REVISTA DEL CAMPO

Lunes 10 de Abril de 2000

Criadero Santa Isabel:
Conjunción perfecta

Juan Carlos Loaiza y Eduardo Tamayo en Escorpión y Talento conquistaron el título nacional en Rancagua, empatando el puntaje (40) obtenido por René Guzmán y José Manuel Rey.
En lo que pareciera ser una perfecta conjunción de todos los elementos - léase jinetes, caballos y novillos apropiados- el criadero Santa Isabel volvió a celebrar un triunfo por todo lo alto en la medialuna monumental de Rancagua.

Sus representantes, Juan Carlos Loaiza y Eduardo Tamayo (asociación Valdivia) en Escorpión y Talento volvieron a repetir lo hecho en 1994 ( esa ocasión en Esbelta y Escandalosa) y esta vez coronándose Campeones Nacionales de Rodeo con 40 puntos, empatando la cifra alcanzada por René Guzmán y José Manuel Rey el año 1995 en Canteado y Pretal.

Sin embargo, esta actuación de los santaisabelinos fue mucho más contundente aún, puesto que también lograron el segundo lugar a través de Ricardo de la Fuente y Luis Eduardo Cortés, con 33 unidades en Escándalo y Agravio. Además, metieron otra collera en el cuarto animal, la de Juan Carlos Loaiza y Luis Eduardo Cortés en Batuco y Banquero (27 puntos).

Y si se palpitaba en el ambiente que el 2000 sería el año de este criadero de propiedad de Agustín Edwards, incluso periodistas de tanta experiencia como Marcos Campos de Radio Orocoipo de Rancagua, lo habían anunciado con bastante antelación, no resultó entonces sorpresivo lo acontecido en la serie Campeones con los dos primeros lugares, pero sí fue inesperado que el tercer puesto lo conquistaran los melipillanos Francisco Infante y Juan Carlos Grez en Arrebol y Pilchero, con 31 puntos, dejando en el camino a colleras muy connotadas.

Una medialuna llena, con público expectante, que primero se deleitó con la exhibición hecha por el Campeón Nacional del Movimiento a la Rienda, José Gamboa en Río Seco; y luego aplaudió a los integrantes del Cuadro de Honor corralero del siglo XX (ver crónica en estas mismas páginas), se dispuso a disfrutar en la tarde del domingo 2 de abril de una serie Campeones que prometía mucho.

Ya en el primer animal los jinetes del Santa Isabel dejaron en claro que iban por el título, puesto que Loaiza-Tamayo en Escorpión y Talento y De la Fuente-Cortés en Escándalo y Agravio, marcaron 12 puntos. Sólo Guillermo Trivelli y Leonel Quintana (Santiago), con 11 unidades en Novicia y Candelilla, les siguieron los pasos al comienzo.

Al segundo toro pasaron 26 colleras de las 37 que iniciaron la serie. En este segundo huacho, el público, siempre abanderizado con los más débiles, escogió como sus paladines a los hermanos Ricardo y Pedro González y ante un veredicto del jurado, que no dio puntaje a una de las atajadas en Generosa y Pirilacha - decisión que estuvo correcta según los entendidos- , encontró el motivo preciso para generar la protesta más ruidosa de la que se tenga historia en la medialuna actual, incluyendo el lanzamiento de papeles, tarros, botellas, basura, sombreros y hasta un bototo a la cancha. Aquello duró alrededor de 10 a 15 minutos, sin que se pudiera correr. Finalmente, fue el propio Pedro González quien pidió al público que no siguiera con esa actitud.

Se calmaron las pasiones y el segundo animal dejó como puntero hasta esa instancia a los talquinos Juan Espinoza y Oscar Bustamante en Tango y Encontrón, del criadero Las Palmas de Peñaflor, con 20 puntos.

Al tercero sólo entraron 14 colleras y fue la clave del triunfo de Loaiza y Cortés. Sumando los dos animales anteriores (12+3), contaban con 15 puntos en Escorpión y Talento. Como que se
habían quedado un poco. Pero la calidad de ambos jinetes y de los potros que montaban se apreció inmediatamente, ya que hiceron una carrera completa. Vale decir, 13 unidades, totalizando así 28 puntos y pasando a encabezar las posiciones. A sus espaldas se colocaron De la Fuente y Cortés en Escándalo y Agravio, con 25 (12+5+8). En esa instancia ya nadie se acordaba de los campeones vigentes, Mario Valencia y Cristián Ramírez en Huachaco y Bochinchero, quienes sólo habían sumado un punto en el primer animal, abandonando tempranamente el escenario.

Seis colleras (tres del Santa Isabel entre ellas) superaron las tres barreras iniciales y se aprestaron a correr el cuarto toro. Los primeros en salir fueron Gonzalo Vial-Juan Pablo Cardemil (OHiggins) en Emeterio y Contento. Tenían 23, pero tres puntos malos en la carrera significó que retrocedieran a 20, quedando sin opción de premiar.

Luego lo hicieron Loaiza y Cortés en Batuco y Baquero, llegando a 27. A continuación salieron del apiñadero Infante y Grez, quienes cosecharon 7 puntos más (tenían 24) en Arrebol y Pilchero, acumulando 31 puntos, los que a la postre les abrirían la puerta para el tercer lugar.

La medialuna se llenó de tensión y suspenso cuando salieron Loaiza y Tamayo persiguiendo al novillo en Escorpión y Talento. Y casi volvieron a repetir lo hecho en el tercer animal, pues marcaron 12 unidades. Habían llegado a la mítica marca de los 40 puntos. Eran los nuevos Campeones de Chile, puesto que ni su camaradas de criadero, Ricardo de la Fuente y Luis Eduardo Cortés en Escándalo y Agravio (sumaron 8 más a sus 25, consiguiendo 33 puntos y el vicecampeonato), ni Juan Espinoza y Oscar Bustamante en Tango y Encontrón (reunieron finalmente 29 puntos, quedándose con la cuarta ubicación), pudieron alcanzarlos.

De esa manera, Juan Carlos Loaiza sumó su cuarto título nacional (1987-1988-1994-2000) y Eduardo Tamayo el tercero (1977-1994-2000). Y a su vez, el criadero Santa Isabel completó dos (1994-2000), sin considerar los vicecampeonatos y terceros lugares obtenidos desde que está luciendo sus mantas en el rodeo (Textos de Arnaldo Guerra y Miguel Angel Moya. Fotos de Mario Muñoz, enviados especiales a Rancagua).

t


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales