ESPECTÁCULOS

Viernes 26 de Diciembre de 2003

Manuela Martelli:
No me imagino yendo por la calle y que me pidan autógrafos

La protagonista de B-Happy ha cambiado: ya no es tímida y revela que tiene las cosas claras.

NATALIA NÚÑEZ

Manuela Abril Martelli Salamovich (20) tenía un trauma cuando chica. Sus compañeros de curso del colegio Saint George se reían de su segundo nombre: cuando pasaban la lista le decían Manuela abril, mayo, junio, julio, agosto. Ella, tímida, aguantaba la lluvia de risas. Pero las cosas han cambiado. Y quien puede gozar ahora es Manuela: se ha hecho famosa y está lista para el primer estreno de cine chileno de 2004, B-Happy, donde oficia de protagonista.

El filme, de Gonzalo Justiniano, ofrece la historia de una liceana que no le tiene miedo a nada. Y Martelli, después de pasar con honores por sitios como los festivales de La Habana y Toronto, tampoco tiene miedo. Sigue hablando con voz dulce. No pierde la mirada inocente. Pero se nota que está más fogueada ¿Está Manuela Martelli de acuerdo? Sigo siendo igual, responde entre las toses de un resfrío mal cuidado.

Igual. Nació en Santiago el 16 de abril (abril, su nombre) de 1983. Vive en la misma casa, más bien un caserón, de Ñuñoa. Estudia arte en la Universidad Católica. Ya pasó a tercer año, pero ahora están pensando tomar ramos de teatro porque la actuación dejó de ser una anécdota en su vida: ha recibido ofertas para otros papeles que prefiere no decir. Sí puede recordar que también actuó en Machuca, la nueva película de Andrés Wood.

Por estos días tiene su agenda completa con promoción: Esta última etapa ha sido de todos los días entrevistas. Y todavía no aparecen y no sé las repercusiones que podrán tener y no me imagino qué pueda pasar. Me da un poco de susto, pero no sé muy bien por qué. Lo que pasa es que no me gusta el cuento de la sobreexposición. No me imagino yendo por la calle y que me pidan autógrafos.

Cuando ella actuó en B-Happy tenía 18 años. Recuerda que para construir el personaje recurrió mucho a su propia experiencia de los 15 años: La adolescencia es para todos igual. A unos les puede tocar vivir experiencias más fuertes que a otros. Claramente a Kathy (su personaje) le tocan cosas fuertísimas. Pero hay una etapa de descubrimiento que es común en todos.

Martelli sabe que su personaje y ella comparten algo: Eso de no tenerle miedo a nada. A veces me lanzo a las cosas sin pensarlo mucho. Por ejemplo, yo me lancé en esta empresa (la película) sin pensarlo mucho y eso refleja un poco la personalidad de Kathy, eso de lanzarse a la vida sin temores.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Manuela Martelli quiere estudiar teatro.
Manuela Martelli quiere estudiar teatro.
Foto:Julio Maillard
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales