ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 22 de Noviembre de 2009

El empresario minero habla sobre su cáncer y su nueva vida
Hernán Hochschild: En el dolor la humanidad sale en todo su sentido

El ex presidente de la Sonami cuenta cómo está enfrentando su enfermedad, los negocios familiares y los proyectos que tiene.  
Magdalena Winter y Juan Jaime Díaz Pese a su enfermedad, el martes pasado Hernán Hochschild (54 años) no dejó de asistir a la cumbre empresarial chilena, Enade 2009. "Es que el tema empresarial está en el ADN. Y aunque me acabo de hacer la quimio número 13 y es duro, es mejor estar parado que en cama", cuenta el ex presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami).

En el último tiempo, debió enfrentar dificultades financieras con algunas de sus empresas y luego, un cáncer que le ha llevado a replantearse muchas cosas. "Uno aprende que hay que vivir día a día. Eso de tratar de controlar todo, de tener todo bajo dominio es una cosa que en definitiva hace más mal que bien", comenta.

-¿Cómo ha enfrentado su enfermedad?

"Aquí lo más importante ha sido la fe y la esperanza. Esta enfermedad, que es crónica, a través de mucha espiritualidad uno puede ir sacándola adelante y a través de la ayuda médica. La medicina hoy día avanza a pasos agigantados. Pero la situación en general está bien, está controlada".

-Tenemos Hernán Hochschild para rato...

"Eso sólo lo sabe Dios".

-¿Le ha ayudado a mirar las cosas de forma diferente?

"Claro, esto saca lo mejor de la gente. En el dolor la humanidad sale en todo su sentido. Lo que yo he recibido de mi familia y de mis amigos es una cosa maravillosa. Entonces eso te hace ver la vida desde una perspectiva totalmente distinta. Todo lo que antes te agobiaba y te apuraba ya no es importante. Al final lo importante son las cosas más sencillas de la vida. Desgraciadamente, uno se educó desde el colegio en la competencia. Yo estaba en un colegio de curas y había que ser primero siempre y en la familia lo mismo. Eso a mí me golpeó, porque en algún minuto tuve muchas actividades gremiales y empresariales -en algunas me fue bien y en otras no me fue bien- y el cuerpo resiente esas cosas y se paga un precio. Lo que hoy estoy tratando es de vivir a concho el día a día".

-¿Cómo están sus negocios?

"En algún minuto algunos economistas hablaban del mal holandés, pero al contrario de eso, yo creo que es una bendición tener la cantidad de minerales que tenemos en Chile. Los metales son un bien escaso en el mundo, a diferencia de las tecnologías que están disponibles. El commodity hoy día es hacer autos, no hacer cobre. Desde ese punto de vista, estamos como familia muy concentrados en invertir en exploración y nos ha ido bien. Hacia futuro, las perspectivas no pueden ser mejores. Mientras más ricas las economías, más cobre se consume".

-¿Qué proyectos tienen?

"La idea es crecer y por eso estamos explorando en tres áreas. También tenemos un proyecto que ya tiene el estudio de impacto ambiental aprobado, que consiste en una planta de precipitados de cobre".

- ¿Cuánto producen hoy?

"Si en 1997 producíamos 40 mil toneladas mensuales de mineral, hoy estamos produciendo 50 mil".

Uno aprende que hay que vivir día a día. Eso de tratar de controlar todo, de tener todo bajo dominio es una cosa que en definitiva hace más mal que bien". 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:FERNANDO HERRERA
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales