ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 1 de Febrero de 2004

PERFILES Los lazos que unen a Juan Bilbao, Alfredo Moreno y Francisco Pérez:
El trío dinámico

Se hicieron amigos en las universidades Católica y de Chicago, partieron juntos su carrera profesional en el departamento de estudios del grupo Cruzat y hoy forman parte del exclusivo club de los ejecutivos y empresarios más exitosos del mercado.

LAURA GARZÓN ORTIZ

El 24 de junio era uno de los días más esperados del año para los estudiantes que, a fines de los '70, cursaban ingeniería comercial en la Universidad Católica. La casa de Juan Bilbao - hoy presidente del Consorcio Financiero- se llenaba de amigos que lo acompañaban a celebrar su santo. Pavo, piernas de jamón y otros manjares repletaban la mesa que reunía a los más diversos comensales.

Entre los asistentes habituales a estas opíparas cenas - que algunos invitados comparan con humor con las grandes fiestas de otras épocas- estaban sus partners del alma: Francisco Pérez y Alfredo Moreno.

Un trío que nació en las aulas de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la UC en 1976 y que se consolidó en Chicago, cuando sus integrantes partieron a hacer un MBA en los 80.

Hoy, los tres integran el exclusivo club de los que triunfan en el mundo de los negocios. Bilbao no sólo lidera el Consorcio Financiero, el principal grupo asegurador del mercado, sino que participa en su propiedad; Pérez es el ejecutivo clave del grupo Luksic y uno de los gerentes mejor pagados de la plaza; y Moreno es la mano derecha del grupo Del Río y dueño de varias empresas.

Calificados de brillantes por sus compañeros de universidad, era frecuente que compitieran por quién sacaba los primeros lugares. Esos méritos académicos les permitieron ser reclutados por uno de los grupos tops de los 80: Cruzat. Allí, en el departamento de estudios de Forestal S.A. iniciaron su carrera profesional.

Dos décadas después, los tres tienen a su haber una trayectoria exitosa, marcada por varios golpes maestros que los llevaron a ganar reputación en el mercado y a acumular un patrimonio interesante. Sus habilidades, además, les permiten estar vinculados a algunos de los holdings más poderosos del país: Pérez a los Luksic; Bilbao a Hurtado Vicuña y Fernández León, y Moreno a los Del Río y Penta (Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano).

Cosas del destino

La historia en común de Pérez, Bilbao y Moreno comienza antes de sus andanzas en la Universidad Católica. Moreno y Bilbao se conocieron en el colegio San Ignacio - el primero iba dos cursos más arriba- , pero sólo se hicieron amigos cuando se encontraron en la Facultad de Economía de la UC.

Mientras Pérez y Bilbao entraron en 1976 a ingeniería comercial, Moreno ya estaba en ingeniería civil en la misma casa de estudios, pero tomaba algunos cursos de economía. Ahí empezó la relación.

El economista Felipe Larraín, quien fue compañero de Bilbao y Pérez, recuerda que tenían un grupo permanente que se juntaba a estudiar. Lo integraban, entre otros, Fernando Coloma, presidente de Canal 13, Fernando Sánchez, Andrés Zabala y Gustavo Subercaseaux.

Alfredo Moreno se integró después porque llegó a hacer unos ramos a Economía, siendo un brillante alumno de ingeniería. Tuvimos cursos de precios y de asignación con él. Nos hicimos muy amigos, recuerda Larraín.

Otro de sus compañeros cuenta que no sólo destacaban porque les iba muy bien en las notas, sino porque también eran sociables y tenían pasta de líderes.

Estando aún en la universidad, el grupo Cruzat los enroló para que se integraran a su departamento de estudios. Nos tocaba hacer de todo y analizar todo tipo de empresas, sostiene Alfredo Moreno.

Pero el vínculo se estrechó más cuando los tres partieron a Chicago a hacer un Master of Business Administration (MBA), en septiembre de 1980. Moreno y Pérez viajaron con sus esposas y vivían en departamentos en el mismo edificio. Bilbao era su vecino.

Compartimos mucho en esos años -señala Moreno- , estudiábamos juntos en un grupo que también integraba Cristián Varela, hoy gerente general de Chilefilms.

Las intensas jornadas de trabajo en Estados Unidos dieron sus frutos. Pérez ganó dos premios: el Henry Ford II, una distinción máxima por logros académicos, y el que entrega el Wall Street Journal al mejor alumno de Finanzas.

A la vuelta, en 1982, el trío encontró un Chile muy distinto. Cuando se fue a Chicago el país vivía la fiebre del boom económico y ahora estaba devastado por una profunda crisis.

Moreno y Pérez se pusieron a hacer clases como profesores full time en la Facultad de Economía, para pagar la beca que les había permitido cursar el MBA, y se les sumó Bilbao. Muchos recuerdan, de esos años, a Bilbao como el showman de la Facultad, el animador de todos los eventos, famoso por sus parodias y chistes.

En paralelo, los tres decidieron formar una consultora Bilbao, Moreno y Pérez para asesorar a las atribuladas empresas que sufrían los estragos de la devaluación. El Citicorp de Sebastián Piñera y Odeplan, con Hernán Büchi a la cabeza, figuraron entre sus clientes.

Pero las ofertas de trabajo que empezaron a recibir los hicieron cerrar la firma asesora y emprender nuevos caminos. Mientras Pérez y Bilbao se fueron a trabajar al Citicorp, Moreno se fue a la Comisión Progresa - que se hizo cargo de las compañías quebradas en esos años- para administrar el área de comunicaciones (radios Minería y Galaxia y las revistas Ercilla, Vea, Deporte Total), del complicado grupo Cruzat.

Carreras en ascenso

En Citicorp, bajo el alero de Piñera, Pérez y Bilbao empezaron a fogearse en el área financiera y a formarse como hábiles ejecutivos. El primero se desempeñó como gerente de proyectos y el segundo se quedó a cargo de la gerencia comercial de fondos mutuos.

La fama de Bilbao pronto llegó al Bankers Trust, el megabanco norteamericano que pesaba fuerte a mediados de los 80 en el mercado local. La grúa funcionó y asumió en 1986 como gerente comercial de Consorcio Nacional de Seguros Vida, la empresa que 13 años después llegó a presidir y donde tiene un porcentaje de la propiedad.

Juan (Bilbao) ha sabido hacer bien la transición de ejecutivo a inversionista. Hoy no sólo es un brillante administrador, sino que ha capitalizado entrando como accionista de las empresas que él ha hecho crecer, sostiene un empresario que participa con él en algunos directorios.

Conocido por su especial sentido del humor y su pasión por la caza - es uno de los mejores tiradores de Chile- , que practica en Córdoba (Argentina) y en su campo de Talca, Bilbao no tardó en llevar al Bankers a su amigo y compadre Francisco Pérez.

Con Juan somos casi hermanos. Es padrino de mis hijos, nos casamos juntos, tenemos departamento en el mismo edificio en las Brisas de Santo Domingo, jugamos golf y estamos programando viajar a África en septiembre, detalla Pérez.

El debut de Pérez en el banco norteamericano fue como gerente de Administración y Finanzas de AFP Provida y rápidamente escaló hasta la vicepresidencia de la entidad bancaria.

En paralelo, la ascendente carrera de Bilbao llegaba a su peak aterrizando en el medio de Wall Street. En 1993 se trasladó a la matriz del Bankers en Nueva York para hacerse cargo de los negocios del banco en América Latina. En esos años Bilbao era conocido como el ejecutivo nacional mejor posicionado en Estados Unidos.

En Chile, Pérez dio un paso decisivo en su carrera al aceptar el ofrecimiento del grupo Luksic para hacerse cargo de la gerencia general de la CCU. Dejó atrás una década en el sector financiero y se atrevió a probar suerte en el sector real.

Conocí a Guillermo y Andrónico (Luksic) cuando estuve en el Citicorp. Cuando trabajaba en el Bankers me llamó Guillermo para ofrecerme entrar a la CCU y me pareció súper entretenido hacer el cambio, comenta Francisco Pérez.

La carrera de Moreno tomó un rumbo diferente. A mediados de los '80 y aprovechando la experiencia que le había dado su paso por la Comisión Progresa, se aventuró en el terreno empresarial. Formó Editorial Santiago, una compañía que idea promociones para que los medios de comunicación entreguen a sus lectores y que hoy tiene operaciones en toda América Latina.

En esa misma época compró Telemercados Europa, una firma de reparto de productos a domicilio, que factura al año US$ 42 millones y tiene una cartera de 16 mil clientes. A este emprendimiento se sumó la franquicia para Chile de la cadena de juegos infantiles Chuck E Cheese's que tiene un local en La Dehesa.

Pero su apuesta más importante fue su ingreso como accionista del Banco de Chile, entidad a la que se vinculó primero como director representando al Patronato Nacional de la Infancia. Luego empecé a comprar acciones del Banco de Chile, con la ganancia de las empresas en que estaba involucrado, explica.

Moreno llegó a tener el 1% de la propiedad de ese banco porcentaje que, cuando fue comprado por los Luksic, se valoró en US$12 millones.

A mediados de los 80, este empresario entabló relación con la familia Del Río durante su paso, en la Comisión Progresa, como presidente de Ladeco. Aunque los Del Río finalmente no compraron la aerolínea, quedaron impresionados por el buen manejo de Moreno y le ofrecieron integrarse como director de Sodimac. Fue el inicio de una relación que se mantiene hasta hoy.

Jugando en primera

Este trío de amigos y compañeros ha seguido dando que hablar. Pérez es considerado uno de los ejecutivos mejor pagados del mercado. Lleva ya 13 años con el grupo Luksic y logró escalar hasta la cima al asumir en 1998 la gerencia general de Quiñenco, el holding que maneja todas las empresas.

No han sido pocos los desafíos que ha enfrentado. Los problemas de Lucchetti en Perú, el conflicto con su socio paritario en el control de CCU, el grupo alemán Schörghuber, los malos resultados de Madeco y la reciente venta de Lucchetti a Córpora han sido algunos de ellos.

Ha sabido manejar bien los difíciles momentos que ha vivido el grupo Luksic, reestructurando activos y concentrándose en las áreas donde es más competitivo, puntualiza un analista.

También Pérez fue el encargado de comprar el Banco de Chile por los Luksic, en 2000, proceso en que el destino lo llevó a tener al otro lado de la mesa a sus amigos Juan Bilbao y Alfredo Moreno, ambos en representación del pacto controlador de la entidad financiera donde estaban los Penta y Cúneo-Solari.

Cercanos a las negociaciones, dicen que fueron muy duras y que el ganador fue Moreno. Éste consiguió que Pérez accediera a pagar por el banco un precio por acción muy superior al que registraban los títulos en bolsa.

Los tres tienen en común una muy buena formación profesional y son muy competitivos. Si están en un proceso de cerrar un negocio, no sueltan la presa. Deberíamos haber tenido un video para ver cómo negociaron la venta del Banco de Chile, dice un director que los conoce de cerca.

Aunque es difícil calcular el sueldo de un ejecutivo como Pérez, se sabe que sólo por los directorios de las sociedades abiertas en que participa (CCU, Viña San Pedro, Entel y Banco de Chile) recibió en 2002 - antes de impuestos- un total de $291 millones, de acuerdo a un estudio de MV-Amrop.

Su remuneración como gerente general de Quiñenco es un secreto muy bien guardado, pero en el mercado se especula que bordea los $20 millones brutos al mes, aunque para otros esa cifra corresponde a su sueldo líquido.

Mientras Pérez apostó por ganar un sitial como ejecutivo top, Bilbao optó por dar un paso más y volverse inversionista. Tras la fusión del Bankers con el Deutsche Bank, en 1999, el Consorcio Financiero fue comprado por los grupos Hurtado Vicuña y Fernández León.

Los nuevos dueños le ofrecieron, junto a Patricio Parodi, seguir encabezando la plana ejecutiva del Consorcio. En una jugada maestra, Bilbao aceptó, pero sólo con la condición de entrar como socio, participando de la propiedad de la empresa que ayudó a consolidar.

Así se concretó su ingreso como accionista de Consorcio a través de BP, la sociedad que formó con Parodi. Se quedaron con el 4,6% de la compañía, un holding que maneja siete empresas en las áreas de seguros, corretaje de bolsa y créditos hipotecarios, y que controla un fondo que supera los US$2.500 millones.

Al entrar Hurtado y Fernández a la propiedad, la empresa fue valorizada en US$320 millones y hoy el mercado le pone un precio de US$550 millones, fruto en gran parte a la gestión de Bilbao. La participación de Bilbao y Parodi equivaldría a unos US$25,3 millones.

El año pasado, también a través de BP, entró a la propiedad de Empresas Santa Carolina al comprar el 6,6% en US$37 millones. Esta sociedad tiene un valor en bolsa que llega a casi US$100 millones.

El patrimonio de Bilbao lo aumentan su sueldo como presidente de Consorcio - también es director de Santa Carolina y Pesquera Itata- y los numerosos bonos que recibió cuando estuvo por el Bankers en Nueva York, indica una fuente que ha seguido su trayectoria.

Y si de hábiles negociadores se habla, Alfredo Moreno peleó el año pasado el número uno. No sólo encabezó por los Del Río la fusión más grande que se ha dado en el sector retail al unirse Sodimac con Falabella, sino que también vendió el banco Conosur - también ligado a esa familia- al BCI.

En paralelo, está trabajando con Empresas Penta - Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano- en un nuevo banco donde entraría con el 10% de la propiedad.

Parte negocio y parte hobbie, Moreno tiene dos fundos en la VII Región, uno de 100 hectáreas alberga su criadero de caballos chilenos llamado Palmas de Peñaflor, donde tiene unos 100 ejemplares y es uno de los más importantes del país. El segundo, en sociedad con otros empresarios, tiene 600 hectáreas y se destina a la plantación de viñas, manzanos y perales.

No tengo tiempo ni conocimientos para el tema agrícola y sólo me dedico a los caballos, eso lo veo directamente, cuenta Moreno quien además practica el rodeo y ha conquistado premios importantes en ese deporte.

Reacio también a hablar de su patrimonio, en el mercado estiman que los activos que maneja este empresario se empinaría por sobre los US$40 millones.

Y aunque ya no es tan fácil que el trío dorado de la Católica se junte para celebrar San Juan, sus integrantes comentan que luchan para hacer un espacio en sus apretadas agendas y reunirse no sólo a hablar de sus andanzas juveniles. En sus mentes ronda la idea de hacer algún negocio juntos: No se ha dado la coyuntura, pero siempre hemos mantenido una gran amistad y ganas de hacer algo, confiesa Moreno.

ROSTROS

Nombre: Alfredo Moreno Charme (47 años), casado, cuatro hijos.

Profesión: Ingeniería civil industrial de la Universidad Católica. MBA de la Universidad de Chicago.

Cargos: vicepresidente de Empresas Dersa; director de Sodimac, Derco, Empresas Conosur, Penta S.A., de S.A.C.I. Falabella, CMR Falabella y Mall Plaza; presidente de Telemercados Europa y de Editorial Santiago.

Otros cargos actuales: director de la Federación de Criadores de Caballos Chilenos y de Icare.

Experiencia anterior: presidente de Ladeco, de radio Minería, Editorial Ercilla y Fondos Mutuos BanChile, director del Banco de Chile y de Provida. Profesor de la Escuela de Administración de la Universidad Católica.

Nombre: Juan Cruz Bilbao Hormaeche (45 años), casado.

Profesión: Ingeniero comercial con mención en Administración de Empresas de la Universidad Católica. MBA de la Universidad de Chicago.

Cargos: presidente del Consorcio Nacional de Seguros, Consorcio Financiero y Consorcio Seguros Generales; director de Empresas Santa Carolina y Pesquera Itata.

Experiencia anterior: profesor de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad Católica; gerente comercial de Fondos Mutuos Citicorp; gerente general de Consorcio Nacional de Seguros Vida y Compensa; presidente de Consorcio Nacional de Seguros Vida, AFP Provida, Compensa y BT y filiales; Country head del Bankers Trust para Chile; Head of Latin America Merchant Bank para Bankers Trust.

Nombre: José Francisco Pérez Mackenna (45 años), casado.

Profesión: Ingeniero comercial de la Universidad Católica. MBA de la Universidad de Chicago.

Cargos: gerente general de Quiñenco; director de CCU, Ecusa, viña San Pedro, Entel, Banco de Chile, entre otras.

Experiencias anteriores: Departamento de estudios de Forestal S.A.; consultor independiente; gerente de proyectos de Citicorp.; gerente de administración de Provida; director de Provida, de Cía. de Seguros de Vida del Consorcio, Citicorp, Endesa, VTR, Transelec, Icare, Pangue; vicepresidente de Bankers Trust; gerente general de CCU; profesor de la Escuela de Administración de la Universidad Católica.





Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Alfredo Moreno Charme.
Alfredo Moreno Charme.
Foto:El Mercurio


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales