INTERNACIONAL

Miércoles 29 de Marzo de 2006

Andrew Card, jefe de Gabinete de la Casa Blanca:
Se va el hombre de confianza de Bush

La medida parece responder a presiones de republicanos para efectuar cambios ante la baja popularidad del Mandatario.

El Presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció ayer la renuncia de su jefe de gabinete, Andrew Card, quien será reemplazado por el titular de Presupuesto de la Casa Blanca, Joshua Bolten.

Según analistas, el cambio de gabinete parece una respuesta de Bush a los reclamos de algunos dirigentes republicanos, quienes le sugirieron que renueve su gabinete, preocupados por su baja popularidad. Los sondeos dan al Mandatario un respaldo inferior a 40%, consignó ANSA.

La marcha de Andrew Card, que tendrá efecto el 14 de abril, dejará a Bush sin la persona que ha sido su sombra en los últimos cinco años y medio.

Discreto como un mayordomo inglés y afable como uno irlandés, es casi un desconocido para el público en general. Casi, porque existe de él una imagen imborrable. El 11 de septiembre de 2001, mientras las cámaras grababan el momento, Card se acercó con calma a Bush -que leía cuentos para niños en un jardín infantil de Florida- y le susurró al oído: "Un segundo avión se ha estrellado contra la segunda torre. Estados Unidos está bajo ataque".

La imagen ilustra lo que ha sido Card para el Presidente. Su sombra, su hombre de confianza, el que hacía parecer fácil la organización de todo un gobierno sin dejar ver todo el trabajo que había detrás. El hombre que sabía caer bien tanto a los periodistas como a los altos cargos y el que motivaba a los funcionarios con notas de agradecimiento por el trabajo bien hecho.

Todo ello, a costa de un enorme sacrificio personal, según él mismo ha admitido a algunos periodistas. Su jornada laboral le obligaba a levantarse cada día a las 4:20 de la mañana y continuar hasta después de que su Presidente se hubiera ido a la cama a las nueve de la noche.

Así ha sido durante cinco años y medio para el jefe de Gabinete que más ha durado en el puesto por detrás de Sherman Adams, durante el mandato de Eisenhower, cuando no existían canales de noticias de 24 horas ni teléfonos celulares ni correo electrónico.

Y, a juicio de algunos, ese cansancio que arrastra se ha dejado notar en los últimos meses, cuando la Casa Blanca se ha visto inmersa en fiascos como el de la gestión del huracán Katrina o el acuerdo, finalmente abandonado, para que una empresa de Dubai se hiciera cargo de la gestión de seis puertos de EE.UU.

Desaliento

Cosas así, a juicio de algunos congresistas republicanos que han pedido relevos en el equipo presidencial, no hubieran sucedido en los tiempos en los que "Andy" estaba fresco.

Y "Andy" parece haberles dado la razón. A principios de este mes ya había panteado a Bush su deseo de abandonar su cargo. El Presidente aceptó su dimisión este fin de semana, que ambos pasaron juntos en Camp David, la residencia de descanso presidencial en las montañas de Maryland (noreste de EE.UU.).

En una breve ceremonia ayer en la Casa Blanca, Bush dio las gracias a su asesor por "su consejo sabio, su calma en momentos de crisis, su capacidad, su integridad y su compromiso con el servicio público", consignó EFE.

Andrew Card comenzó su carrera política en Massachusetts, cuando fue elegido al Congreso de ese estado en 1974 como un republicano moderado que apoyaba el aborto y los derechos de los homosexuales. También se presentó como candidato a gobernador de Massachusetts, pero perdió en las primarias.

Su trabajo con la familia Bush comenzó en 1980, como responsable en Massachusetts de la campaña fallida de George Bush padre para ganar la candidatura de su partido en esas elecciones.

Como Vicepresidente de Ronald Reagan, Bush introdujo a Card en la Casa Blanca, donde trabajó en la oficina de coordinación del Gobierno antes de convertirse en jefe adjunto de Gabinete y, más tarde, en secretario de Transporte.

Al anunciar ayer su despedida, un Card visiblemente conmovido afirmó que la Biblia "nos recuerda que hay diferentes estaciones, y ésta es una nueva estación", consignó EFE.

El jefe de Gabinete saliente, que será sustituido por Josh Bolten, director de la Oficina de Presupuestos, se declaró "privilegiado" por haber trabajado con George W. Bush. "Usted es un buen hombre, señor Presidente. Y hace cosas grandes", aseguró.

CAMBIO

CARD seguirá en su cargo hasta el 14 de abril, cuando será reemplazado por Joshua Bolten, actual director de Presupuesto.

LLEGA UN MOTOQUERO

El nuevo jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Joshua Bolten, conocedor de la política y un fan de las Harley Davidson, tiene ahora a cargo poner en su lugar la tambaleante agenda del Presidente George W. Bush.

Considerado como uno de los principales artesanos de la estrategia del Presidente republicano en materia económica, a sus 50 años Bolten se ha mantenido al lado de Bush por más de diez años.

Fue el director político de su campaña presidencial victoriosa de 1999/2000 antes de ser elegido Secretario General adjunto de la Casa Blanca. Nombrado en 2003 director de Asuntos Burocráticos de la Presidencia, Bolten tuvo como alta misión la preparación del presupuesto federal.

"Josh", que disimula bajo su mirada lisa y anteojos de intelectual su hobby por las potentes motos Harley Davidson y el bowling, fundó la asociación "Bikers for Bush".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
George W. Bush junto a Andrew Card, quien fue durante años uno de sus colaboradores más cercanos e incluso un gran amigo.
George W. Bush junto a Andrew Card, quien fue durante años uno de sus colaboradores más cercanos e incluso un gran amigo.
Foto:REUTERS


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales