EDITORIAL

Martes 21 de Agosto de 2007

Acuerdo comercial con India

La gran pregunta que gobiernos y empresas en todo el mundo se hacen hoy es cuál es su "estrategia China" y cuál es su "estrategia India".
Jorge Heine, Embajador de Chile en India

La entrada en vigencia del Acuerdo de Alcance Parcial (AAP) con India cierra una etapa y abre otra en la relación bilateral con el gigante asiático. De ser el vigésimo mercado exportador de Chile en 2003, India pasó a ser el décimo en 2007, superando a Alemania. Después de haberse triplicado en 2006, las proyecciones indican que las exportaciones chilenas a India bordearán los dos mil millones de dólares este año. Con ello el valor del comercio de India con Chile será superior al de India con Pakistán y al con Bangladesh, países vecinos, de enorme población, que fueron alguna vez parte de India, en marcado contraste con Chile, el país más lejano de India en todo el planeta. Pocos hechos reflejan mejor el proceso de globalización que éste.

En América Latina, Chile es lejos el mayor exportador a India, superando a Brasil, Argentina y México. Un 38% de las exportaciones de la región a India en 2006 provinieron de Chile (mil 727 millones de dólares). El principal impulsor de esto ha sido el cobre, pero no el único. Este año se espera que las exportaciones de fruta fresca lleguen a los ocho millones de dólares (de menos de un millón en 2003), la tercera parte del total de las importaciones de fruta fresca de India. Ello deja a Chile entre los tres principales abastecedores de India, junto a China y EE.UU. Esta cifra podría multiplicarse por diez en los próximos cinco años, dado el explosivo crecimiento del comercio organizado (léase supermercados).

En materia de TI (Tecnologías de la Información), en que India se encuentra a la vanguardia, Chile ha pasado a ser su socio preferido en esta región. Tata Consulting Services (TCS), la mayor empresa del sector (seguida por Infosys y Wipro, en un rubro que está creciendo al 30% anual), tiene un total de dos mil empleados en Chile, cifra que espera doblar en los próximos dos años. El auge del Business Process Outsourcing (BPO) y del Knowledge Process Outsourcing (KPO) a través del near-shoring, por el cual empresas indias se posicionan en las Américas para brindar tercerización de servicios en tiempo real al mercado estadounidense, constituye una gran oportunidad para la innovación tecnológica que tanto necesita la economía chilena. El reciente establecimiento de Evalueserve en Curauma, Quinta Región, y la posibilidad cierta de que otras, como i-flex solutions (en software) y HCL, lo hagan en el futuro inmediato indican el grado al cual Chile está apareciendo en los radares de las empresas indias.

Habiendo dicho eso, poca duda cabe que, pese a todos los avances, aún estamos lejos de tener una estrategia-país para enfrentar la irrupción de India en la economía mundial, hoy por hoy la duodécima en términos nominales y la cuarta medida en términos de poder adquisitivo. La gran pregunta que gobiernos y empresas en todo el mundo se hacen hoy es cuál es su "estrategia China" y cuál es su "estrategia India". Mal o bien, con China ya hay una, y ésta ha pasado a ser nuestro principal mercado de exportación en 2007, superando a los EE.UU. Pese a los esfuerzos realizados con India, la noción de producir para las necesidades específicas de ese mercado sigue siendo algo ajeno, lo que significa perder ingentes oportunidades.

A diferencia de mercados ya maduros, como el norteamericano y el europeo, el mercado indio (y los de Asia del Sur y Asia Central en general) es uno emergente, en plena expansión, llano a recibir muchos de nuestros productos. El AAP recién promulgado es una señal potente, pero no más que eso. Lo importante ahora es aprovecharla, "apostando a la India". El grado al cual nuestros competidores lo están haciendo, para obtener lo que se denomina la "first-mover advantage" (esto es, la ventaja del que se posiciona primero en un mercado) puede colegirse del hecho de que Australia (que no ha firmado un acuerdo comercial con India) tiene una dotación de 22 diplomáticos en su misión en Nueva Delhi y un presupuesto de varios millones de dólares para promover sus exportaciones agropecuarias y vinícolas en algunos de los estados de la India.

Este solo dato nos indica lo largo del camino a recorrer para comenzar a competir de veras en lo que debería ser la próxima frontera del desarrollo exportador chileno, especialmente si nos tomamos en serio lo de convertir a Chile en potencia alimentaria.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales