EDITORIAL

Miércoles 5 de Octubre de 2005

Lista de aspiraciones

Nadie se atreve con la izquierda. Menos la derecha.

Por Hermógenes Pérez de Arce

Como aficionado al fútbol, he sufrido toda la vida con las crónicas derrotas chilenas. Nuestros equipos juegan para el lado, corren poco y parecen resignados a perder. Por eso, siempre he envidiado a los uruguayos, cuyos futbolistas, si bien tampoco son muy buenos, van siempre para adelante, atacan y defienden como leones y, cuando no triunfan, caen de manera heroica.

Últimamente, también he envidiado a los militares del Uruguay. Cuando niño, yo admiraba como a ninguno a los nuestros. Sobre todo al leer las "Lecturas militares" de mi bisabuelo, que relataban gestas nacionales heroicas del siglo XIX. Pero ahora, viéndolos perseguidos por abogados y jueces de izquierda, resignados a que les desconozcan sus derechos legales y yendo a prisión sumisamente por haber salvado al país del extremismo armado, surge el contraste con los uruguayos. Porque allá también el gobierno militar salvó al país y dictó una amnistía. Cuando después abogados y jueces de izquierda quisieron desconocerla, el alto mando advirtió que abriría fuego contra quien pusiera una mano sobre sus hombres. Y se acabó el problema.

Mi envidia no termina ahí. Días atrás, el Presidente entregó una propiedad fiscal a la Fundación Allende (ya le había dado otra a los comunistas), expresando su deseo de contribuir así a hacer realidad "el legado de Allende". ¡Qué mal deseo!: ruina económica, odio generalizado e inminencia de guerra civil. Sin olvidar que Korry, embajador de los EE. UU., denunció los sobornos a Allende de parte de empresas mineras nacionalizadas, a cambio de alguna indemnización. Recuerdo que, cuando comenté lo anterior, un inglés residente me escribió que el gerente de una de esas empresas, en tiempos de la UP, le refirió haber ido a recibir personalmente de Allende, a La Moneda, un cheque por 17 millones de dólares de la indemnización prometida. Además, en estos días se publica en Londres el "Archivo Mitrokhin", donde un ex KGB afirma que Allende recibió, en forma personal, en octubre de 1971, 30 mil dólares, y 60 mil en diciembre, según memorándum del Politburó soviético del 7 de ese mes. Pero acá no se levanta siquiera un murmullo de desaprobación. Nadie se atreve con la izquierda. Menos la derecha. Al contrario, un historiador derechista sostiene que Allende era "un Presidente honesto". Bueno, según Simon Cameron, "político honesto es el que, cuando es sobornado, cumple con quien lo sobornó".

Por supuesto, tampoco ningún izquierdista "toma distancia" de la figura de Allende, como lo hace la derecha al informarse de los depósitos en el Rigg's, aunque no haya prueba de su origen indebido. Y cuando aparecen nuevas irregularidades en el MOP, ahora para financiar el sitio web de la campaña de Lagos, en 1999, ¿alguien "toma distancia" de éste? Al contrario, lo admiran más. Los procesados del MOP son convidados a las cenas de Palacio y reciben aplausos en el aniversario de "Chile 21".

En Estados Unidos, los demócratas (la izquierda de allá) ganaban casi todas las elecciones. Los republicanos estaban siempre a la defensiva o, peor, bailando al compás demócrata. Entonces uno de aquellos, David Horowitz, escribió "The Art of Political War", recomendando pasar a la ofensiva e indicando cómo. Le hicieron caso, dejaron de retroceder y empezaron a ganar elecciones. Hasta hoy. Por eso, mientras la opinión pública del resto del mundo (dominada por la izquierda) prefería lejos a Kerry, la elección norteamericana la ganaba Bush.

Entonces, completo mi lista de aspiraciones: tener futbolistasy militares como los uruguayos, y políticos de derecha como los norteamericanos.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Hermógenes Pérez de Arce
Hermógenes Pérez de Arce
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales