CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Sábado 6 de Noviembre de 1999

'Este Momento Nunca Más Se Repetirá en Mi Vida'

Roberto Artiagoitía, El Rumpy, se refiere al récord de taquilla de "El chacotero sentimental", en la que oficia de productor y actor. Y habla de sus próximos planes.
Esta vez con el pelo teñido de blanco y con unos aros tamaño regio colgándole de las orejas, Roberto Artiagoitía, más conocido como El Rumpy, se siente mejor que nunca. Y es que, a una semana de su estreno, la película "El chacotero sentimental" - basada en su homónimo programa radial y que él mismo produjo- ha sido vista por 65 mil personas, batiendo récords en lo que a taquilla de filmes chilenos se refiere.

- ¿Esperabas esta reacción del público?

"Ha sido increíble. Incluso los actores, y me refiero a otros actores que no aparecen en la película, se hicieron partícipe del festejo, como si todo el cine chileno hubiese triunfado. Toda una onda. Con Cristián Galaz (el director) nos miramos y dijimos que con la película estaba pasando todo lo que teníamos pronosticado. Pero ahora han comenzado a ocurrir cosas que ni imaginábamos. Recién nomás recibí un fax de una señora de 60 años que fue con su marido de 70 y sus amigos de 80 a ver la película, y no pararon de reír".

- ¿Te picó el bichito de hacer otra película, o una serie de televisión con nuevas historias?

"En realidad estoy en una parada totalmente contraria. Ahora lo primero es pagar las deudas, que son muchas. Entre tanto, prefiero disfrutar este momento, que nunca más se repetirá en la vida. De eso estoy seguro. Por eso, no caigo en la onda de terminar la película e ir corriendo a venderla a un canal de TV. Eso sí, con Galaz vamos a ir a varios festivales de cine a pasarlo bien".

- Pero de seguro algún canal te habrá ofrecido plata.

"Fíjate que no. Antes, mientras hacíamos la película, tuvimos algunas conversaciones, pero el diálogo se interrumpió. La TV es rara. Además que los canales que sí querían darla no tenían plata para pagar los derechos. Y uno que sí tenía plata dijo que le molestaba 'el tema' de la película".

Calcula que el Consejo de calificación le puso a este filme "para mayores de 14", y que la TV la quiere dar en un espacio para mayores de 18 y "más encima cortarla". "Están locos - afirma- , Galaz y yo trabajamos tres años y medio en esto y no vamos a permitir que la corten. Es divertido que en el Canal 7 hablen de apertura y que digan que les gusta la película, pero que al final resultan ser más conservadores que otros que al menos siguen una misma línea. Lo peor de todo esto es la autocensura".

- ¿Cuánto costó realmente la película?

"Bueno. Descontando los canjes de publicidad y la buena voluntad en los sueldos de los actores, yo diría que unas 500 lucas en dólares. Claro que nunca pensamos en hacer esta película para ganar plata. La cuestión era hacerla y punto. De hecho, en la primera semana recibimos dinero y nos lo gastamos de en mandar a hacer ocho copias más de la cinta para mandarla a regiones".

- ¿Funcionará en el extranjero, o es muy localista?

"Tengo pocas nociones de ello, pero sucedió que un tipo canadiense que vive en Uruguay, y que vino para chequear el sonido Dolby, quedó entusiasmado y dijo que "El chacotero" debiera darse en toda Sudamérica, porque se entendían todos los chistes. En todo caso, nuestra primera tirada internacional va a ser en el Festival de Cine de La Habana, durante la primera quincena de diciembre".

- Pero aquí la gente te conoce y codifica tu programa.

"Creo que mi participación es igual a cero en la película. Entiendo que si un húngaro la ve sabrá captar que soy un locutor de radio y que las historias se arman a partir de los relatos de la gente. Son historias terribles tanto aquí como en la quebrá del ají. Me interesa que la vean en México y países parecidos. En lugares sabrosones".

- ¿Hasta dónde llegó tu rol como productor en el filme?

"Bueno, puse plata y también toqué puertas. Puse harta plata la verdad, pero no me endeudé. Se trataba de ahorros. En realidad hice un trueque: la plata para mi casa la puse para la película, y la plata que pedí prestada para la película la ocupé para la casa. Incluso llegué a vender el auto de mi polola, y así, juntando peso a peso. Pero ojo que no quedé en la calle ni mucho menos. Tengo una deuda que se paga con la película, y si no, para eso tengo trabajo estable".

- ¿Algún nuevo proyecto a corto o mediano plazo?

"Sí. Quiero hacer otro programa en la radio. No tengo claro el formato, pero sería algo que utilice el 'chateo' que se juega en Internet. Pero es una voladura. No tengo nada muy preciso. En todo caso, la radio es el único medio que me interesa. La TV no tiene aún un espacio para mí. La gente ya hizo el giro de tuerca mental, pero no la TV. La radio es lo más osado que existe hoy. Y creo que la tele genera un público mucho más histérico, con gritos, autógrafos y cosas raras. En cambio, desde la radio la gente me saluda y me dice: 'me alegro por ti', pero todo muy calmado y rico. A la radio no la cambio por nada".




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales