NACIONAL

Domingo 21 de Diciembre de 2008

El vocero de la gigante estadounidense, Kevin Gardner, adelanta los planes de la compañía en el país:
Chile tiene una importancia estratégica para Wal-Mart, y nuestro objetivo es lograr el éxito

Expertos creen que la cadena de supermercados más grande del mundo podría tener una buena experiencia en el país, a diferencia de otras, como JC Penney y Carrefour, que se fueron.
El presidente del grupo Cencosud, Horst Paulmann, dijo que "la competencia hace bien, ya que nos obliga a estar más enfocados para ser más eficientes".

JOSÉ TRONCOSO OSTORNOL

No se descorchó ni una botella de champaña. Tampoco se realizó una comida de celebración. Austeridad absoluta hubo el viernes en la noche en los cuarteles centrales de Wal-Mart, en Bentonville, pueblo estadounidense de Arkansas, luego que los controladores de D&S, los hermanos Nicolás y Felipe Ibáñez Scott, cerraran un acuerdo para que la empresa más grande del mundo tome el 60% de la compañía que maneja las cadenas Lider, Ekono y Súper Bodega Acuenta.

Este martes, Wal-Mart lanzará una Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) por hasta US$ 2.600 millones. Los Ibáñez comprometieron vender el 23,4% de D&S, reteniendo en ese caso un 40% de la empresa. La OPA se declarará exitosa siempre y cuando la firma controlada por la familia Walton obtenga el 50,01% de las acciones.

"Con la austeridad acostumbrada, no hubo celebración. No hubo ni restaurante ni champaña", cuenta Nicolás Ibáñez desde EE.UU.

En la firma estaba el vicepresidente de Wal-Mart, Michael T. Duke.

"Nos tomamos una Coca Cola con hielo, y luego cada uno a su puesto de trabajo; tanto Wal-Mart como D&S siempre han sido compañías austeras; el énfasis siempre ha estado puesto en nuestros clientes, colaboradores y proveedores", dice Ibáñez, quien regresa hoy a Chile.

En efecto, la palabra austeridad se repite en los decálogos de Wal-Mart y D&S. La familia Ibáñez ha desarrollado la compañía siguiendo las estrategias de la estadounidense: comprar al menor costo posible y tener la menor cantidad de gastos, traspasando los ahorros a los consumidores en la forma de precios de liquidación todos los días del año. Cualquier empleado puede bajarlos si los ve más bajos en otro lugar.

Suma y sigue. El fundador de Wal-Mart, Sam Walton, pese a los millones que acumuló, manejó hasta su muerte, en 1992, su vieja camioneta y voló en clase económica. "Cada vez que gastamos un dólar tontamente, éste proviene del bolsillo de nuestros clientes", decía.

A Nicolás Ibáñez, por su parte, se le ha visto llegar a reuniones empresariales en un modesto Toyota.

Los planes del gigante

Con todo, Wal-Mart -que en 2007 facturó US$ 375 mil millones- confía en tener éxito.

Lo explica el vocero de la compañía, Kevin Gardner: "Con el liderazgo, los derechos asociados, una fuerte base de proveedores y el producto correcto al precio justo, usted puede tener éxito en cualquier lugar. Afortunadamente, tenemos todo eso en D&S y Wal-Mart. Además, Wal-Mart opera con éxito en 15 países de todo el mundo".

El ejecutivo agrega que la OPA es "la confirmación" de Wal-Mart de la confianza en el mercado chileno y en el equipo de D&S.

"El mercado minorista chileno tiene una importancia estratégica para Wal-Mart, y nuestro objetivo es lograr el éxito a largo plazo y un crecimiento en las Américas", manifestó.

Éxito que, según varios expertos consultados, no será difícil de alcanzar. Y es que, a diferencia de la negativa experiencia que vivieron empresas como la estadounidense JC Penney y la francesa Carrefour, que terminaron por irse del país, Wal-Mart está tomando el control de una compañía que es número uno en el negocio en que participa; en este caso, el supermercadismo.

Y la competencia no tiene temor de enfrentar a este gigante mundial. "Como compañía, siempre pensamos que la competencia hace bien, ya que nos obliga a estar más enfocados para ser más eficientes y para lograr la preferencia de los clientes", dijo el presidente de Cencosud, Horst Paulmann.

El controlador de la compañía -que maneja las marcas Jumbo y Santa Isabel- dijo que "me parece positivo para el mercado chileno la llegada de una empresa como Wal-Mart, ya que es una señal de confianza hacia el país".

En Argentina y Brasil, estos conglomerados son competidores. "Conocemos a Wal-Mart porque está presente en mercados en los que nosotros también participamos (...) donde competimos con ellos lealmente hace años y con gran éxito", sostuvo.

Mientras, el presidente de los supermercadistas, Fernando Alvear, estima que "las empresas chilenas están en condiciones de competir con Wal-Mart" y que "no hay nada que temer; todo lo contrario, el gran ganador va a ser el consumidor".

"Con la austeridad acostumbrada, no hubo celebración. Nos tomamos una Coca Cola con hielo y luego cada uno a su puesto de trabajo; tanto Wal-Mart como D&S siempre han sido compañías austeras".

NICOLÁS IBÁÑEZ
SOCIO CONTROLADOR DE D&S


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Si todo fructifica, esta marca se instalará en el país.
Si todo fructifica, esta marca se instalará en el país.
Foto:AP
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales