ACTIVIDAD CULTURAL

Miércoles 13 de Octubre de 2010

Infidelidad y juegos literarios:
La otra mujer de Ampuero

El autor chileno presentará en la Feria del Libro de Santiago su más reciente novela.  
Maureen Lennon Zaninovic Una novela dentro de otra. "La otra mujer" es un relato que llega a las manos de un profesor chileno residente en Estados Unidos. Se sitúa en los 80, y cuenta la historia de Isabel, quien encuentra a su marido muerto, supuestamente de un ataque al corazón. Pronto sospecha que éste le era infiel y que la causa de su deceso es otra; y se empeña en descubrir la verdad, que tendrá un trasfondo político. Así también, el profesor regresa a Chile para corroborar si la ficción que leyó es real, y ambos relatos se intercalan.

Ése es, a grandes rasgos, el atrapante argumento de la última novela de Roberto Ampuero "La otra mujer" (Norma), que se presentará el domingo 7 de noviembre, en la Feria Internacional del Libro de Santiago. Eso sí, este fin de semana ya estará disponible en librerías nacionales.

"Ya en 'Los amantes de Estocolmo' había abordado la técnica de una novela dentro de otra, pero ésta es la primera vez que trabajo este recurso de una manera más consciente", cuenta el autor desde su residencia en Iowa, Estados Unidos.

-¿Por qué decidió ambientarla en los 80?

"Me interesó dar una mirada de esos años alejada de los clichés. Por eso abordé este período desde la ficción, desde el juego, desde la perspectiva de un amor que descubre que, de pronto, ha sido traicionado. Pero también me interesó otro aspecto, que guarda directa relación con la historia política de Chile: Isabel, la mujer que descubre que su marido le ha sido infiel, es quien repara el mal. Ella es capaz de reconocer el error de su esposo y pide disculpas. En ese sentido, la protagonista me resultó muy atractiva. Yo, por ejemplo, en los 80, conocí a muchísima gente, grandes personas, pero que no tenían idea, no contaron con la información o simplemente no creyeron que se estuvieran cometiendo atropellos a los derechos humanos en Chile. En contraposición, rescato el valor de Isabel: ella descubre lo que está a sus espaldas y actúa".

-La música también cumple un papel clave en la historia...

"Es parte de una sensibilidad que quise resaltar. Todos los personajes tienen matices, luces y sombras. A José Miguel, el marido de la protagonista, le gusta la música wagneriana, el romanticismo alemán, porque también es un ser sensible, independiente de que en el pasado haya cometido actos reñidos con la moral o que afectaran los derechos de las personas. Su ambigüedad queda de manifiesto en sus gustos musicales; de hecho, la mujer descubre que le fue infiel porque se encuentra con una grabación que es disonante, que no es armónica, con los sonidos que él solía escuchar".

-¿El tema de la pareja vincula a "La otra mujer" con "Los amantes de Estocolmo?"

"Sí, porque vuelvo a una problemática que me interesa muchísimo: el de la pareja moderna, con sus amores, infidelidades o celos. Lo importante es reflexionar en los retos del matrimonio en un momento donde tanto el hombre como la mujer trabajan. Me apasiona el poder abordar a un hombre profesional y a una mujer moderna, independiente, que tiene voz e iniciativa propias, y cómo esto puede generar desencuentros entre ambos. En ese sentido, Isabel alcanza su independencia plena cuando es capaz de analizar con cierta distancia, lo que fue su relación de amor con su esposo. Y cuando se reencuentra con su pololo de juventud, ahí vuelve a sentirse reconocida".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:JOSÉ ALVÚJAR


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales