ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Viernes 26 de Noviembre de 2004

Fernando Echeverría en plena campaña para la CPC

Está dedicando parte de sus días a conversar con quienes podrían darle sus votos el 7 de diciembre. A su favor afirma que "su experiencia empresarial" tiene ventajas para lo que quiere realizar en el gremio. Sobre su contrincante, Hernán Somerville, destaca su experiencia en la inserción internacional de Chile.

DANIELLA ZUNINO

Aunque hace unos meses y tras dos años como presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Fernando Echeverría estaba contento de abandonar la actividad gremial, porque así le podría dedicar más tiempo a su empresa, Echeverría & Izquierdo, y a su familia (es casado y tiene tres hijos), decidió lanzarse al más importante desafío gremial: la presidencia de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC). Moderado en extremo, da su primera entrevista como candidato.

-¿Por qué, si quería dedicarse a su empresa y a su familia, se convenció de postular a la presidencia de la CPC?

"En ese momento estaba bastante cansado, tenía bastante actividad dentro de la empresa y había decidido volver 100% a la compañía y lo he hecho todos estos meses. Pero también hubo una serie de personas que me pidieron que me presentara a este cargo, especialmente representantes de las pequeñas y medianas empresas. La mitad de los socios de la Cámara son de regiones y le gente de regiones me insistió muchísimo. También hubo muy buenas razones que hicieron que tratara de comprometerme con eso. En el fondo, si no había algo que hacer en la CPC tampoco era algo que me interesaba. Y creo que me convencieron de un par de cosas que había que hacer por delante y que yo quizás las podía representar (ver recuadro sobre sus proyectos)".

-Pero primero usted había rechazado la postulación y luego la aceptó, ¿por qué?

"Es que eso es como anécdota, no tiene mucha importancia. No quiero entrar en esa polémica, yo recibí una oferta formal de presentarme a la CPC por parte del directorio de la Cámara en pleno y ésa es la que yo estudié y pensé. Antes había recibido algunas insinuaciones y conversaciones preliminares, pero ninguna había sido tan precisa".

-¿Quiénes lo están apoyando?

"La Cámara Chilena de la Construcción".

-Pero además tiene que conseguir los votos de los otros gremios.

"Lo que pasa es que los votos van a ser individuales, las ramas no van a votar como bloques y hay mucha gente que se siente representada por mí".

-Pero usted ha tenido conversaciones con gente de las otras ramas.

"He conversado con gente de todas las ramas y han manifestado su interés de apoyarme, pero yo soy muy respetuoso".

"Hay dos posiciones. Hay un estupendo candidato que es Hernán Somerville, él ha sido un gran actor en la inserción internacional de Chile y el país le debe mucho en ese sentido, pero yo representaría otras sensibilidades, de gente que quiere que nos preocupemos más de estas cosas micro".

-¿Por este énfasis cree que deberían votar por usted y no por Somerville?

"No, no digo eso. Creo que hay pequeñas empresas que también podrían votar por el otro candidato. Pero por lo menos la gente que se acercó a mí lo hizo para solicitarme que nos preocupáramos de estos temas. Y la verdad que es un tema en el que yo creo poder aportar".

"O sea, he tenido una trayectoria empresarial. Desde hace 26 años que he sido empresario. Creo que hay pocos en este país que son empresarios químicamente puros. Yo salí de la universidad e inmediatamente formé una empresa. Es decir, partí desde cero, o sea, yo fui microempresa, pequeña empresa y hoy soy una empresa mediana. Y he formado varias empresas en mi vida, es decir, creo que en algo puedo aportar en estas cosas".

"Si hubiera sido un desafío que me hubieran planteado de por qué no seguir con la internacionalización, yo hubiera votado por Hernán Somerville, porque creo que nos representa mucho mejor que yo".

-Por eso que usted sea empresario es un plus frente a Somerville que es un ejecutivo.

"Es un empresario, yo no puedo decir que no lo sea. Pero lo que yo le digo es que mi experiencia empresarial tiene ventajas para este tipo de cosas".

-Somerville en un momento dijo que aceptaría el desafío si tenía el apoyo de todos los gremios y hoy no lo tiene. ¿Qué opina de que siga?

"Me parece muy bien, me gustan las elecciones. Cuando fueron las elecciones en la Cámara aprendí que es un acto de humildad muy grande, en el cual uno tiene que ir a pedir los votos, oír lo que quiere la gente y preocuparse de interpretar lo que quiere la gente. Encuentro muy positivo que haya elecciones".

-¿A qué atribuye que últimamente en los distintos gremios no se han producido consensos, salvo en la CChC, y ha habido incluso elecciones polémicas como las de la CNC y la Sonami?

"Muchas veces son los medios de comunicación los que le ponen más polémica de la que tiene. Pero son sensibilidades distintas. A mí me tocó en la Cámara, en la que yo representaba al sector que trabajaba más con el sector privado y había otro candidato que era de un sector que trabajaba más con el público. Pero después de la elección trabajamos juntos y creo que eso es lo que está pasando hoy en la CNC y en la Sonami. No les veo trauma a las elecciones".

-Pero el punto es que ha habido elecciones polémicas. Entonces si usted sale elegido en la CPC, me imagino que una tarea sería recomponer la unidad.

"Pero si no hay ningún problema de unidad. Si Hernán Somerville sale elegido, yo voy a ser el primero en ir a felicitarlo y ponerme a disposición de él".

-¿Cuáles son los temas que más preocupan al empresariado hoy?

"El tema del empleo es algo que cruza todos los sectores".

"Y el otro tema es el de las pymes, que se sienten muy abandonadas".

-¿Cuáles son las tareas pendientes del Gobierno en términos económicos?

"Un tema que no se ha enfrentado es el del empleo. Comparto la visión que tiene el Gobierno de que en realidad ha sido muy efectivo, creo que éste ha sido un muy buen Gobierno, en la parte macroeconómica ha tenido un muy buen desempeño".

"Pero el desempleo es algo más duro de lo que se cree y es muy difícil resolverlo mediante subsidios y políticas de ese tipo".

"Creo que tenemos que ir más allá de la flexibilidad, porque hay un tema del costo del despido, que hay que tomar también".

-¿Teme que el tema electoral dificulte el avance en estos temas económicos?

"Es que creo que no hay nadie en nuestro país a quien si uno le demuestra en forma concreta que va a crear 200 ó 300 mil empleos adicionales se pueda negar a considerarlo por lo menos, aunque haya una elección presidencial".

"Esa gente no puede esperar a que se haga una elección presidencial y ahí recién empecemos a conversarlo".

Si yo fuera presidente...

1 Apoyo a las pymes. Éstas deben tener facilidades para crearse, operar y también para cerrar. Respecto a lo primero, Echeverría afirma que en Chile nos toma 28 días formar una empresa nueva, mientras que en Estados Unidos toma cuatro.

En cuanto a la operación, es partidario de atacar la burocracia, por lo que se deben simplificar una serie de pasos. "Necesitamos que tengan facilidad, por ejemplo, para sacar y timbrar facturas, pedir certificados a la Dirección del Trabajo, para contratar y despedir personal, etcétera", dice.

Además, propone abordar el tema de la capacitación, para lo cual se podría aprovechar la relación entre la CPC e Inacap.

En cuanto al cierre de las empresas, se debe simplificar los términos de giro. Además, Echeverría considera que en Chile quebrar significa casi transformarse en un paria social: "Hay un estigma y eso se debe a que tenemos una ley de quiebras extremadamente engorrosa. Parte de la Agenda Pro Crecimiento era modificar la ley de quiebras. Está todavía en el Congreso, en el segundo trámite legislativo, la modificación y esperamos que salga e impulsarlo para que salga, pero también hay otros proyectos que están dentro de la agenda y también se podrían agilizar, que son para acelerar los convenios entre acreedores y las modificaciones al sistema penal y que toda quiebra que no sea fraudulenta no sea un estigma".

2 El empleo es la segunda gran tarea. "Hay una situación de desempleo que ya tiene características de estructural y de alguna manera puede afectar la cohesión social y poner en peligro la aceptación de todos los sectores del modelo económico chileno", dice. Es por eso que propone hacer un pacto social pro empleo, tal como lo han hecho otros países como Irlanda y Holanda. "Lo que tuvieron en común esos países es que hicieron este pacto social pro empleo, en el cual participaron trabajadores, el Gobierno y los empresarios, y en ellos se acordaron algunas reglas que eran adecuadas para esas economías. Por ejemplo, el límite de los aumentos de los salarios, se redujeron los pagos de las leyes sociales, etcétera. Quizás algunas de ellas no son necesarias aquí, pero lo que me gustaría plantear es que estudiemos seriamente lo que significa el costo del despido, qué significa promover el trabajo a jornada parcial y cómo permitir la flexibilidad de jornada", explica.

¿Todos a la Confederación?

-¿La CPC representa al empresariado o sólo lo coordina?

"Hay temas que van más allá de las ramas o sectores y que son generales, y de alguna manera se necesita una voz del empresariado en ellos. Yo, como dirigente gremial, no pretendo ser la única voz. Pero cuando estaba en la Cámara me di cuenta de lo tremendamente importante que son estas organizaciones de la civilidad. A mí me tocó participar mucho en el Parlamento, por ejemplo, o en proyectos de ley que eran relativos a nuestro sector, ante lo cual yo fui con un gran apoyo a dar nuestros argumentos y tuve una excelente recepción de los parlamentarios".

"En la CPC se juntan cada dos semanas los presidentes de los gremios más importantes del país, se coordinan las acciones, se suavizan las posiciones de manera que no haya intereses sectoriales que primen sobre las cosas y se toma una especie de consenso, y eso refleja el presidente de la CPC".

-¿Pero no cree que la CPC está atrasada, considerando que no hay cabida para nuevos sectores como las isapres y AFP. ¿La CPC debería abrirse a ellos?

"Ojalá en la Confederación estuvieran representados más sectores, pero eso también depende de las ramas. Creo que sería el ideal que estuvieran, en este caso, las compañías de seguros, las AFP. Creo que serían un gran aporte".

"Las elecciones son un acto de humildad muy grande, en el cual uno tiene que ir a pedir los votos, oír lo que quiere la gente y preocuparse de interpretar lo que quiere la gente".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Fernando Echeverría
Fernando Echeverría
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales