REVISTA DE LIBROS

Domingo 1 de Marzo de 2009

Publicación A veinte años de su muerte:
Danilo Kis enciclopedista

Con Enciclopedia de los muertos, uno de sus libros más representativos, continúa la recuperación por editorial Acantilado de la obra del escritor serbio considerado uno de los más importantes de la segunda mitad del siglo XX.

Patricio Tapia

En uno de los ensayos recogidos en su libro Homo poeticus, Danilo Kis apuntaba: "Lo que más detesto es la literatura que quiere ser minoritaria. No importa de qué minoría: política, étnica, sexual. La literatura es una e indivisible. Buena o mala. Se puede ser homosexual y no ser Proust; judío y no ser Singer. Minoría o no, eso no me interesa para nada. El argumento de mis libros es, para citar a Nabokov, el estilo. O viceversa: el estilo de mis libros es su argumento. Eso es todo".

Por cierto, eso no es todo, pues en su caso la pasión por la forma no excluía la voluntad de abordar grandes temas históricos -algunos traumáticos o trágicos, como los estragos del nazismo o el estalinismo-, generalmente refractados en destinos anónimos y tragedias silenciosas que se hunden en medio de un desastre mayor o en la indiferencia. Una parte de su obra es de inspiración autobiográfica, como La buhardilla (y la bohemia de sus años de formación) o el ciclo reunido en Circo familiar (que gira en torno a la figura del padre desaparecido). Otra parte, sin embargo, tiene una apariencia más "documental", como Una tumba para Boris Davidovich o Enciclopedia de los muertos: conjunto de relatos de "vidas imaginarias" (según las llamó Marcel Schwob), en que se diluye la frontera entre la labor literaria y la investigativa, con instrumentos formales y técnicas de trucaje y apropiación, que tienden a disimular su complejidad poética y su trabajo estilístico.

La fascinación de Kis por las estratagemas y conspiraciones que figuran en su cuentos (por ejemplo, el engaño que sufrió Edouard Herriot, primer ministro de Francia, en Una tumba para Boris Davidovich; o la larga narración sobre la elaboración y destino de Los protocolos de los sabios de Sión, con otro nombre, en Enciclopedia de los muertos) tuvieron un correlato más amargo en la conspiración en contra suya por parte de la Unión de Escritores de Yugoslavia, tras la publicación en 1976, de Una tumba para Boris Davidovich -donde exploraba fundamentalmente la época estaliniana, con sus revolucionarios de profesión y sus asesinos-, en que se le acusó de plagio. Este episodio finalmente lo llevaría al exilio voluntario en París, y Christian Salmon, en su libro Tumba de la ficción lo menciona como una "fatwa" que pasó inadvertida. Según Salmon, Kis, consideraba que "el escritor de ficción tenía el deber de ser un archivero o un escribano cuya tarea no consistía en recrear un mundo desaparecido, como en las novelas históricas, sino más bien en juntar sus ruinas, sus vestigios, sus restos..." y que Enciclopedia de los muertos revelaba la obsesión que lo impulsaba a escribir: salvar lo que está en trance de desaparecer.

En el cuento que le da título al libro, está la idea de una enciclopedia en la que todo lo que constituye la singularidad de una vida sería registrado hasta en sus detalles más íntimos: una mujer encuentra en Estocolmo una biblioteca en la que cada sala tiene una letra y en ella están las minuciosas biografías de todas las personas muertas, con la única condición de que no figuren en otra enciclopedia (según un "Post scriptum" de Kis, su relato se inspira en parte en los "Archivos" de los mormones en Estados Unidos). Tal argumento lleva a pensar en Borges y ciertamente es una influencia importante para Kis: fue uno de los autores supuestamente plagiados en Una tumba para Boris Davidovich, cuya edición estadounidense prologó el poeta ruso Joseph Brodsky negando que tuvieran mucho que ver (aunque Kis lo cita en la nota de un cuento de ese libro; también lo cita en Enciclopedia de los muertos y en varios ensayos). En el libro hay otros cuentos. Sobre Simón el mago, el primer hereje, enfrentando a los apóstoles cristianos; el funeral de una prostituta; la leyenda del despertar de unos durmientes de 300 años; espiritismo premonitorio; el lamento de un epistolario perdido, entre otros. En todos ellos, hay algo de humor e ironía y un lirismo desesperado que se manifiesta sobre todo -influjo quiza también de Borges- en varias de sus secuencias enumerativas.

Enciclopedia de los muertos

Danilo Kis

Traducción de Nevenka Vasiljevic, Editorial Acantilado, Barcelona, 2008, 202 páginas, $23.700


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales