ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Jueves 2 de Febrero de 2006

Este gobierno ha dado las seguridades a las empresas para desarrollarse

El ministro de Minería, Alfonso Dulanto, dice que a veces se toman medidas que buscan un beneficio para todos los chilenos y que pueden no estar en línea con los intereses de las compañías.

DANIELLA ZUNINO

Durante el gobierno del Presidente Lagos, muchas veces el sector minero estuvo en el "ojo del huracán", básicamente por la discusión del royalty. Pero en lo personal, ¿cuáles fueron los momentos más difíciles del ministro de Minería, Alfonso Dulanto? Él dice que fueron las descalificaciones personales: "Tuve algunas bastante fuertes a las que, para serle franco, no estaba acostumbrado y en eso quizás se puede haber notado mi falta de experiencia en el mundo político, en el cual las descalificaciones son habituales".

En todo caso, el secretario de Estado se va conforme y espera volver a sus actividades empresariales mineras privadas cuando deje el ministerio. Sobre su período como funcionario de gobierno afirma que trató de tener un perfil bajo, además, plantea que para él una preocupación fue el tema ético: "Yo renuncié totalmente a todos mis negocios mineros cuando asumí la Intendencia de la Segunda Región (cargo que tuvo antes de ser ministro). Además, creo que es importante decir que he sido extremadamente austero en el manejo de los recursos de este ministerio, por ejemplo, nunca he viajado en primera clase en un avión, a la cual tienen derecho los ministros de Estado, yo nunca he cambiado un auto".

-¿No cree que durante este gobierno se produjo un quiebre de la confianza entre el sector privado y el gobierno, porque se dijo que no habría ningún cambio en materia impositiva y sí lo hubo?

"No podría hablar de las confianzas que el sector privado tiene hacia el gobierno, sólo puedo hablar de las confianzas que el gobierno tiene hacia el sector privado. No tengo ninguna desconfianza hacia el sector privado, porque entiendo bien cuáles son sus objetivos, porque he estado sentado en ese lado, y sé cuáles son los del sector público".

-¿Pero de ellos hacia el gobierno? Porque hay un tema de palabra, porque se hizo algo que se dijo que no se haría.

"Tendrían que decirlo ellos...Lo que pasa es que, de repente, uno toma medidas que apuntan a un beneficio para todos los chilenos y eso no necesariamente está en línea con lo que pueden ser en un momento dado los beneficios de un pequeño grupo de propietarios de una empresa. Pero creo que eso es propio de cualquier gobierno".

"Aquí lo más importante es que este gobierno les ha dado toda las seguridades a las empresas, al sector privado, para poder desarrollarse y por eso hemos visto la cantidad de inversiones que se han concretado en los últimos años en minería. El aporte que el gobierno hace para que estas empresas puedan tener éxito no es menor y, en consecuencia, me imagino que eso será reconocido por las empresas privadas y no debería generar desconfianza, aunque puede haber cosas puntuales que no les gusten a las empresas".

-Frente a todas estas polémicas, ellos plantean el tema de las reglas del juego.

"Cualquier innovación que uno haga va a ser siempre un cambio en las reglas del juego. Si en un momento dado, por cualquier razón, uno determina que hay una cierta ley laboral o ambiental o de tipo tributario que no obedece a las prácticas o a la realidad de lo que pasa, es evidente que hay que hacer cambios. Por lo tanto, siempre va a haber cambios en las reglas del juego desde ese punto de vista, lo importante es que éstas apunten en un sentido en que la industria se pueda seguir desarrollando y que, en definitiva, esto nos beneficie a todos los chilenos. Esta inamovilidad, medio granítica, yo no la puedo compartir, porque no se hace cargo a lo que pasa en ningún lugar del mundo. Todos los países van modificando sus regímenes tributarios, laborales, etcétera, de forma de ir adaptándose al mundo actual".

"En el tema del royalty se está haciendo lo que realizan el resto de los países del mundo: cobrar por la explotación de un recurso no renovable. Uno también entiende que las empresas no quieren pagar más impuestos, nadie quiere pagar más impuestos, ni las empresas ni las personas, pero son cosas en las cuales hay que ir avanzando".

-En el royalty la ley permite dos opciones y la elección de una de ellas es voluntaria, pero ahora se manda un segundo proyecto para obligar a la empresa a pagarlo. ¿No es una mala señal para los privados?

"El espíritu de la ley establece claramente que aquellas empresas que están en un régimen de tributación variable, vale decir, que se les puede cambiar las tasas de tributación y que tributan una tasa baja, que es la de 35%, tienen que pagar este impuesto. Y aquellos que están pagando un 42% han pagado un seguro de siete puntos en su tributación total justamente para que no les cambien las reglas del juego, para estar en invariabilidad tributaria y a ellos claramente no se les aplica el impuesto".

"Toda la discusión que estamos teniendo hoy y lo que estamos viendo en el proyecto de ley que se pretende llevar al Parlamento es cómo se les devuelve a aquellos que están en régimen de invariabilidad el impuesto que se les va a cobrar a las empresas, pero de lo otro no puede haber ninguna duda".

-Pero si es tan obvio, ¿por qué se necesita un proyecto aclaratorio?

"Porque no queremos que esto se judicialice más allá de lo necesario, no queremos que se politice el tema. Para evitar eso, resulta más efectivo mandar un proyecto de ley aclaratorio. Para mí es de 100% de evidencia que no tiene otra interpretación esa ley que no sea que aquellos que tributan en el régimen bajo tienen que pagar este impuesto, así como quienes tributan con 42%, no".

-Pero si la empresa interpreta lo contrario, ¿no significa que la ley está mal hecha?

"Siempre las empresas van a buscar las interpretaciones que creen que a ellas más les favorece, es evidente. A lo mejor, uno podría haber sido más explícito en el tema, pero las leyes no son todo lo explícitas que uno quisiera, uno subentiende que la gente es capaz de entender estos temas".

-¿Cuál es el balance que realiza de su gestión?

"He cumplido prácticamente con todas las metas que me tracé. Las más importantes de estas cosas fueron: el mayor aporte de la minería al país, tanto público como privado; privado en el caso del royalty".

"También el saneamiento financiero de Enami y la solución a la controversia del tema de Disputada. También está el tema de la política mediante decreto supremo para la pequeña y mediana minería y hemos trabajado bastante respecto del mayor valor agregado del cobre".

"En el tema internacional, en todo lo que se refiere a promoción y usos del cobre hemos tenido una acción extremadamente fuerte".

"Como presidente de directorios, creo que ha sido una cosa importante el fortalecimiento que les hemos dado a las tres empresas públicas del sector minero. Hemos hecho una defensa permanente para que las empresas del sector minero sigan en manos del Estado. He tenido un discurso fuerte también en cuanto a que los ministros puedan participar en los directorios".

"Las tres empresas públicas del sector de la minería quedan con planes estratégicos para el futuro, discutido con sus trabajadores, sus ejecutivos y los directorios. En consecuencia, el nuevo gobierno puede usarlos o no, pero tiene una base de reflexión que hemos hecho durante los últimos 3 o 4 meses".

Nombramiento de Poniachik: "Me parece estupendo"

-¿Qué le parece que Karen Poniachik sea la nueva ministra de Minería?

"Me parece estupendo. Tengo la mejor impresión de ella, y no me cabe duda de que se va a desempeñar muy bien".

-¿Cuáles son las tareas que debería abordar la futura ministra?

"Hay desafíos importantes, pero esto no significa que yo le esté marcando la agenda. Creo que hay un tema en la institucionalidad del sector que hay que partir arreglando. Me parece que se ha dado un paso importante generando este acercamiento entre Energía y Minería. Hay que repensar los gobiernos corporativos de las empresas del Estado sobre los cuales hay un proyecto hoy en el Parlamento, al cual creo que hay que introducirle modificaciones para perfeccionarlo".

"Un segundo desafío es seguir impulsando esta mesa público-privada que establecimos hace un mes y medio y que, de alguna manera, es el inicio de una nueva forma de trabajo con el sector privado, después de algunas desavenencias que hemos tenido. Esa mesa ya inició su trabajo, definió una agenda de temas, formó comisiones de trabajo, y está integrada por el ministro secretario general de la Presidencia, por este ministro, por la directora nacional de la Conama, el presidente del Consejo Minero y el presidente de la Sonami".

"Se hizo una agenda de temas que son cruciales para la minería para adelante, temas como el agua, la energía, los contratistas, la institucionalidad del medio ambiente, que hay que repensarla, y está dentro del propio programa de la Presidenta el ver cómo reorganizar el sector del medio ambiente".

"Creo que el tema de la innovación también es central para adelante. También hay un tema internacional, el de las barreras que hoy existen para el comercio del cobre; el Reach es un tema que va a imponer una serie de actividades en los próximos meses".

"Un último desafío es seguir fortaleciendo las empresas públicas. Creo que el fisco, cuando sea necesario, tiene que capitalizar en las empresas públicas de manera que éstas puedan seguir creciendo, puedan valer más y aportar más y seguir en manos de todos los chilenos. La única razón por la que veo que estas empresas el día de mañana pudieran no estar en manos del Estado es que en un momento dado no pudieran seguir creciendo por falta de capitalización".

-¿Una eventual apertura de Codelco a capitales privados será un tema de debate durante el próximo gobierno?

"Creo que nunca van a cejar los esfuerzos de algunos sectores por participar en la propiedad del Estado".

"Es un negocio demasiado importante, hay mucho dinero en juego, es una empresa extremadamente rentable y, en consecuencia, cualquier hombre de negocios -y yo lo entiendo, porque he sido hombre de negocios- quisiera tener una participación en ese negocio, pero yo creo que no es necesario. En consecuencia, esto debe seguir perteneciendo a todos los chilenos y los chilenos no tendríamos por qué compartir con alguien en particular este negocio".

IDENTIDAD

ALFONSO DULANTO

Ministro de Minería.

Entre 1972 y 1980 estuvo en Codelco. En el ámbito empresarial, una de sus labores fue desarrollar la Fundición Refimet. Fue intendente de la Segunda Región.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Dulanto dice que los países modifican, por ejemplo, sus regímenes tributarios y laborales, para adaptarse al mundo.
Dulanto dice que los países modifican, por ejemplo, sus regímenes tributarios y laborales, para adaptarse al mundo.
Foto:EL MERCURIO


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales