NACIONAL

Domingo 6 de Diciembre de 2009

Doctor Rodrigo Paz, jefe de la Unidad de Hospitalización Siquiátrica del Hospital Calvo Macakenna:
El primer responsable de que en Chile haya niños en delincuencia es el Ministerio de Salud

El especialista, que asumió hace cuatro meses el desafío de rehabilitar a "Cisarro", acusa múltiples fallas en el sistema público para lograr ese objetivo.  
JAIME PINOCHET El jefe de la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica del Hospital Luis Calvo Mackenna, doctor Rodrigo Paz, asumió hace cuatro meses uno de los desafíos más complejos desde que llegó a ese servicio en 2008: rehabilitar a Cristóbal C.M. (10), conocido como "Cisarro", un niño que a su corta edad se hizo conocido por acumular más de 20 detenciones por distintos delitos, entre ellos robos y asaltos en residencias.

Cristóbal ingresó a esa unidad en agosto pasado, tras una seguidilla de aprehensiones y un rescate armado, protagonizado por sus amigos, desde un centro del Sename en Pudahuel.

El doctor Paz asegura que la rehabilitación del menor no ha sido fácil, debido a múltiples obstáculos existentes en el sistema público de salud. Admite que incluso han debido improvisar.

-¿Qué tipo de problemas han dificultado la recuperación de Cristóbal?

"El problema que tenemos acá se viene arrastrando desde hace mucho tiempo. En Chile no existe una red de psiquiatría, que incluya especialistas y medicamentos, que esté abordando a aquellos niños de bajos recursos, con patologías mentales severas, que sean infractores de ley".

-¿Qué gravedad implica esto?

"Como estos niños no reciben tratamiento médico adecuado, terminan siendo expulsados de los colegios, porque muchos de ellos no pueden controlar sus emociones y se tornan agresivos. Estudios realizados por nuestro servicio muestran que tan sólo el 20% de los menores pertenencientes a comunas de bajos recursos acceden a un tratamiento integral. El resto termina en las calles, donde se hace adicto a las drogas e inicia su carrera criminal".

-¿Cuál es el perfil que han podido establecer en estos adolescentes?

"Son chicos con patologías neuropsiquiátricas. Son niños con enfermedades mentales severas que los hacen más vulnerables a desarrollar este tipo de conductas cuando crecen en ambiente socialmente marginal. No son delincuentes ni patos malos, son niños con anormalidades en el neuro desarrollo cerebral, que si no se medican a tiempo será muy difícil su rehabilitación".

-¿Cristóbal es uno de estos casos?

"Sí. Es es un chico que tuvo una deserción escolar muy temprana por su agresividad, por su descontrol y por su déficit atencional. Se trata de un caso paradigmático".

-¿Por qué?

"Porque fue tomado bajo el cuidado de supuestos expertos de una agrupación privada que le vende servicio al Sename y que intentó sin éxito reinsertarlo en el mundo escolar, sin que en ningún momento hayan solicitado siquiera una evaluación psiquiátrica adecuada. Tiene que pasar todo lo que pasó para que este chico sea visto por primera vez por un equipo médico. Estos profesionales pensaban que lo estaban haciendo fantástico con intervenciones exclusivamente psicosociales".

-O sea, ¿el Sename cometió negligencias con Cristóbal?

"Esto no es un problema del Sename ni de Justicia. El primer responsable de que en Chile haya niños involucrados en delincuencia es el Ministerio de Salud, que no ha impuesto los recursos necesarios para que los niños con patologías mentales severas sean atendidos con medicamentos y especialistas que se requieren".

-Y usted, ¿solicitó ese tratamiento al Ministerio de Salud?

"Muchas veces, pero el inconveniente es que existen técnicos en el ministerio que tienen una mirada tremendamente reduccionista del problema. Aquí existe un grupo de médicos, psicólogos y asistentes sociales que no quieren entender que estos niños padecen enfermedades mentales severas. Creen que la rehabilitación debe centrarse en intervenciones psicosociales, excluyendo una mirada médica especializada, y eso es gravísimo, porque mientras no tratemos adecuadamente a estos niños vamos a seguir con fuertes índices en delincuencia infanto-juvenil".

-¿Qué tipo de responsabilidad debe asumir la cartera de Salud?

"El Minsal debe disponer de los recursos para que la atención de deficiencia atencional severa y la enfermedad bipolar infanto-juvenil sea tratada por un tratamiento neuropsiquiátrico y psicosocial integrado. Por tanto, esto se debe garantizar por ley y debe ser parte del Auge. De cumplir esto se logrará reducir en al menos 50% la delincuencia infanto-juvenil. De lo contrario, vamos a tener que aceptar que estos niños enfermos van a estar asaltando nuestras casas con una violencia extrema".

"En el país no existe una red de psiquiatría, que incluya médicos y medicamentos, que esté abordando integralmente a aquellos niños con patologias mentales severas y que sean infractores de ley".

DOCTOR RODRIGO PAZ15de cada 100 niños padecen patologías neuropsiquiátricas de carácter severo en Chile.

20%de los niños pobres accede a tratamiento para esa patología. En sectores acomodados lo logra el 80%.

50%de los menores tratados con medicamentos en el Calvo Mackenna logra rehabilitarse. El resto reincide.

FaltaLa ausencia de hogares protegidos es el mayor escollo para los menores que egresan del hospital.

5 a 6peticiones semanales recibe el hospital desde los Tribunales de Familia para rehabilitar a niños infractores.

 La receta que propone el doctor Paz:1 Es fundamental que el déficit atencional y la enfermedad bipolar del niño y adolescente sean incorporados al Plan Auge.

2 Dotar a los consultorios con una red de atenciones secundarias a lo largo de Chile con especialistas en neurología y psicología infantil que cuenten con un arsenal farmacológico.

3 Debe triplicarse el número de camas psquiátricas infanto-juveniles para los casos más graves.

4 Implementar unidades de hospitalización forense, con custodia de Gendarmería y a cargo de psiquiatras, que permitan atender a menores de alto compromiso delictual.

5 Creación de una red de hogares protegidos para aquellos menores que no cuenten con familias preparadas y presenten un compromiso psicosocial más intenso.

6 Establecer programas de relocalización de aquellas familias que viven en poblaciones con alto consumo de sustancias.

Cristóbal espera un hogarCristóbal C.M. aún permanece internado en el Hospital Calvo Mackenna. Según fuentes judiciales, el niño cumplió con éxito la primera parte de su rehabilitación, que incluyó medicamentos de última generación y terapias individuales didácticas. Por estos días, el Sename está buscando un hogar protegido para continuar con el proceso. Su amigo Diego A.M. (13), conocido como "El Loquín", reaccionó bien a un tratamiento de sales de litio y ácido valproico en el Hospital Psiquiátrico, donde se le diagnosticó bipolaridad infantil. Al igual que su amigo, Diego espera que un hogar protegido le abra sus puertas para continuar con su tratamiento psiquiátrico y su rehabilitación psicosocial.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales