CUERPO E

Sábado 3 de Noviembre de 2007

Prueba de Manejo Piaggio MP3
Estabilidad que se disfruta

El MP3 destaca por su capacidad de hacer que parezca muy sencillo y natural doblar con la moto completamente inclinada. No se necesita ser un experto en curvas para enfrentarlas con total seguridad.

Hugo Ibarra Santana

Luego de andar un par de cuadras y doblar en algunas esquinas, la sensación de estabilidad que brinda el megascooter MP3 de Piaggio es incuestionable.

Al principio se siente como un scooter más: arranca como tal; el motor se comporta tranquilo y dentro de lo esperado, y en las curvas pareciera que dobla igual que el resto. Pero esto último cambia radicalmente después de un rato.

Es que la principal gracia del MP3 es hacer sentir como simple y natural algo que no lo es tanto. Es decir, dobla con total seguridad -incluso a alta velocidad- inclinando la moto sin realizar ningún tipo de esfuerzo.

En las primeras curvas -cuando aún no se gana toda la confianza- el MP3 hace notar que sus dos ruedas delanteras permanecerán adheridas al suelo sin importar la técnica del conductor.

Así, cada vez que se enfrenta un nuevo giro, la moto invita a inclinarla un poco. Y al final termina por convencer.

¿Cómo se logra doblar tan fácil y tumbar tanto la moto? La respuesta está en el revolucionario sistema de suspensión delantera. Básicamente consiste en un cuadrilátero articulado que soporta dos tubos de dirección. De esta forma, ambas ruedas se mueven independientemente, sin perder contacto con el asfalto en ningún momento.

Esta tecnología puede dejar muy contento a quien nunca ha andado en moto y no desea complicarse demasiado con el equilibrio, pero también puede resultar muy interesante para quien busca una máquina entretenida de conducir en la ciudad.

La suspensión delantera también posee un sistema de bloqueo para dejar la moto derecha. Con este adelanto tecnológico se puede estacionar el scooter sin necesidad de utilizar la pata.

Sin bajar los pies

Además, este mismo bloqueo permite llegar a un semáforo en rojo sin tener que bajar los pies para que la moto no se vaya hacia el lado.

El sistema de bloqueo se activa mediante un interruptor con el pulgar derecho. Y para desbloquearlo se debe hacer lo mismo o simplemente comenzar a acelerar. Así se desactiva automáticamente.

Los 22,5 CV que entrega el motor monocilíndrico de 244,3 cc son suficientes para el uso diario en la ciudad, aunque a ratos se desea un poco más de potencia, sobre todo al entrar a las autopistas urbanas, ya que su velocidad máxima bordea los 120 km/h. Y aunque esto no es poco, se puede quedar corto al momento de querer adelantar.

Los frenos merecen mención aparte, ya que responden rápidamente ante la menor presión. Esto da un grado extra de seguridad en las calles.

Su gran tamaño y ergonomía se conjugan para dar como resultado una máquina muy cómoda.

Finalmente, desde el punto de vista estético, se puede decir que es una moto que no pasa inadvertida. Esto se debe a su atractivo diseño y, por supuesto, al sistema de suspensión delantero -sobre todo al momento de doblar-. En ese momento atrae la mayor cantidad de miradas y seguramente se preguntan ¿qué clase de moto es ésa? La respuesta sería un nada convencional megascooter.

Datos clave

(1) Suspensión delantera: Se compone de un cuadrilátero articulado con dos tubos de dirección.

(2) Bloqueo: Con un botón se puede bloquear la suspensión para que la moto no se vaya hacia los lados.

(3) Motor: En carretera se puede echar de menos un poco más de potencia.

(4) Comodidad: por tamaño y ergonomía es muy cómoda para moverse en la ciudad.

(5) Frenos: Son muy efectivos y responden rápidamente a la menor presión del manillar.

No se requiere mayor experiencia para sacar partido a esta moto.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Al entrar a una curva se siente que la moto no tiene problemas para inclinarse aún más.
Al entrar a una curva se siente que la moto no tiene problemas para inclinarse aún más.
Foto:Sergio Salazar


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales