NACIONAL

Sábado 7 de Octubre de 2000

NO DEVOLVIERON LA INDEMNIZACION DE EMPRESAS DEL ESTADO
Tres de los Renunciados: Pagos Son Justos

Verónica Baraona, Patricio Artiagoitía y Alvaro Beca estimaron que recibieron lo que legalmente les correspondía. Jaime Jara envió su renuncia por fax desde Europa, donde está de vacaciones.
Seis altos ejecutivos de empresas y reparticiones del Estado presentaron ayer sus renuncias y decidieron no devolver los dineros recibidos por concepto de indemnización por años de servicio, al cumplirse ayer el plazo otorgado por el Presidente Lagos para tomar una decisión al respecto.

Se trata de Verónica Baraona, Patricio Artiagoitía, Alvaro Beca, Jaime Jara, Ricardo Badilla y Ximena Serqueira. Los tres primeros estimaron que el dinero recibido era justo y correspondía legalmente al pago por años de servicio. En tanto que Jara envió un fax con su renuncia desde Europa, donde se encuentra de vacaciones.

La primera en dar a conocer ayer su renuncia al cargo de Superintendenta de Electricidad, Gas y Combustibles fue Verónica Baraona (DC), pese a que el Presidente Ricardo Lagos le entregó el día anterior su respaldo al ser cuestionada por haber recibido una millonaria indemnización tras desempeñarse en la Empresa Nacional de Minería.

La ex ejecutiva sostuvo que no devolverá el dinero que recibió porque considera que es un pago justo.

En su reemplazo asumirá como subrogante, hasta que se nombre al titular, el ingeniero Rodrigo Tabja Reyes, jefe de ingeniería eléctrica de la Superintendencia, situación que ayer lamentó la Asociación Nacional de Funcionarios de la SEC, a través de una declaración que indica que "con sus actuaciones (Tabja) ha atentado gravemente contra el clima laboral".

Reiteró que su comisión de servicio en el gabinete de la ex Primera Dama, Marta Larraechea de Frei, cuando aún se desempeñaba en la Enami, fue solicitada oficialmente y aprobada por la unanimidad del directorio de la empresa y también por la Contraloría.

Verónica Baraona expresó que el dinero recibido como indemnización correspondía a un mes por años de servicios, aclarando que "cuando el señor vicepresidente ejecutivo de Enami habló de $ 1.700.000, se estaba refiriendo obviamente al sueldo base imponible, pero no nos olvidemos que los sueldos llevan implícitos una serie de otros beneficios, entre otros, asignación de título".

En su carta a Lagos, que leyó in extenso, le planteó que al ser nombrada en la Superintendencia le obligó a dejar su cargo de secretaria general de la Enami que ocupó desde el 12 de marzo de 1990, y que "a raíz de ello percibí una indemnización legal y lícita correspondiente a 31 millones 272 mil 317 pesos".

Indicó que ese beneficio es fruto de negociaciones colectivas vigentes desde 1988 y se otorga a todos los trabajadores de la empresa, sin distinción de su cargo.

"Es preciso señalar a V.E. que no tuve ninguna participación ni intervención, sea directa o indirectamente en la fijación de dicho monto de indemnización, como tampoco en el establecimiento de los beneficios que la misma involucraba.

"Por consiguiente, señor Presidente, no he sacado provecho personal que hubiera podido derivar en un aumento injustificado de lo que legalmente me corrrespondía recibir", agrega la nota.

Señala a Lagos que comprende que se haya visto obligado a tomar drásticas medidas para esclarecer estas materias, entre ellas la solicitud de devolver lo percibido o renunciar al cargo que se desempeña actualmente.

"Respondiendo a la petición de V.E. con todo respeto me permito manifestarle que no procederé a devolver lo que en estricto derecho es un beneficio que existe en nuestra legislación para proteger al trabajador en el caso del término de su relación laboral, objetivo social incuestionable, y legítimo y de larga data aceptado en nuestro ordenamiento jurídico".

La ex ejecutiva dijo al Presidente que la indemnización que recibió junto con tener ese carácter "es además, moralmente inobjetable".

Enseguida, precisó que tras un largo análisis de la situación llegó a concluir que "aceptar su reembolso significaría reconocer que he adquirido ilegalmente dineros que no me correspondían y que a cambio de ese reembolso mantengo un cargo en la administración pública".

Gobierno Actuó Mal en
Tema de Indemnizaciones

Una dura crítica a la actuación del Gobierno en el desarrollo del tema de las indemnizaciones realizó el renunciado vicepresidente de Administración y Finanzas de Codelco, Patricio Artiagoitía.

Tras renunciar, acusó directamente a la autoridad señalando que ésta actuó mal en esta materia porque obligó a devolver dineros que fueron bien recibidos, y no hizo ninguna distinción entre los diversos casos que se dieron en las empresas públicas.

A su juicio, las acusaciones debieron haberse centrado en la Enap, y más específicamente en el directorio que estaba cuando en esa compañía se aprobaron las millonarias indemnizaciones y porque la mesa no actuó correctamente fiscalizando esta materia.

Patricio Artiagoitía sostuvo en todo caso que su retiro de Codelco no tiene ninguna relación con la gestión realizada anteriormente en la vicepresidencia ejecutiva de Enami, ni tampoco con las críticas que recibió por el plan de egresos que puso en marcha en 1998.

Este contempló indemnizaciones superiores en 50% a las que contractualmente debían recibir 269 trabajadores y ejecutivos que estuvieron dispuestos a retirarse voluntariamente de la empresa.

Artiagoitía afirmó que pagaron US$6 millones adicionales, no sólo para que ese plan tuviera éxito, sino además porque no estaban dispuestos a despedir a esa cantidad de personas, tomando en cuenta que los ahorros de costos les permitía recuperar el dinero en dos años.

Para tomar esa decisión analizaron junto a los directores tanto el impacto productivo que ocasionaría un despido masivo como el efecto social, a pesar de que todas las personas tenían asegurada una indemnización contractual, que sumaba US$11 millones.

Al analizar la situación de Verónica Baraona, quien durante seis años estuvo en una comisión de servicio junto a la ex primera dama Marta Larraechea, pero recibiendo sueldos de Enami, Patricio Artiagoitia afirmó categóricamente que ese traspaso fue autorizado expresamente por un informe que emitió la Contraloría General de la República.

Artiagoitía, quien en los últimos días ha señalado que no hubo faltas a la ética en los desahucios convenidos en Enami, recibió una indemnización de 32 millones 631 mil 806 pesos, correspondiente a un sueldo de 35 días por año, sin tope, después de haberse desempeñado durante 3 años como vicepresidente ejecutivo de la empresa.

"Mi evaluación es que la gente está obligada a devolver dinero sólo cuando éste ha sido mal habido. En mi caso, la indemnización que recibí es la misma que recibe cualquier trabajador de Enami y se viene pagando igual desde hace más de una década", dijo en una declaración pública.

Se supo que el presidente de Codelco, Juan Villarzú, le solicitó permanecer en su puesto hasta fines de octubre para que pueda concluir con la constitución de un mercado electrónico en Internet, denominado Quadrem, cuyos socios son las 15 empresas mineras más grandes del mundo.

"La Devolución Implicaría
Reconocer Acto Impropio"

No obstante figuró en la lista de los renunciados, Alvaro Beca Infante, gerente general de la Empresa de Abastecimiento de Zonas Aisladas, quien dijo que como su caso es "un tanto diferente" no ha devuelto indemnizaciones recibidas ni ha presentado su renuncia.

A juicio de Beca la devolución implicaría reconocer un acto impropio, de deshonestidad, poco ético o de defraudación.

Beca recibió 10 millones 755 mil pesos como director de administración y finanzas de Integra. Fue despedido por "necesidad de la empresa". En mayo pasado asumió el cargo de gerente general de Emaza, el cual puso a disposición de las autoridades pertinentes. Mientras hace uso de permiso sin goce de sueldo y quedó a la espera de una revisión de su situación, para conocer ahora la opinión formal del gobierno, "de petición de renuncia o de confirmación de mi cargo".

Beca hizo saber que no milita en partido alguno.

Renuncia desde
Europa

Quien también hizo llegar su renuncia al Jefe de Estado fue el fiscal de la Polla Chilena de Beneficencia, Jaime Jara, quien recibió 66 millones 46 mil 102 pesos luego de desempeñarse por seis años en igual cargo en la Empresa Nacional de Petróleos, Enap.

Jara Miranda, quien se encuentra de vacaciones en Europa, envió su renuncia por fax.

Tanto Ricardo Badilla - director de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas- como Ximena Serqueira hasta el cierre de la presente edición no se habían pronunciado públicamente.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El ex vicepresidente de la Empresa Nacional de Minería (Enami), Patricio Artiagoitía, recalcó, en una declaración, que
El ex vicepresidente de la Empresa Nacional de Minería (Enami), Patricio Artiagoitía, recalcó, en una declaración, que "mi evaluación es que la gente está obligada a devolver dinero sólo cuando éste ha sido mal habido".
Foto:El Mercurio


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales