DEPORTES

Lunes 18 de Diciembre de 2006

AUDAX ITALIANO:
El bautizo copero más esperado

El equipo de Raúl Toro jugará la Copa Libertadores 2007, competencia que jamás conoció en sus 96 años de vida.El único antecedente internacional del club es la Copa Conmebol 1998, certamen que lo despidió en primera ronda.

El último título de Audax Italiano se remonta a 1957 (el equipo del técnico húngaro Ladislao Pakosdy), pero para mala suerte de los tanos la Copa Libertadores recién asomaría tres años más tarde.

En rigor, la escuadra de Raúl Toro acogerá el privilegio de "Chile 2" en el certamen continental, eso independiente si vence o no a Colo Colo en la final. En caso de ceder, el premio recae en uno de los dos vicempeones del año que tenga el mejor puntaje en las fases regulares de los torneos de Apertura y Clausura, detalle donde los itálicos superan a Universidad de Chile.

"En el plantel todos hinchamos por Colo Colo, pues quedando eliminado Cobreloa nos asegurábamos la clasificación a la Copa Libertadores. Durante la campaña nunca pensamos en que podríamos clasificar; nuestro objetivo era llegar a los playoffs y ahora que estamos en esta instancia internacional no lo podemos creer", manifestó Boris Rieloff, quien confirmó que termina su contrato junto con el Clausura. "Pero me quiero quedar", avisó.

Carlos Villanueva, emblema del equipo, valoró la campaña en La Florida. "Es muy lindo para este club clasificar a la Copa Libertadores. Pero, de todos modos, creo que tenemos que enfocarnos en la final. Nosotros tenemos nuestras cositas, así que creo que podemos dar una linda sorpresa", precisó el zurdo.

"La presión la tiene Colo Colo", dijeron en el vestuario verde.

El presidente Valentín Cantergiani festejó la gesta: "Todavía no le tomo el peso a lo que hemos conseguido, pero es histórico".

Respecto al plantel 2007, el empresario aseguró que ya han visto algunos jugadores y que se los presentarán al técnico, que "debería ser Raúl Toro", cuyo contrato también expira con el término del Torneo de Clausura.

El club vivió momentos duros. Como la larga permanencia en la entonces Segunda División, ocurrida entre 1987 y 1995.

La única participación de Audax Italiano en una competencia internacional se remonta a la extinta Copa Conmebol en 1998, certamen al cual se llegó tras disputar la final de la Copa Chile (la perdió ante la U).

Aquel equipo tenía en el mando técnico a Oscar Malbernat y la primera fase los enfrentó en partidos de ida y vuelta frente a Rosario Central, que ya había ganado el título en 1995.

Audax perdió 2-0 en Rosario, frente a una escuadra donde alineaban José María Buljubasich y Marcelo Carracedo, autor de ambos tantos.

En el equipo chileno sobresalían Daniel Morón, Mario Lucca, Marcelo Zunino, Pablo Ortega, José Calderón, Carlos Bechtholdt, Felipe González, Alejandro Carrasco y Carlos Reyes, entre otros.

"Había cabros que ni siquiera habían salido fuera del país y se pararon en el Gigante de Arroyito. A nivel internacional era otro cuento, era meter y meter, yo estaba en mi salsa. Llegamos dos días antes a Rosario y los hinchas de Ñuls nos pedían que ganáramos. Nos hicieron dos goles al final, pero el Pipo González tuvo antes un mano mano. Los argentinos nos trataban de achicar, 'no los conoce nadie, cagones', nos decían. Era emocionante jugar por Audax y representar a todo el país", evoca Zunino.

La revancha fue en el Estadio Santa Laura y los verdes vencieron 1-0 con tanto de Rodrigo Delgado. "El Cacho conocía el paño de esos torneos, nos insistía en meter como burros. Fue muy pareja la llave. Y al final Central llegó a la final. Todavía tengo el banderín que intercambiamos. Ojalá los jugadores de ahora valoren y disfruten lo que es jugar la Libertadores. Yo propongo que todos los ex jugadores que quieren al club viajen acompañando al equipo al extranjero", agrega el ex defensor.

Casi, casi

Lo más cerca que había estado Audax de la Copa Libertadores fue en 1996, donde perdió en la liguilla ante Cobreloa.

El dolor de Jorge Garcés

"Tengo sentimientos encontrados. Estoy muy orgulloso del grupo, del equipo, de la hinchada, de la institución, pero estoy muy dolido con Rubén (Selman)". Es Jorge Garcés (foto), el DT de O'Higgins, quien aún no se conforma de la eliminación ante los itálicos. "Lo del sábado no fue un arbitraje malo, eso pasa cuando es para los dos equipos, fue... cómo lo catalogamos... no sé, ayúdame".

-¿Cree que hubo mala intención?

"No sé, hubo cuatro errores tan puntuales, nos llena de tarjetas, e incluso antes del partido mandó al cuarto árbitro a decirme que estuviera tranquilo, que siempre van a haber revanchas. O sea, ni él pensaba que clasificábamos. Pregúntenle al cuarto árbitro o al utilero del club, que estaba a mi lado. Estoy con un dolor en el pecho, no dormí, me levanté igual... Los errores del árbitro nos privaron de llegar a una final que merecíamos. Fuimos más que ellos, pero nos anularon un tiro libre, porque... porque fue un golazo. Las imágenes hablan más que mil palabras".

-Usted habló de robo...

"Y podíamos haber utilizado mil palabras más. Todos lo vieron, el único que vio algo distinto fue él. Él tiró la planificación de un club, la ilusión de una ciudad.... Seguro me llamarán al Tribunal, pero diré lo mismo que digo ahora: Nunca me arrepentiré de lo que hice y dije. El que debe estar arrepentido es Selman. Yo no dormí por impotencia; él, por la conciencia".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Audax Italiano es un abrazo permanente. La escuadra de Raúl Toro accedió a instancias insospechadas.
Audax Italiano es un abrazo permanente. La escuadra de Raúl Toro accedió a instancias insospechadas.
Foto:ÁLEX VALDÉS


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales