dirigen empresas y fundaciones a lo largo de todo el país.

Si no cree ser lo suficientemente creativo, siempre puede optar por cooperar en fundaciones que ya existen y que constantemente requieren ayuda monetaria, de capital humano y servicios.

Finalmente, es posible aportar con dinero para que otros expertos especialmente capacitados para intervenir y gestionar colegios se hagan cargo de un tema que a usted tal vez pueda parecerle lejano.

¿Cuánto puede costar algo así? Aunque es importante dejar en claro que los valores son diferentes en cada caso, especialistas comentan que diagnosticar una escuela puede costar en promedio unos $4 o $5 millones y asesorarla, entre $2 y $3 millones mensuales.

Iniciativas

Los aportes de los privados suelen agruparse en fundaciones educacionales o empresas que asumen grupos de escuelas. Entre este tipo de fundaciones encontramos a Belén Educa, la Sociedad de Instrucción Primaria, Marcelo Astoreca, Fundación Educacional Arauco, Fundación Nocedal, Fundación Educar-Los Robles, Fundación Mustakis, AraucaníaAprende y San José, entre otras.

Las fundaciones realizan trabajos bastante similares entre sí: mejoran la gestión de las escuelas y la calidad de las clases de los profesores, con un buen material didáctico de apoyo.

Hay también algunas compañías que están aportando a la educación y cuya contribución es significativa a juicio de los expertos. Microsoft, Olidata, la Caja de Compensación La Araucana, CCU, Minera Escondida, ING, Banco Santander e Intel son algunas de ellas. Lo mismo que Telefónica CTC, que donó internet gratuita por 10 años a escuelas del programa Enlaces.

Los resultados no son menores. Se estima que una escuela bien intervenida y asesorada puede aumentar entre 50 y 100 puntos el promedio que sus alumnos obtienen en la Prueba de Selección Universitaria (PSU)

"Lo más novedoso es que se han aplicado evaluaciones rigurosas, demostrando que efectivamente la pobreza no implica mala educación. Se ha sembrado una enorme esperanza en el sistema educativo en general, el que lamentablemente es lento y lerdo para enterarse, pues tiene pocos incentivos para mejorar", comenta Pedro Hepp, quien está a cargo del proyecto de formación Araucanía Aprende.

Hepp comenta que han reunido a un grupo de alrededor de 20 empresarios que están comprometidos y han contribuido con $1 millón cada uno, a través de la Ley de Donaciones, para la construcción de escuelas. Pero agrega que eso aún es insuficiente y que han invitado a otros 600 empresarios a participar.

Se debe tener en cuenta que también hay personas naturales que están comprometidas con la educación. En forma independiente, ellos colaboran con dinero, terrenos, infraestructura, herramientas de trabajo, etc. Hay muchos privados que apoyan fundaciones que administran escuelas o liceos, y otros que apadrinan a niños de establecimientos de escasos recursos, como sucede con los colegios de la Fundación Nocedal.

Un ejemplo del aporte privado son los gremios agrupados en la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) que operan en dos grandes líneas. Por un lado trabajan con el Ministerio de Educación a través de una alianza que busca fomentar el emprendimiento, la alfabetización digital y elevar el uso de inglés, entre otras iniciativas. También se invierte dentro de las mismas asociaciones gremiales. Por ejemplo, la Sociedad Nacional de Minería brinda educación en las especialidades de metalurgia, mecánica y administración, y la Asociación de Bancos forma y capacita a técnicos y profesionales para el trabajo en la actividad financiera. Los organismos empresariales además imparten directamente educación media a más de 40 mil alumnos.

Una idea novedosa en estas materias es la que tienen los profesionales de Educa UC, una iniciativa de la Universidad Católica y el fondo Expertus.

Modelos



La propuesta de Educa UC consiste en la implementación de distintos modelos de gestión educacional que permitan, en forma sustentable, ofrecer una formación de alta calidad, académica y valórica a sus alumnos. Apunta a mejorar sus posibilidades de acceso a la educación superior y mercado laboral. También busca entregarles las herramientas necesarias para que estén plenamente preparados para insertarse, de manera positiva, en la sociedad.

Su objetivo central es mejorar la calidad de la educación preescolar y escolar en Chile y, en particular, de la de niños que pertenecen a los sectores de ingresos medios y medios bajos.

"Se pretende contribuir a la reducción de la brecha existente entre los establecimientos de mayores y menores ingresos", afirma María Domeyko, quien trabaja en esa entidad.

Para ello cuenta con un equipo de profesionales de amplia experiencia en gestión académica y administrativa de instituciones educacionales y el respaldo de la PUC. Esto último permite apalancar su infraestructura física y humana; su experiencia en materia de formación educacional integral y su capacidad de investigación, entre otros.

La idea es comprar entre 30 y 50 colegios en cinco años. Para ello, Educa UC ha suscrito una alianza estratégica con el fondo de inversión privado Expertus, especializado en el sector educacional. Dicho fondo reúne a destacados empresarios como Marco Cariola (ex Pathfinder), Christoph Schiess (Termas de Puyehue), Alberto Hurtado (Embotelladora Andina), José Antonio Garcés (Embotelladora Andina y Consorcio Financiero), Andrés Lyon (AntarChile) y un integrante de la sucesión de Boris Hirmas.

El tamaño actual del fondo es de US$ 22,5 millones.

En la actualidad, Educa UC gestiona tres colegios con una matrícula aproximada de 3 mil alumnos y se encuentra en proceso de integrar a dos nuevos establecimientos a esta red.

Costos Aporte especialistas dicen que diagnosticar una escuela cuesta en promedio unos $4 o $5 millones y asesorarla, unos $3 millones al mes.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Busca mejorar la calidad de la educación preescolar y escolar en Chile y, en particular, la de niños de los sectores más modestos.
Busca mejorar la calidad de la educación preescolar y escolar en Chile y, en particular, la de niños de los sectores más modestos.
Foto:El Mercurio


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales