ACTIVIDAD CULTURAL

Viernes 11 de Noviembre de 2005

Electrónica de cámara:
La música que compone y dirige un hombre-orquesta

Juan Pablo Cáceres llega desde Stanford para lanzar su álbum y recibir un premio en Japón como figura emergente de la "computer music".

IÑIGO DÍAZ

El disco contiene una obra que se llama "Orquesta", cuya música se extiende nada más que por 33 minutos. Pero Juan Pablo Cáceres tardó un año y medio en componerla. Aunque el verbo "componer", en casos como éste, no se ajusta en lo absoluto.

"Lo correcto sería 'tejer' la obra, porque se trata de un trabajo de artesanía electrónica más que de procesamientos del sonido", dice Cáceres, que se encuentra hoy en la Universidad de Stanford, en San Francisco, en el inicio de un doctorado en "computer music", punto hasta el cual han evolucionado las variantes de la música electrónica o concreta gestadas en Europa hace más de medio siglo.

Es ingeniero estructural y compositor docto, dos líneas paralelas que se han intersectado, por fin, en el infinito: en el gran centro de investigación de la música a través de softwares computacionales de Stanford, donde permanecerá becado hasta 2009.

Trama infinitesimal

Cáceres, quien desde sus tiempos en el grupo experimental Yonhosago ya demostraba tendencias a operar cintas pregrabadas, sube hoy al escenario del Tallersol (Compañía 2131, 19:00 horas) para mostrar su álbum "Orquesta". Luego viaja a Tokio para recibir el primer premio de un festival de computer music por su obra "Chamber of the late half hour". En estos niveles funcionan hoy ciertos músicos electroacústicos chilenos desperdigados por el mundo: Gabriel Brncic (Barcelona), Federico Schumacher (París), Rodrigo Cádiz (Evanston), José Miguel Fernández (Lyon) o Felipe Otondo (York).

Cáceres dirigirá en Santiago su propia orquesta imaginaria. La obra está configurada a través de múltiples y minúsculas muestras de no más de un segundo, obtenidas de grabaciones orquestales y puestas en un inmenso pentagrama en pantalla. "Esto es lo más parecido que pude hacer siguiendo los viejos métodos de la música concreta. Me considero un discípulo de Juan Amenábar y José Vicente Asuar", dice.

Las piezas de "Orquesta" así lo indican: "La cuerda" muestrea timbres absolutamente reales y sin tratamiento de los instrumentos de un cuarteto más contrabajo, mientras "Lo gaseoso" abre los sonidos aeólicos de flautas de todos los registros y "Lo metálico" retumba en un quinteto de bronces rearticulado en pegatinas sónicas.

Una nueva obra electroacústica de cirugía enorme para el catálogo chileno.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Como Juan Amenábar y José Vicente Asuar, Cáceres es ingeniero y compositor.
Como Juan Amenábar y José Vicente Asuar, Cáceres es ingeniero y compositor. "Orquesta" da cuenta de ambas vertientes de pensamiento.
Foto:Mario Muñoz
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales