ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 13 de Enero de 2008

El nuevo consejero (35) ha tenido una buena acogida en el instituto emisor:
La vorágine que vivió Sebastián Claro tras su arribo al Central

Tuvo que enfrentar un alza de tasa en su primera semana, decidir una segunda que se decretó el jueves y abocarse de lleno al Ipom.

Magdalena Echeverría y Alejandro Sáez

A toda máquina ha sido el debut de Sebastián Claro Edwards en el Banco Central. El novel consejero, con sólo 35 años, enfrentó su primera semana con un alza de la tasa de interés -que aprobó, según consta en las actas del instituto emisor-, debió sentarse a estudiar la decisión que tomaron el jueves y trabajar de lleno en el Informe de Política Monetaria (Ipom) que presentarán la próxima semana en el Senado.

La vorágine es diferente al trabajo en la Universidad Católica, donde ejerció como profesor hasta su nombramiento por parte de la Presidenta Michelle Bachelet. Pero él es muy aplicado, según cuentan sus cercanos: "Sebastián Claro fue un alumno excepcional. Él trajo a UCLA un intelecto único y la determinación de sobresalir. No me sorprende que le esté yendo bien", comentó Ed Leamer, profesor de aquella casa de estudios, quien tuvo a Claro como investigador asistente.

Esos mismos pergaminos los está mostrando ahora en el Banco, con un perfil bajo, que es el que le gusta cultivar. Ese tipo de personalidad es "ideal para un banquero central", comenta un economista que conoce el funcionamiento de la entidad. Empleados del organismo también mencionan su trato, lejos de una pose de "divo", pese a llegar joven a una posición ambicionada por muchos entre los círculos de economistas.

La mayor parte de la gente que conoce al nuevo consejero reconoce en él una inteligencia mayor a la media, envuelta en un carácter amigable y sencillo. En el Colegio Sagrados Corazones de Manquehue sobresalía en relación a sus compañeros, a pesar de ser al menos un año menor que el resto, ganándose todos los premios.

En el Central ha respetado algunos de los ritos de la institución. Por ejemplo, su secretaria fue nombrada mediante un concurso interno entre las profesionales de más alto nivel en la entidad. La elegida fue finalmente Pilar Bermúdez, ex asistente de Rodrigo Valdés.

Tanto ha sido el trabajo de Claro en compenetrarse de la labor cotidiana del banco, que por el momento no ha tenido tiempo de designar a sus asesores. Es usual que los consejeros conformen un staff de economistas que los apoyen en su labor de analizar la coyuntura económica.

Claro, al salir del colegio, al final de la década del 90, optó por ingeniería comercial en la Universidad Católica, complementando los estudios con un magister en Economía. Posteriormente trabajó en el Departamento de Estudios de Enersis, comenzando al mismo tiempo su carrera como académico en el Instituto de Economía de la PUC. Dos años después, en 1997, partió a doctorarse en UCLA.

Una vez en EE.UU., compartió con varios destacados profesores; entre ellos, Sebastián Edwards y Arnold Harberger.

"Mientras estudiaba acá lo veía seguido y vino varias veces a mi casa. Era un tipo aplicado y serio que hizo una buena tesis sobre China. Fue un trabajo bastante mejor que el promedio", comenta Edwards.

"Tengo sólo muy buenos recuerdos de los años de estudiante de Sebastián Claro en UCLA. Fue un alumno excelente, uno muy bueno dentro de los mejores de su clase", dice Harberger, profesor de UCLA y Chicago. A lo que agrega que el chileno era muy participativo en la clase y en la vida social que rodeaba la universidad.

Al volver a Chile en 2002 a trabajar como profesor de tiempo completo en la PUC se mantuvo igualmente activo; de hecho, tiene al menos ocho investigaciones en proceso.

"Es un tipo súper activo en investigación; además participaba en seminarios y dirigiendo tesis doctorales", dice José Miguel Sánchez, director de Investigación y Posgrado del Instituto de Economía.

Sebastián Claro Edwards.

Consejero Banco Central.

Académico PUC.

Ph D. UCLA.

Casado, 5 niños.

Deportes: fútbol y tenis.

alumno excelente, uno muy bueno dentro de los mejores de su clase", comenta el famoso economista Arnold C. Harberger.

Fue un


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Sebastián Claro se doctoró en la UCLA
Sebastián Claro se doctoró en la UCLA
Foto:Juan Francisco Somalo


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales