ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Jueves 18 de Agosto de 2005

Efectos de la renuncia de Enrique Marshall:
Sistema financiero chileno reordena piezas clave en Banco Central y SBIF

El renunciado superintendente reemplaza a Camilo Carrasco en la gerencia general de la entidad.
Su puesto será cubierto desde el 1 de septiembre por el intendente de bancos, Gustavo Arriagada.

DANIEL GARCÍA y LINA CASTAÑEDA


El desafío es adaptarse a Basilea II

Asume el 1 de septiembre.

Gustavo Arriagada será a contar del jueves 1 de septiembre próximo el nuevo superintendente de Bancos e Instituciones Financieras.

Este ingeniero comercial y licenciado en economía de la Universidad de Chile sabe que la vara está alta. Pero en la industria destacan su capacidad técnica y un estilo similar al de Enrique Marshall, de mucha cooperación público-privada.

Entre los desafíos inmediatos está la aplicación de los nuevos requerimientos internacionales de capital para los bancos, conocidos como Basilea II, y la resolución final de la segunda reforma al mercado de capitales que está en el Senado. Arriagada ingresó a la SBIF en 1997, ocupando el cargo de director de Estudios y Análisis Financiero. Un año después era intendente. Su carrera profesional la inició en la Corfo, pero dio su primer paso en la banca como subgerente de desarrollo y análisis de crédito en el Banco de Talca (1981-1982).

De ahí pasó al departamento de Estudios de Cochilco, hasta 1986. Ese año volvió a la industria bancaria como supervisor de análisis de crédito del Banco de Chile hasta 1990. Desde ese año y hasta 1994 estuvo en BancoEstado. Entre 1995 y 1997 fue gerente de riesgo del Banco de Chile.


Marshall, de vuelta a un sillón conocido

La autoridad retoma un puesto en el Banco Central, que ya ocupó a comienzos de la década pasada.

Cuando en marzo de 2000 Enrique Marshall Rivera (53 años) se sentó por primera vez en el sillón principal de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), su nombre no era desconocido en dichas dependencias. No sólo porque se había desempeñado a comienzos de los 90 como intendente de bancos, sino también porque Enrique Marshall Silva, su padre, fue la máxima autoridad de la SBIF entre 1968 y 1970.

Ayer, tras cinco años como regulador, oficializó una renuncia que sus más cercanos esperaban desde hace semanas, para asumir un nuevo pero conocido desafío: la gerencia general del Banco Central.

Marshall, ingeniero comercial de la Universidad de Chile, ya había ocupado ese puesto en el ente emisor entre 1991 y 1993 cuando decidió renunciar voluntariamente para evitar cualquier suspicacia, porque su hermano Jorge -hoy asesor económico de Michelle Bachelet- había sido nombrado consejero por el Presidente Patricio Aylwin.

En ese momento volvió al sector privado, donde estuvo siete años relacionándose con los ejecutivos "top". Se desempeñó como uno de los hombres de confianza del grupo Luksic en los bancos O'Higgins y Santiago (hoy fusionado con el grupo Santander). Posteriormente retornó al sector público junto con el Gobierno de Lagos.

En la banca coinciden en evaluar en forma excelente su gestión. Altos ejecutivos de la industria, partiendo por el presidente de la Asociación de Bancos, Hernán Somerville, valoran los avances en la modernización de la legislación bancaria, clasificación de cartera y la primera reforma al mercado de capitales.

Pero más allá de estos factores, en la industria fue muy bien recibido un estilo de regulación de bajo perfil y de corte técnico.

"Fue un continuador de una tradición que inició José Florencio Guzmán y Ernesto Livacic, basado en una gran cooperación público-privada", dice Somerville.

Sin embargo, este mismo estilo le valió más de alguna crítica, sobre todo en algunos sectores políticos, que esperaban un regulador más agresivo con la industria.

En la banca coinciden en que los dos momentos más complicados que enfrentó Enrique Marshall fueron el proceso de fusión del Banco Santander con el Santiago y el caso Corfo-Inverlink.

Recién llegado a la SBIF, Marshall respondió con una visión técnica a quienes criticaban la concentración de la industria que se generó.

Sin embargo, el desafío mayor llegó en el año 2003 cuando se destapó el caso Corfo-Inverlink. Pese a que el quebrado grupo no tenía un banco, la crisis de confianza generada en la cadena de pago en el mercado de capitales luego de la "Teoría del Jarrón" -que formuló el propio Presidente de la República, Ricardo Lagos- puso en serio riesgo al sistema en su conjunto.

Hernán Somerville también recuerda que Marshall jugó un rol muy importante en el acuerdo al que llegó la banca con el Gobierno y que permitió superar la crisis, una de las más grandes del último tiempo.

Se aleja un reformador del Central

Se destaca rol en profesionalización.

La racionalización y descentralización del Banco Central constituyen los principales hitos del segundo período de Camilo Carrasco, quien a fin de mes deja la gerencia general. Antes estuvo en el banco entre 1965 y 1980, y volvió en 1990.

Para el ex presidente del Banco del Estado, Andrés Sanfuentes, se trata de uno de los mejores economistas de su generación: "Como muy pocas personas, conoce bien el banco y su historia, y tiene capacidad para entender qué es importante y lo que es accesorio en política económica. Muy estudioso y de buen criterio".

En el banco destacan su gestión modernizadora. Impulsó la salida de servicios que realizaba el banco, como el registro de comercio exterior, que pasó a Aduanas en 2000. Sanfuentes lo ve como uno de los pilares del Central autónomo, destacando el rol que tuvo en su profesionalización.Conocido por su austeridad, al imponer la norma de crecimiento cero en el presupuesto, no a todos les ha parecido bien que para incurrir en un gasto adicional se tenga que reducir otro gasto. También se ha ganado la fama de "duro" en negociaciones colectivas.El caso Inverlink fue uno de los momentos difíciles en su cargo.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Camilo Carrasco.
Camilo Carrasco.
Foto:JOSE LUIS RISSETTI


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales