NACIONAL

Domingo 27 de Septiembre de 2009

José Antonio Gómez, presidente del PRSD y vocero de la Concertación:
La relación con Frei nuevamente se está complicando

Senador revela incomodidad porque hace más de un mes que los líderes oficialistas no se reúnen con su carta presidencial.  
ALEJANDRO TRUJILLO Hace más de un mes -desde el 17 de agosto- que, según recuerda José Antonio Gómez, los presidentes de los partidos de la Concertación no se reúnen con el abanderado oficialista, Eduardo Frei. El hoy también vocero de la coalición gobernante advierte sobre la distancia que, una vez más, comienza a instalarse entre la carta presidencial y los líderes del oficialismo.

-¿Qué le pareció el duro enfrentamiento entre Frei y Piñera durante el debate presidencial?

"Se le ha dado una connotación de ataque que en ningún caso tiene. Más allá de que uno pueda discutir sobre el contexto, el momento o las formas, lo único que hizo Frei fue dar una opinión sobre un hecho concreto, como fue la alusión a un informe de la multa de la SVS a Piñera, y eso no puede considerarse una agresión".

-Se ha dicho que la crítica de Frei no fue casual, sino que planificada...

"Desde el punto de vista de la opinión pública, estas situaciones que son conflictivas no son muy favorables, por lo tanto no creo que sea una estrategia, a menos que haya un estratega experto que yo no conozca. Lo que Frei hizo fue responder en un momento en que la pregunta tenía que ver con un tema complejo, cómo enfrentaría los procesos de corrupción, no creo que eso haya sido estrategia".

-A la luz de lo ocurrido después del debate, de las aclaraciones del directorio de Chile Transparente y las críticas generadas, ¿fue un error haber recurrido a ese informe para criticar a Piñera?

"Difícil dimensionar. Lo razonable hubiera sido que, en el momento en que se conoció el informe, el comando de Piñera hubiera hecho las prevenciones correspondientes. Lo que pasó posteriormente no fue más que la continuidad natural de una discusión que se había iniciado horas antes del debate".

-Y desde allá atrás, en las últimas filas de la galería, ¿cómo vieron el foro?

"(Sonríe) En una respuesta políticamente correcta, yo podría decir que eso da lo mismo, pero en realidad los gestos en política no dan lo mismo. Estuvimos en un lugar distinto al del resto de los presidentes de partido, y eso tiene que haber sido decisión del comando".

-¿Estaban al tanto de lo que el candidato diría en su intervención?

"No, los presidentes de partido no tuvimos contacto, participación o reunión con el candidato antes del debate".

-¿Y qué pasó con el rol preponderante que, según habían decidido con el propio candidato, asumirían en la campaña?

"Formalmente sigue en pie. No hemos tenido ninguna conversación por la que podamos decir que ese acuerdo se ha cambiado, pero quizás es también porque no hemos tenido ninguna reunión".

-¿Cómo han hecho para planificar los pasos a seguir en la campaña?

"Si la memoria no me falla, la última reunión que tuvimos con el candidato fue la comida en que precisamente conversamos ese tema en su casa. Ése fue el único encuentro que hemos tenido, y ya ha pasado más de un mes".

-Eso es un problema...

"Creo que la situación nuevamente se está complicando desde el punto de vista de la relación política que debiéramos tener con Frei".

-¿A qué atribuye esta nueva separación entre los partidos y el comando?

"No sé si es una separación. Puede ser que se han presentado situaciones que han impedido que nos coordinemos de mejor manera. Aquí no hay un conflicto, no es que estemos abriendo un nuevo flanco de polémica, es sólo que no ha habido espacios de coordinación, y creo que debiéramos tener una relación más directa, más permanente, y eso se tendrá que hacer".

-¿Y a quién perjudica más este distanciamiento: al candidato presidencial o a sus partidos?

"Todos salen perjudicados en estas circunstancias. Estuve proclamando a algunos candidatos a diputados del PRSD, he recorrido comunas, y me ha tocado ver mucha gente, pero no vi una conexión entre la campaña presidencial y la parlamentaria".

-Se suponía que con la llegada de una figura como Jorge Pizarro, ese tema quedaría resuelto...

"Pizarro ha hecho una muy buena labor en el tema territorial, pero sin duda eso no ha sido suficiente. A lo mejor ellos están trabajando para suplir lo que estoy diciendo, pero como no he tenido contacto con el comando, no lo sé".

-¿Cuál debe ser el enfoque de campaña ahora que, tras el primer debate presidencial, inicia su fase más decisiva?

"Hay que fortalecer lo que es el trabajo territorial de la infantería de la Concertación. A partir de ahora debiera haber una gran movilización no sólo del candidato, sino de las fuerzas políticas que lo apoyan para difundir lo que son las propuestas y el programa".

''En una respuesta políticamente correcta, yo podría decir que eso da lo mismo, pero en realidad los gestos en política no dan lo mismo".

Sobre la desmejorada ubicación de los líderes oficialistas durante el debate presidencial.

''No es que estemos abriendo un nuevo flanco de polémica, es sólo que no ha habido espacios de coordinación, y yo creo que debiéramos tener una relación más directa, más permanente, y eso se tendrá que hacer".Sobre relación con Frei

''No hemos tenido ninguna conversación por la que podamos decir que ese acuerdo se ha cambiado, pero quizás es también porque no hemos tenido ninguna reunión".

Sobre el pacto para que los partidos asumieran rol clave en campaña presidencial.

''Más allá del contexto, el momento o las formas, lo único que hizo Frei fue dar una opinión política sobre un hecho concreto, como fue la alusión a un informe de la multa de la SVS a Piñera, y eso no puede considerarse una agresión".

Defiende crítica de Frei a Piñera en debate.

 "Me da la impresión que va a cambiar la mirada hacia Arrate"-¿Cómo deben entenderse los gestos que tanto Frei como la Concertación han hecho en los últimos días en favor de Jorge Arrate y del PC?

"Tenemos un acuerdo parlamentario con el Juntos Podemos y estamos trabajando para que ellos logren entrar al Parlamento. La Concertación no tiene ninguna razón para confrontar a Arrate, podemos tener diferencias en algunos planteamientos, pero también existen coincidencias de enfoque. Arrate es una persona que está planteando las ideas del bloque de izquierda con mucha altura de miras, lo que es muy valorable. Todos los acercamientos se dan en función de esas circunstancias y no de que exista algún acuerdo".

-¿Comparte que un fortalecimiento de la opción Arrate representa la caída de Enríquez-Ominami?

"A mi me da la impresión que va a cambiar la mirada hacia el candidato de la izquierda. Si Arrate afianza sus posturas e ideas, lo más probable es que personas que estén pensando votar por un candidato extraconcertación como el caso de Marco Enríquez-Ominami, y que son de izquierda, van a volver a pensar que Arrate es un buen exponente de sus ideas. El término de su participación en el debate fue realmente extraordinario. Cuando se declaró como hombre orgullosamente de izquierda, como allendista, hizo también un llamado fuerte al votante que eventualmente pudiera estar pensando en marcar a Marco Enríquez-Ominami".

-Algunos lo ven como una estrategia para sacar del juego a Enríquez-Ominami

"No sé, no creo. Tengo la convicción de que nadie puede sacar del camino a nadie, ya las cartas están echadas".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:ALEJANDRO BALART


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales