VIDA SOCIAL

Domingo 22 de Marzo de 2009

Cuando Santiago comenzó a ser la gran capital


Corrían los primeros años de la década y, como si estuviéramos en la Gran Manzana, los santiaguinos comenzábamos a mirar a las alturas de Providencia admirando nuestro primer rascacielos made in Chile.

Para un país sísmico era muy raro ver edificios de más de seis o siete pisos; por eso las Torres de Tajamar -construidas por Bolton Larraín Prieto Lorca, junto a Bresciani Valdés Castillo Huidobro- marcaron todo un hito. Igual de impactante y rupturista fue la concreción del edificio de la Cepal, en 1966. "Su arquitectura era muy moderna para la época y distinta a todo lo visto. En el poniente de Santiago, la Unidad Vecinal Diego Portales también rompió el molde. A partir de ella surgió un tipo de construcción en bloques que fue muy popular", afirma el arquitecto Jorge Colvin.

Entonces Providencia, El Golf y Vitacura eran los barrios residenciales más cotizados. "Estaban surgiendo Jardín del Este y Lo Curro, aunque nadie imaginaba el desarrollo que alcanzaría La Dehesa o Lo Barnechea", cuenta Pedro Mir. "En esa época, El Arrayán era el único sector cordillerano donde había instalaciones. Incluso Farellones nos parecía lejano. Para llegar a esquiar tomábamos un camión que partía en Plaza Italia y los esquíes los amarrábamos con alambre", recuerda Jorge Colvin. Sin autopistas, metro ni tantos autos, el trolley y las micros de colores están en la memoria. "Había una micro verde, que le decíamos 'la Maruja', como se conocía a la señora del Presidente Frei", cuenta Eugenio Claro. Y Colvin agrega: "Yo usé la liebre, unas Mercedes Benz súper bajas, en las que quedábamos con el cuello todo doblado. También anduve en el trolley N° 7, que era un punto de encuentro de escolares".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En 1967, María Elena Montes Cisternas, hoy terapeuta familiar y hermana del diputado Carlos Montes, junto al ingeniero comercial Luis Justiniano, quien recuerda:
En 1967, María Elena Montes Cisternas, hoy terapeuta familiar y hermana del diputado Carlos Montes, junto al ingeniero comercial Luis Justiniano, quien recuerda: "Por esos años, ir a La Dehesa era como salir de Santiago, y subir a Farellones, una aventura. Íbamos en un camión abierto parando en el camino para recoger esquiadores. En la famosa curva 12, tenía que poner marcha atrás para doblar y quedábamos colgando del precipicio", cuenta entre risas.


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales